Lunes 16, Mayo 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Figueres priorizará dar casa propia a familias

Ofrece subsidio para clase media, bonos y titulación para vivienda social

  • José María Figueres y Cinthya Berrocal presentaron el plan de vivienda y mejoramiento de barrios que realizarían durante su mandato, en compañía de Fernando Zumbado, exministro de Vivienda

  • Se intervendrán los asentamientos y los barrios para darles nueva cara y ofrecer a sus habitantes mayores oportunidades

 

 

 

Tener casa propia en Costa Rica se volvió prácticamente un sueño por el exceso de trabas para acceder a un bono y porque ni juntando dos salarios se puede costear la cuota de un banco.
A la fecha se estima que existe un déficit habitacional de 183.000 viviendas y cada vez hay más personas en asentamientos, situación que se ha agravado con la llegada de la pandemia y la reducción de los ingresos familiares.
Por eso el candidato presidencial José María Figueres Olsen promete colocar los temas de vivienda como una prioridad en su eventual administración porque a su criterio el sector lleva ocho años en el abandono.
Así lo dio a conocer durante la presentación de su plan de vivienda, que ofrece nuevas opciones de financiamiento para la compra y mejora de casas, además de la opción de compra con alquiler, que tanto necesitan las familias.
Para nadie es un secreto que Figueres fue el presidente que más casas de interés social ha construido en la historia del país con 64.000 bonos bajo su administración, según los datos de su primer gobierno (1994-1998).
No obstante, ahora también plantea opciones para hogares de clase media, adultos mayores y nuevas generaciones.
La idea es crear un Fondo Nacional de Vivienda de $1.000 millones, que daría financiamiento a las familias a un costo más accesible que la banca comercial mediante crédito subsidiado.
Al parecer vendrá a complementar el plan de bonos y los recursos del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (Fodesaf) y el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

¿CÓMO SE FINANCIARÁ?

En medio de la crisis fiscal es difícil pensar que haya dinero para cualquier cosa, pero en esta ocasión ya se sabe cuál será la fuente de financiamiento. La propuesta es que se alimentará de la titularización de hipotecas y la emisión de instrumentos financieros para inversionistas institucionales locales.
Se buscará la participación de fondos de pensiones, cooperativas, solidarismo, reservas del Instituto Nacional de Seguros (INS), reservas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (Jupema) y otros, lo que a su vez serviría para diversificar sus portafolios de inversión.
Los objetivos serán canalizar el ahorro nacional para dar un techo digno a cada familia y la generación de miles de nuevos empleos, utilizando a los intermediarios del Sistema Financiero Nacional como originadores de las hipotecas, según el perfil de riesgo de los deudores definido previamente por el fondo.
La principal figura a utilizar sería la titulación de hipotecas. En forma paralela se simplificarán y digitalizarán trámites, así como una reingeniería de la institucionalidad del sector, para agilizar y simplificar la ejecución de esta gran alianza público-privada.
Se menciona además la creación de cooperativas de vivienda con apoyo del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), recurrir a fondos externos, y fondos verdes.

LAS METAS

Un pilar del Fondo Nacional de Vivienda será dar tasas subsidiadas, es decir, una parte la pone el Estado y la otra los beneficiarios. Así se abaratan las cuotas a pagar porque actualmente las tasas activas en el Sistema Financiero Nacional rondan el 15%, convirtiéndose en inaccesibles para quienes desean tener casa propia.
Figueres dijo que este subsidio se hará con cargo al presupuesto nacional y su primera acción será devolver el presupuesto para fondos de vivienda. Estos serían intocables en su administración.
Entre otras metas se plantea ofrecer en total 160.000 soluciones de vivienda, 80.000 serian casas nuevas y se dará prioridad a jefas de hogar. Además 60.000 viviendas serán reparadas o mejoradas y 5.000 hogares por año obtendrán el título de propiedad.
Además admitió que resulta preocupante el hecho de que haya bancos donde la mayoría de los préstamos para vivienda se da únicamente en dólares, trasladando a los bolsillos de las personas los vaivenes en el tipo de cambio. Aseguró que en su administración espera propiciar mayores opciones en colones.
En cuanto a los que ya tienen créditos en dólares prometió un equilibrio, atrayendo más divisas al país para quitar presiones, mediante la atracción de inversión extranjera directa, nómadas digitales, impulso al turismo y mayores exportaciones.
De igual modo se comprometió a revisar la normativa del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) para frenar los procesos de remate que vayan a hacer los bancos sobre las casas, como producto de la morosidad derivada de la pandemia.

MENOS TUGURIOS Y BARRIOS CON NUEVA CARA

El plan también contempla una declaratoria de emergencia sobre la situación actual de los precarios con el objetivo de erradicar tugurios, cuarterías y mejorar la cara de los barrios.
La idea es utilizar la construcción de viviendas no solo con fines sociales, sino también como medio de reactivación económica, generación de empleo y desarrollo social.
Cinthya Berrocal, esposa de Figueres, durante la presentación expuso que esto es mucho más que un plan de vivienda, pues apuntarán a remozar los barrios en pobreza, dotándolos de mayores servicios y aprovechando las estructuras que se han formado en los asentamientos, como escuelas y colegios, para llevar tecnología, idiomas y la capacitación necesaria para que estas personas tengan una mejor calidad de vida.
La intención también es cambiar la cara de estos barrios y colaborar con cambios como techos, sistemas eléctricos y acceso al agua potable. La coordinación se hará desde Casa Presidencial a través de la oficina de la primera dama.
Los datos apuntan a que 300.000 personas viven en unos 400 asentamientos, de las cuales 120.000 son niños que tendrían acceso a nuevas oportunidades.
Figueres explicó que se pueden utilizar los terrenos ociosos del Estado para dar casa a estas personas, creando ecosistemas para apoyarlas a salir de la pobreza. De igual modo echará mano de los proyectos de vivienda vertical para aprovechar mejor los espacios y dar título de propiedad a muchas de estas personas.
Para el candidato liberacionista la falta de vivienda es una vergüenza nacional y más saber que miles de familias en pobreza extrema deben sobrevivir con ¢50.000 al mes.

 

EL DESAFÍO

• Crear 160.000 soluciones en total.
• 80.000 viviendas nuevas.
• 60.000 viviendas reparadas o mejoradas.
• 5.000 hogares por año con titulación de tierras.

Fuente: Presentación de plan de vivienda y mejoramiento de barrios.

NUEVAS FUENTES DE FINANCIAMIENTO

Para echar a andar el Fondo Nacional de Vivienda se recurrirá a los siguientes recursos:

• Operadoras de pensiones: invertirán recursos mediante la titulación de hipotecas.
• Instrumentos bursátiles: mediante emisiones de títulos futuros y titulación de hipotecas.
• Empréstitos internacionales: se buscarán fondos verdes para recursos reembolsables y no reembolsables.

Fuente: Presentación de plan de vivienda y mejoramiento de barrios.

 

 

 

PERIODISTA: María Siu Lanzas

CRÉDITOS: Fotos: Daniel Johnson

EMAIL: [email protected]

Lunes 24 Enero, 2022

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA