Jueves 02, Febrero 2023

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Siempre será noble cantera de futuro

Desde el origen de la humanidad y los cielos, todo a vista, ciencia y paciencia, todo está inventado, lo que ha hecho el ser humano es ir adaptando al avance de las sociedades lo necesario para vivir y sobrevivir, transformando la materia en otros asuntos de interés personal y social en parte, para sacar el producto existente ideado y modificado con las ideas de los pensadores, opinionistas, del artista y etcéteras. El mundo así sucesivamente vive en constante cambio.

De tal manera, en el preludio de la vida, el mundo y sus conjuntos es la misma cultura de las artes, ahí tiene sus raíces bien sentadas, consolidadas, y se nutre de su propio jugo, por ello, el mundo es arte, es una novela, cuento, poesía, teatro, música, pintura, danza, opinión, y etcéteras… Es evidente, que, todo lo existente ha surgido de este mundo, y los cielos, ahí es donde pernoctan todos los elementos físicos, químicos que el hombre transforma.

El hombre y/o mujer, lo único que hace es poner en práctica sus usos mentales para diseñar, elaborar lo que ahora se llama pintura, escritura, danza, música y demás cosas artísticas y no artísticas, en sí todo lo que alcanza a ver nuestra vista. Veamos lo que nos ilustra Hermann Hesse, en su obra El lobo estepario: “La ilusión descansa en una sencilla traslación. Como cuerpo, cada uno; como alma jamás.

Quisiera o vencer dentro de sí al lobo y vivir enteramente como hombre, o, por el contrario, renunciar al hombre u vivir al menos, como lobo con alma unitaria” (Pág. 65 y 67. Edición 2973 Impreso en Ediciones Castilla. Maestro Alonso, 21. Madrid impreso en España). Por supuesto, que la idea es continuar seguir viviendo como la gente decente. Y no como bestias salvajes, para que avancemos, aunque sea poco a poco.

Y, en cuanto, a los sistemas sociales y políticos, y la nova cultura de futuro, en todos los ámbitos, necesitan vivir en concordia y no en discordias, para ser esgrimidas fehacientemente, esa es su noble cantera. Queramos o no, es condición de condiciones que, ¡todo nace de la realidad!, en otros casos óigase bien: “presuntamente de la imaginación”, pero, veamos, esta se aprovecha desde la realidad, y esencialmente no existe por sí sola, lo que existe es el grado de concentración, meditación, como una aptitud técnica-profesional del ser humano.

Empero. Muchos arguyen: “solo escribes, o haces cultura dentro de las artes, o determinadas acciones, cuando estás inspirado”. Argüir eso es ridículo. Se pinta, escribe o toca instrumentos, y etcéteras…, como una actitud propia, meditando y concentrado en el yo, la mente, pensamiento, ideas, realidades, e imaginaciones y entorno recreado, en los usos mentales propios de cada quien, y no por estado de inspiración.

Está clarísimo. Si se espera baje la inspiración, ¿hasta ese momento se harán las cosas, o la cultura de las artes, cualesquiera que estas sean? Imposible. Respeto, a el o los que piensen diferente, pero no existe la inspiración. También, es de vital importancia que se logre comprender: obra es obra, y lo que puede ser para muchos feo, para otros es bello, y lo bello para muchos es feo.

Así, está dividido, este mundo procaz debido a la diversidad de ideas y pensamientos. Entonces, es inexistente lo feo en el arte, todo es bello, porque lo que a vos no te gustó a otros sí les gustó. De tal suerte, todo lo que es arte, siempre será arte que deleita, no existe lo feo, solo existe lo bello, por supuesto respetando el gusto unipersonal.

Al igual, es bien sabido que tampoco existe licencia que alguien tenga en el mundo cómo se debe hacer una obra, cualquiera que esta sea, pintura, escritura, teatro, música, opiniones diversas, entre otras cosas. Cada artista tiene sus patrones predominantes y estilos. Es el autor, quien la diseña con sus usos mentales, ideas, pensamientos, realidad e imaginación y gusto personal, usando los estilos y técnicas diversas, y, las nuevas que vienen al galope, que no tienen fronteras dentro de la cultura.

Y es más que claro y lógico. Las personas inmersas en este mundo nunca pensamos igual, somos heterogéneos, ni tenemos gustos iguales, es ahí que existe la diversidad de pensamientos e ideas, en todos los sentidos de la universalidad, si no, no fuera mundo. Entonces, vengan, y de quienes vengan, las artes se respetan, no se pueden truncar, salvo que se pretenda hacer daño a su desarrollo pictórico, escrito, musical, danzante, teatrista, opinionista, poético, en cine y etcéteras… Inclusive, también buscar la paz, progreso, bienestar social es un arte a esgrimir.

También, es oportuno expresar: lo que se escribe y/o se hace en la cultura de las artes y se publica, ya no es del autor. Lo que el mundo aprecie, discurra será su propia esencia opinionista. Por eso es importante la interpretación de fluidez y jocoso. Unidas ambas palabras, es la misma distancia y realidades distintas, con sustancia distinta, y con interpretaciones distintas, esa es la belleza de la cultura de las artes.

El autor, una vez publicada su obra y llevada a manos del mundo, ya no es dueño, el mundo es su nuevo propietario. Salvo la obra que lleva su pensamiento e ideas. La opinión, comentario o crítica es del mundo. Ese es su criterio, no es del autor de la obra, que desde las entrañas de su ser fluye todos esos universos artísticos para metamorfosearlos y que nazca la nova cultura, ahí va la canción del nuevo sistema de futuro para todos los sentidos y/o direcciones para su desarrollo.

La belleza es que la cultura de las artes es como aquel manjar que se degusta, saborea en todo momento. El mundo real es la misma cultura de las artes, el artista lo transforma, y por eso tenemos artes.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 07 Junio, 2022

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Bayardo Quinto Núñez, abogado y notario público, escritor, pintor y columnista de opinión

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA