Viernes 19, Agosto 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

La ansiada jubilación

La jubilación, debiera ser algo así, como “el gran premio de una vida de trabajo”; pero ello no es así, puesto que hay, “jubilaciones, jubilacioncillas, miserables; e incluso, inexistentes”. Y que las hay desde las muy abusivas, que se preparan los que gobiernan, incluso después de haber sacado de sus gobiernos fortunas incalculables, por lo oculto de estas… hasta los que las reciben de limosna solemne, por lo ridículas de aquellas; y así hasta los que les llega la vejez y no reciben nada, puesto que los gobiernos que “han disfrutado”, no pensaron nunca nada más que en ellos mismos y sus allegados. En este perro mundo hay de todo, “como en botica”, que dicen los ya viejos de mi tierra; y que es frase muy extendida (ver en Internet); como extendida es, aprovecharse del prójimo cuanto más mejor, sobre todo por el parásito que no produjo nada a lo largo de su triste vida.

Pero volvamos a “la ansiada jubilación” y lo que gran mayoría piensan y esperan de la misma. En general y en mi entorno, mayoritariamente, lo que he oído a lo largo de toda mi vida, es más o menos lo que sintetizo… “Estoy deseando llegar a jubilarme para no hacer nada”; lo que es para el que piense en profundidad y tenga el suficiente caletre para analizar… es; la peor condena para ese idiota jubilado (hombre o mujer), que por lo visto solo piensa, “en dormir, comer y beber; y como último trabajo, el ciscar mal por el estreñimiento que seguro padecerá”.

Ese ignorante, si lo calificamos piadosamente; ni por asomo piensa el que… “Se jubila del trabajo que ejerciera pero no de la vida; y la vida mientras se tiene dignidad necesita trabajos para alimentarla y mantenerla, en la máxima salud que cada cuerpo pueda tener”. Y de ahí la muy vieja sentencia que afirma una realidad indiscutible: “La vagancia es la madre de todos los vicios”.

Aparte que parece ser que muchas de esas enfermedades “modernas”; como “el Alzheimer, la demencia, la senilidad, la impotencia en definitiva física y mental; es porque todos los órganos que tiene nuestro maravilloso conjunto de posibilidades humanas se dejan dormir y no se emplean o usan como se debe; de ahí que ni se sepa, que no es el cuerpo el que sostiene el alma, sino muy al contrario; es el alma la que sostiene al cuerpo; lo que unido a un cerebro constantemente empleado (el que no envejece sino que se fortalece de por vida); de lugar a esos viejos o muy viejos, que mantienen su vitalidad hasta donde otros ya, han muerto o están semimuertos muchos años antes; casos concretos; Gandhi, Miguel Ángel, Picasso, Voltaire, Leonardo de Vinci y tantos otros famosos y a los que hay que añadir, multitud de “viejos y viejas”, que aún en la ancianidad laten en una energía envidiable; como ayer mismo me demostraba mi muy vieja amiga Carmen, que con sus 96 años y dejando en este perro mundo, ocho hijos y más de treinta nietos, más algunos biznietos; aún apenas si necesita a nadie para asistirse en todas sus necesidades perentorias; y vive sola; si bien sus hijos que viven aquí en la misma ciudad que yo, la atienden y ayudan, en lo que pueda necesitar, visitándola a diario en esa obligación que en las buenas familias (hoy tan escasas) se cumple como antes, se cumplía a rajatabla.

Así pues y como reitero, “te jubilas del trabajo pero no de la vida”; quien llegue a esa etapa final de esa vida tiene que mentalizarse en que empieza “una nueva vida” donde la actividad será la mejor medicina para llegar felizmente al final de ella; y por descontado: “hay actividades infinitas a realizar, en pro de uno mismo y más hermoso; en pro de los demás”: como final sepa el que no lo sepa, que yo ya “estoy subido en los ochenta y cuatro años… y me encuentro muy bien con arreglo a esa edad; esperando que Dios me siga ayudando a vivir… como a morir cuando llegue mi tiempo”: Amén.

Y MUY IMPORTANTE: Aquí donde nací y vivo y resto de la muy mezquina Europa, existe una sucia guerra interior, de considerar como “una carga excesiva” la de los jubilados (“entiendan como jubilado al que verdaderamente trabajó toda su vida y le llega la jubilación, no al parásito que de ello sí que hay muchos)… Que no olviden esos idiotas que dicen gobernar y los sindicatos tanto de empresarios como de trabajadores, que… “EL BIENESTAR QUE HOY DISFRUTAN LOS QUE AÚN NO SON VIEJOS, SE LO DEBEN A NOSOTROS, TODOS LOS VIEJOS QUE TRABAJAMOS PARA QUE LA NACIÓN LLEGASE A LOS NIVELES DE BIENESTAR QUE HOY DISFRUTAMOS, por tanto no nos vengan con imposibles y más mentiras, o sea más claro; QUE LAS PAGAS A LOS JUBILADOS TIENEN QUE ENTRAR EN LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO Y POR ESOS DERECHOS DE QUIENES TRABAJARON; hoy el trabajo del hombre no sostiene las jubilaciones ni tiene el por qué sostenerlo, HOY LO SOSTIENE LA INMENSA MÁQUINA Y TECNOLOGÍA QUE CADA VEZ NECESITA MENOS HOMBRES Y MUJERES PARA CREAR LA RIQUEZA QUE SE OBTIENE y el hombre no puede ser VÍCTIMA DE SUS ADELANTOS.

PERIODISTA:

EMAIL:

Viernes 14 Enero, 2022

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Antonio García Fuentes, escritor y filósofo

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA