Sábado 01, Octubre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Trucos simples para evitar pensar demasiado en todo

Pensar demasiado puede atrapar al cerebro en un ciclo de preocupación. Cuando se encuentre dando vueltas y vueltas sobre un problema, intente esto.

 

1. Aprenda a ser consciente

¿Cómo dejar de pensar demasiado? El primer paso es reconocer cuándo lo está haciendo. “Reconocer que puede estar ansioso por el resultado de la decisión puede ayudarte a ver la raíz de tu decisión”. Asimismo, el simple hecho de dar un paso atrás, respirar y examinar toda la situación puede ayudar a dejar de pensar demasiado en seco. Además, no se castigue por pensar demasiado en primer lugar, ya que eso puede empeorar las cosas. Por supuesto, en cuanto a mi experiencia clínica, las personas que tienden a pensar demasiado pueden ser bastante duras consigo mismas y en otros escenarios con los demás.

2. Obtenga una segunda opinión

Se acostumbró a hacerlo todo por su cuenta, pero el viejo adagio “dos cabezas son mejor que una” puede ser un buen mantra para usted. Pregúntele a alguien más sobre el punto en el que está pensando demasiado y ve lo que tienen que decir. “Tener amigos y personas a quienes acudir en momentos de necesidad o crisis para brindarte un enfoque más amplio es importante para una buena salud mental”.

Y realmente cuando esta búsqueda de la amistad es un poco difícil por la carencia de sinceridad en algunas personas y porque en algunos casos los problemas requieren un nivel de complejidad algo más que puede ayudarte a llegar a la raíz de tu pensamiento excesivo es ver a un terapeuta, “como psicóloga que practica la terapia, soy una gran admiradora, pero no es solo mi experiencia clínica lo que me hace pensar de este modo”. Ya que rigurosas estadísticas científicas demuestran que ayuda a las personas a resolver problemas u obtener una perspectiva más clara de los pensamientos, sentimientos y comportamientos con los que están luchando.

3. Mantenga la actitud positiva

Las personas a menudo comienzan a pensar demasiado porque tienen miedo y se preocupan por todas las cosas posibles que podrían salir mal. En su lugar, comience a imaginarse todas las cosas que podrían salir bien y mantenga esos pensamientos en el frente de su mente.

4. Busque distracciones

A veces, cuanto más intenta evitar pensar en algo, más seguirá apareciendo en su cerebro. Pero cambiar conscientemente de marcha y canalizar su energía hacia otra actividad puede detener el pensamiento excesivo e impulsivo.

5. Haga pistas visuales

Mantenga una señal de alto dibujada a mano en su escritorio o en el espejo del baño, o escriba una frase que le ayude a mantener el rumbo y también se recomienda escribir una lista de pros y contras: ¿Cuáles son los beneficios? ¿Cuáles son los perjuicios? Así, al delinear lo mejor y lo peor de una situación, esencialmente está golpeando a su cerebro en su propio juego, porque ya ha descubierto todas las posibilidades y le están mirando fijamente. Escribir cosas o hacer listas es uno de los estimulantes instantáneos del estado de ánimo sin los que no querrá vivir.

6. Deje de ser perfeccionista

No todo tiene que ser perfecto. No realmente. Hacer su mejor esfuerzo es una cosa, pero perseverar en cada pequeño detalle puede llevarle a un estado de parálisis, ansiedad y procrastinación. Así, es más importante encontrar satisfacción en el progreso que en asegurarse de que todo sea perfecto.

7. Suelte el control

A veces piensa que la única forma en que algo se hará correctamente es si lo hace usted. Eso pone demasiada responsabilidad sobre sus hombros. En cambio, comprenda que está bien cometer errores y que potencialmente tener uno puede conducir al aprendizaje y al crecimiento, los cuales son cosas muy buenas. Para hacer esto, deberá ser amable y paciente con usted mismo. Cuando está pensando demasiado, por ejemplo, sobre una prueba o una entrevista de trabajo, le invito a que se diga algo como: “Sé que tiendo a pensar demasiado las cosas. Tengo muchas pruebas de que estoy bien preparado y puedo gestionar esta prueba/entrevista de trabajo. Pondré mis brazos alrededor de estos pensamientos como lo haría para consolar a un amigo, dejar que fluyan hacia adentro y hacia afuera, y no aferrarme a ellos”.

8. Visualice un final feliz

Concentrarse o meditar sobre un resultado positivo puede ayudar a bloquear pensamientos confusos o negativos. Imaginar ese objetivo final puede mantenerle motivado, así como distraerle de la preocupación inmediata.

Un estudio publicado en “Behavior and Research Therapy” en 2016 encontró que las personas con trastorno de ansiedad generalizada que reemplazaron sus pensamientos de preocupación con imágenes de posibles resultados positivos, así como aquellos que imaginaron cosas positivas no relacionadas, experimentaron una disminución de la ansiedad y la preocupación. Si bien sus pensamientos seguían siendo negativos cuando aparecían, ocurrían con menos frecuencia a corto y largo plazo.

Para dudas, comentarios, asesoría e intervención comuníquese con nosotros en solicitar la primera cita para que podamos evaluarle en este tema. Teléfono: 8872-0670, Facebook: Psicología Clínica y Salud.

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dra. Ana Yendry Morales Blanco

EMAIL:

Martes 05 Abril, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA