Jueves 19, Mayo 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

Barco de ¢64 mil mills. está anclado en Golfito

Dueño es Jorge Paulo Lemann, el hombre más rico de Brasil

  • Este es el Anawa, que está anclado en Puerto Golfito

  • Jorge Paulo Lemann de 81 años es el dueño de este navío de lujo que anda por el mundo

  • De acuerdo con www.vesselfinder.com, naviera que hizo el barco, este se encuentra en Puerto Golfito y su ingreso fue el pasado 21 de enero

  • En el mar, se ve imponente

En las últimas horas, se confirmó la presencia en el país de uno de los yates privados más caros y lujosos del mundo, el Anawa, precisamente en Puerto Golfito. Dicha nave es propiedad del megamillonario y hombre más rico de Brasil, Jorge Paulo Lemann, de 81 años de edad, quien se presume estaría abordo del navío valorado en 85 millones de euros, casi 100 millones de dólares, más de ¢64 mil millones. Con ese dinero se podría comprar el Estadio Nacional de La Sabana o bien pagar dos veces el escándalo del Cementazo en Costa Rica.

De acuerdo a un reportaje periodístico del periódico digital Ultima Hora de España publicado en mayo de 2021, el barco fue construido en 2020 y es propiedad de este megamillonario brasileño. De hecho, la revista Forbes lo sitúa en el puesto 129 entre las personas más acaudaladas del orbe, con una fortuna que va entre los 16 mil millones a los 20 mil millones de dólares.

En su país, es dueño de la empresa 3G Capital, una firma de inversión brasileña. El grupo inversor posee numerosas filiales y compañías a su cargo, entre las que se encuentran las marcas alimentarias Burger King o Kraft-Heinz, y las cerveceras Stella Artois, Rosters y Quilmes, por decir algunas.

El megamillonario vive, entre otros lugares, a orillas del lago Zúrich, puesto que también tiene nacionalidad suiza. 

Una de las características más destacadas de su casa en Europa es su gran cancha de tenis, porque es un gran aficionado a este deporte, incluso fue campeón nacional en su juventud.

 

TODO SOBRE EL ANAWA

 

Además de sus dos megayates, Lemann posee tres aeronaves: dos aviones Gulfstream modelos G550 y G650ER, y un helicóptero Helibras 350B. Éste último, pintado en los mismos colores, se puede ver estos días posado sobre la cubierta del Anawa o en alguna ocasión emprendiendo el vuelo con rumbo desconocido. El buque cuenta incluso con un hangar para guardar a cubierto la aeronave.

Construido en los astilleros Damen de Vlissingen (Países Bajos) y entregado a sus propietarios este mismo año, el Anawa es un buque de 1.886 T.R.B. que presenta unas dimensiones de 62 metros de eslora, 12,8 metros de manga y un calado máximo de 3,95 metros. En sus 4 cubiertas el megayate tiene capacidad para 12 pasajeros, a los que hay que sumar una a veinte de tripulantes. Sus 2 motores Caterpillar C32 le otorgan una velocidad máxima de 13,5 nudos. Sus llamativas líneas externas, muy robustas, llevan la firma del estudio Azure Yacht Design.

ESTÁ EN GOLFITO 

 

De acuerdo con fuentes en contacto con DIARIO EXTRA, el súperyate habría arribado a Costa Rica el pasado fin de semana y aún no se sabe cuándo se marcha a aguas abiertas. El inmenso navío está anclado en Puerto Golfito desde el pasado fin de semana y llama la atención por su imponente lujo y la calidad de sus detalles.

 

MIGRACIÓN

 

DIARIO EXTRA consultó con la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) sobre Jorge Paulo Lemann en Costa Rica, pero aún no aparecía registrado en el país sin embargo, cuenta con registros de ingreso y salida en 2018. No se descarta que la embarcación no haya entregado el manifiesto de personas y tripulación que las autoridades nacionales requieren de los navíos que ingresan, para el cual dan un plazo de 48 horas de acuerdo al artículo 133 de la ley de Migración que dice: “excepcionalmente cuando existan causas justificables la Dirección General podrá reducir el plazo referido en el artículo anterior el cual no debe ser inferior a cuarenta y ocho horas”. No se descarta que el barco lo ande algún pariente del megamillonario.

PERIODISTA: Ariel Chaves González

EMAIL: [email protected]

Martes 25 Enero, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA