Sábado 01, Octubre 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Sexo y presión alta en tiempos de guerra

Mundo Sexual

Sexo y presión alta en tiempos de guerra

No cabe duda de que la pandemia modificó de manera radical nuestro diario vivir y, por ende, la forma que cuidamos nuestro organismo y velamos por el control de las diversas enfermedades que padecemos, sobre todo aquellas que son crónicas como la presión alta. Hoy, justo cuando aparentemente el virus se ha vuelto menos letal, la humanidad se enfrenta con un conflicto bélico de enorme trascendencia.
Recordemos que la hipertensión arterial, es un padecimiento que, en la mayoría de los casos, por razones desconocidas se eleva la presión arterial, provocando que el corazón tenga que esforzarse más para hacer circular la sangre por el organismo.
La hipertensión arterial, también llamada popularmente “presión alta”, tiene la particularidad de que pasa largos periodos de tiempo sin dar síntomas. Aun cuando puede provocar dolor de cabeza, problemas visuales, confusión, sangrado nasal, náuseas o vómitos, estos síntomas rara vez suceden o solo se presentan después de que el paciente ha pasado largos periodos con la presión alta y sin recibir tratamiento.
Claro está, las dos grandes complicaciones de esta enfermedad son el infarto cardíaco y el derrame cerebral, cuadros que pueden provocar severas complicaciones y en algunos casos, hasta la muerte.
Durante la pandemia muchos pacientes tuvieron la presión descontrolada porque olvidaban tomar los medicamentos, descuidaron las medidas de prevención como lo son la dieta y el ejercicio y se ausentaron de las citas de control. Por eso, antes de que la guerra se ponga peor, Dios no quiera, es recomendable acudir una valoración médica para ver cómo anda esa presión y si procede hacer algunos exámenes.
Cuando la presión alta no ha sido tratada o cuando el tratamiento no es totalmente efectivo, es muy frecuente que se presenten problemas en el área sexual, como dificultad para conseguir o mantener la erección, disminución en la firmeza de las erecciones, la necesidad de una mayor estimulación para conseguir erecciones firmes o la dificultad para mantener relaciones periódicas y recientemente se ha agregado a la lista, la pérdida del deseo sexual.
Aun cuando no sabemos la causa de esta enfermedad, sí sabemos que la presencia de familiares cercanos que la padecen debe ser razón para un chequeo periódico. De igual manera el sobrepeso, el sedentarismo, los colesteroles y triglicéridos elevados en sangre, suelen ser los grandes acompañantes de la presión alta. Adicionalmente el “stress”, juega un papel importante, y ahora que lidiamos con la guerra, es posible que la situación económica del país y, por ende, de las familias se ponga difícil, factor que condiciona un estrés desmedido que puede hacer más volátil el control de la presión.
La gran ventaja que tenemos es que esta es una enfermedad muy fácil de diagnosticar. Con solo tomarse la presión dos o tres veces en una semana nos podemos dar cuenta si se presentan cifras que ameritan de una valoración médica. La otra gran ventaja es que hoy contamos con una enorme gama de tratamientos que nos permiten controlar los niveles de presión y además mantener íntegra la respuesta sexual.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

CRÉDITOS: Dr. Mauro Fernández / Sexólogo

EMAIL: [email protected]

Lunes 28 Marzo, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA