Domingo 03, Julio 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Política institucional de eficiencia ha sido boicoteada”

Rolando Vega, exmagistrado de la República:

El exmagistrado asegura que algunos de los actuales magistrados y oficinas administrativas boicotean el proyecto para mejorar la eficiencia

Rolando Vega, exmagistrado de la República, asegura que la propuesta para mejorar la eficiencia en los servicios que presta el Poder Judicial estaría siendo boicoteada por algunos de los actuales magistrados de la Corte y oficinas administrativas. 

Lo anterior no permite el desarrollo de un sistema de gestión de la calidad que evalúe resultados.

Este es un extracto de la entrevista que brindó Vega a DIARIO EXTRA. 

¿Qué lectura hace de las declaraciones del presidente Chaves sobre el Poder Judicial?

-Me parece que tiene razón en varios aspectos derivados de la ineficiencia institucional y repercusiones que ha tenido en los últimos años en el gran incremento presupuestario. El Poder Judicial no puede seguir buscando resultados para mejorar la justicia basándose en la creación de plazas y en el incremento presupuestario. La Corte no ha terminado de entender que no se trata de un problema solamente de leyes procesales desfasadas. Se trata principalmente de problemas muy graves de organización y funcionamiento de los despachos judiciales que incide muy negativamente en el tema de la eficiencia en el funcionamiento de las diferentes oficinas judiciales. Muchos esfuerzos realizados en la creación de un sistema de gestión de la calidad han tenido más obstáculos de la cuenta por parte de algunos sectores de la Corte y de la institución en general que se rehúsan a cualquier tipo de control sobre la gestión. El Poder Judicial está colapsado hace años y sin ninguna capacidad de respuesta real. Simplemente se apuesta a más plazas y a más presupuesto, y el país no está en capacidad de satisfacer eso. 

¿Se refiere al programa denominado Sinca-Justicia?

-El Sinca-Justicia implica la creación de un Sistema Nacional de Calidad y Acreditación de la Justicia. Esto quedó en la agenda de la Corte desde hace 7 años y no ha sido conocido ni aprobado para ser enviado a la Asamblea Legislativa y convertirlo en ley de la República. Me dicen que está igual que hace 7 años en el lugar 130 o 140 del orden del día (de la Corte). Así ha estado desde que yo salí del Poder Judicial. La propuesta busca ante todo el poder medir la eficiencia y los resultados en el funcionamiento de los Tribunales y demás órganos judiciales. Aún sigue empantanado en la Corte por algunos intereses mezquinos que siguen existiendo a lo interno. El sistema fue aprobado internacionalmente por la Cumbre Judicial Iberoamericana y seguido incluso por otros países. Va de la mano con el tema de evaluación de jueces y del resto de funcionarios judiciales. 

Pero hay necesidades en el Poder Judicial…

-Es cierto que surgen necesidades, sobre todo cuando se aprueban leyes nuevas que generan esas necesidades. Pero al margen de eso, puede haber exceso presupuestario en función de los resultados que la ciudadanía recibe de los despachos judiciales. La única forma de saber si hay una buena ecuación entre eficiencia y efectividad es a través de un sistema integral de calidad, que precisamente la Corte ha detenido en estos siete años y no ha mandado a la Asamblea Legislativa. 

¿Le han serruchado el piso al Sinca-Justicia?

-Indudablemente así es. Han existido fuerzas oscuras a nivel interno para evitar que se avance en el tema. Este puede ser un momento propicio para poner los puntos sobre las íes y rescatar una propuesta que busca mejorar la eficiencia, la eficacia y la efectividad de la justicia. Esperemos que la Corte cese en su actitud de obstrucción para frenar la creación de un sistema de gestión de la calidad con la fuerza legal que se necesita. Pareciera que por estar creado el sistema en un decreto ejecutivo, no le han dado la importancia debida. 

¿Cuánto impactaría el proyecto en el tema de mora judicial?

-El principal objetivo es combatir la mora y el retardo judicial a través de los criterios de calidad establecidos en las propias normas. Pero no se puede lograr lo anterior si continúa habiendo resistencia al mejoramiento en los temas de organización y funcionamiento de todas las oficinas judiciales. Todo esto debería tener un gran impacto en la tramitación de los procesos judiciales y en los tiempos de respuesta del sistema. Si se implementaran sistemas de gestión de calidad, habrá controles estrictos. Pero lamentablemente esto no se da como debiera porque la Corte no permite la medición de resultados basado en criterios de eficiencia y eficacia, y sigue pensando en más presupuesto y más plazas. 

¿Considera que los mandos medios pueden haber frenado el avance de esta propuesta?

-Son temas de política pública que debieran tener claridad en el órgano de gobierno judicial que es la Corte. Esta es la cabeza de la institución y debe fijar políticas institucionales. Pero imagínese que ni siquiera en plan estratégico institucional aparece el tema de la gestión de la calidad y la eficiencia como uno de los ejes prioritarios. Si no existe siquiera claridad en esto, no se le puede engañar a la población diciéndole que tenemos la mejor justicia de América Latina y una de las mejores del mundo. 

El presidente hacía alusión a que la Corte podría prestarse a intereses “canallas”. ¿Qué opina del tema?

-El tema de las influencias políticas en la Corte no es un secreto para nadie. Habría que ver casos particulares y si se está afectando el principio de independencia judicial que debe ser sagrado. No puedo hacer valoraciones sobre temas de los que no tengo conocimiento directo. Pero sí le puedo decir que, desde hace rato, se debe “purificar” el sistema de designación de magistrados y se deben procurar mayores garantías de independencia judicial. Sin una justicia independiente la democracia corre un serio peligro.

¿Y la corrupción?

-Siendo magistrado, corroboré que hay muchos funcionarios con percepciones altas sobre el tema de corrupción y de problemas que debían ser solucionados. Mi impresión desde afuera es que sí hay focos de corrupción en el Poder Judicial. Yo citaría a manera de ejemplo el grave incumplimiento de deberes básicos que muchos funcionarios. Formas de corrupción puede haber muchas y muy complejas de identificar.

PERIODISTA: Aarón Chinchilla Carvajal

CRÉDITOS: Foto: Archivo

EMAIL: [email protected]

Miércoles 22 Junio, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA