Martes 25, Enero 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

1.700 personas timadas en la calle

En lo que llevamos del año

  • El desempleo es aprovechado por los antisociales para cometer las estafas.

  • 1.700 personas han sido víctimas de timos en las calles del país.

Enlaces que llegan por correo electrónico, mensajes de texto, llamadas y muchas otras formas son explotadas por los delincuentes para timar a las personas.
Pero, además, existen otros tipos que se dan en la calle, con promesas como una oportunidad laboral, un premio de dinero, el cambio de lotería, la venta de oro, entre otros.
Según datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en lo que llevamos del año 2021, se registraron 1.700 denuncias por timos a nivel nacional.
Ángelo Cerdas Rojas, fiscal de la Unidad de Trámite Rápido del Ministerio Público, y Yorkssan Carvajal Aguilar, jefe de la sección de Fraudes del OIJ, explicaron el comportamiento de estos delitos y los momentos que aprovechan los delincuentes.
“Este tipo de estafas que son muy comunes se dan en espacios públicos, en la calle, frente a teatros, frente a establecimientos, en avenidas centrales, en parques públicos, en esos tipos de lugares es donde se frecuenta habitualmente la mayoría de esta modalidad de estafa”, explicó el fiscal Cerdas.

INCIDENCIA

De acuerdo con Yorkssan Carvajal, San José lidera los sitios donde se dan estos delitos con 887 casos reportados.
Le sigue Alajuela con 287 casos, Heredia con 258 y Cartago con 154, convirtiéndose en los cuatro lugares con más incidencia en este tipo de delitos.

PERFIL DEL TIMADOR

Según los expertos, estas personas tienen múltiples facetas, pero por lo general siempre se trata de dos personas.
“Son personas humildes, sencillas, con apariencia de una persona como adulta mayor, personas que se ve que provienen de algunas zonas lejanas, aparentan ese tipo de cosas y figuran así con el fin de poder llamar la atención de las personas y poder ganarse su confianza por su apariencia”, explicó Cerdas.

VÍCTIMAS

Las víctimas de estos delitos son variadas, pero estadísticamente el OIJ registra 795 hombres y 759 mujeres víctimas de estos hechos.
“Prácticamente el perfil de la víctima es muy similar entre hombre y mujer. Donde hay una diferencia considerable, y que nosotros estamos tratando de abordar ese tema y que desde esta óptica preventiva es una de las mejores herramientas, es en la edad de esa víctima”, reconoció Carvajal.
Añadió que los estafadores son personas adultas mayores con apariencia de personas en necesidad, quienes se aprovechan de jóvenes entre los 16 a 25 años como víctimas.
A este grupo poblacional les crean una atmósfera de paternalismo, de un sentimiento de solidaridad, que hace que las víctimas caigan en el timo fácilmente.
“Son más vulnerables por la edad, porque crean esa empatía, esa confianza entre víctima y victimario. Ellos, por sus apariencias y por su diálogo, hacen creer que están en una situación de necesidad extrema, entonces los jóvenes son más vulnerables a creer en esto y son las personas que más fácil caen”, aseguró el jefe del OIJ.

MODO DE OPERAR

En el timo callejero es usual que anden dos personas juntas, que se ponen de acuerdo antes de la ejecución del ilícito para tener un plan de cómo abordarán a la víctima.
Es así como uno de los dos intercepta a la víctima y, mediante el uso del diálogo, comienzan a interactuar con la persona hasta lograr engañarla, al punto de involucrar al otro sospechoso como partícipe del hecho.
De este modo logran quitarles algún patrimonio a los afectados.
“Uno de los timadores va a abordar a la víctima, va a mantener el diálogo con la víctima y, posteriormente, mientras están en ese diálogo, otro timador se va a acercar y conjuntamente ellos van a comenzar a interactuar con esta persona, haciéndolo bajar su nivel de defensa, vulnerando su capacidad de defensa, hasta el punto de obtener bienes de esta persona y estafarlos”, añadió Cerdas.

CONVENCIMIENTO

Si bien al inicio de la conversación las personas se muestran inseguras y hasta desconfiadas, en determinado punto el segundo estafador logra convencer a la víctima de que la información dada por su cómplice es real y válida.
“Esa segunda persona lo que hace es venir a llenar esa confianza que la víctima está en primer momento reteniendo. Este viene e indica que él le puede hacer el favor y dejan a la víctima ahí, hace el papel de que va y efectivamente hace un cambio de algo, y regresa con una cantidad de dinero con un cambio en efectivo y ya eso generó una confianza en la víctima para que haga lo mismo”, explicó el jefe del OIJ.
Dentro de ese movimiento que hacen los dos estafadores, se entregan bienes personales para garantizar que va a regresar con el oro o con el cambio de premio, con el dinero, por lo que obligan a la víctima real a repetir la acción, entregar algo de valor para garantizar la operación.

LOTERÍA
Uno de los timos incluye el cambio de premio de lotería, se trata del más usual en las estafas callejeras. En este tipo participan siempre dos personas que ya están previamente de acuerdo.
Uno de ellos aborda a la víctima y le hace creer que es de un lugar lejano al país, que es indocumentada, que no sabe leer ni escribir y que tiene un premio de lotería que debe cambiarse, pero que no sabe dónde ni cómo hacerlo por lo que requiere ayuda.
En esa interacción se acerca el segundo estafador e ingresa a la conversación, diciendo donde se puede cambiar ese billete de lotería, empezando con la actuación de los estafadores, donde uno le dice al otro que le deje algo de valor.
Es en ese momento en que el segundo estafador se va y luego regresa con un sobre, por lo que el primero le da dinero, unos ¢20 mil por haberle ayudado. Este acto lleva a las víctimas a creer en la modalidad, entregando algún objeto de valor y yendo a cambiar el premio, este instante lo aprovechan los delincuentes para huir.

TIMO DEL ORO
En esta modalidad se utiliza una metodología similar a la que se usa en el timo del cambio de lotería premiada.
En este caso, los sujetos simulan tener oro dentro de una media, la cual amarran con mucha fuerza, en algunas ocasiones incluso la pintan con aerosol de color dorado.
Los estafadores le enseñan a la víctima el paquete y le indican que requieren hacer un cambio, pero que son de otro país por lo que no tienen dinero, ni donde vivir, ni documentos; añaden que no saben leer ni escribir y le dicen al afectado que cambiar este producto les ayudará a subsistir en el país.
Es así como crean un sentimiento entre ellos y las víctimas, luego entra una tercera persona que se ofrece y hace un cambio en una supuesta casa de cambio de oro.
Esto lleva a que la víctima entregue sus pertenencias y busque como ayudar en el cambio del oro con el objetivo de ganarse algún dinero.
Este método no solo se da con pertenencias como salveques, celulares u otros, sino que también pueden darse con mascotas de muy alto valor y dispositivos más grandes.

LETRA DE CAMBIO O CHEQUE
En este tipo de estafa, el sospechoso llega donde la víctima con las mismas metodologías que los otros timos. No obstante, muestran una letra de cambio o un cheque indicando que le entregaron una herencia y que no puede irlo a cambiar al lugar indicado porque los familiares suelen estar allí y le quieren quitar el dinero.
En ese momento el segundo estafador se acerca y le indica a su cómplice que él le hará el favor, toma el documento y regresa con el dinero, pero señala que no le pudieron dar la totalidad porque sucedió algo.
Entonces el estafador saca otra letra de cambio y le pide a la víctima que acuda a algún lugar a retirar el dinero, para ello entrega sus pertenencias.
Al regresar se da cuenta de la estafa al ver que no pudo cambiar la letra de cambio y que las personas que pidieron la ayuda ya no están en el sitio y que se fueron con sus pertenencias.

OFERTAS LABORALES
Dentro de las más comunes está el timo de la oferta laboral, el cual aprovecha la necesidad de decenas de personas que se encuentran desempleadas y juegan con esta vulnerabilidad.
Los antisociales aprovechan lo grande que es la necesidad de trabajo, por lo que usan sus habilidades para perfilar a las víctimas y vigilan sus movimientos, esto les permite ver a las personas que andan de local en local solicitando empleo.
Es así como los interceptan y les mencionan que son dueños de algún local comercial y que, si están buscando trabajo, ellos necesitan personal. Esto se refuerza con la utilización de algún gafete, alguna camisa o una insignia del negocio.
De inmediato y ante el interés de la víctima por un trabajo le piden un monto de dinero señalando que se usará en la emisión de credenciales, comprar uniformes, los ingresos administrativos, u otros.
Las personas entregan el dinero y cuando acuden al local comercial por su trabajo, se dan cuenta de que en realidad fueron víctimas de una estafa.

PERIODISTA: Sharon Cascante Lizano

CRÉDITOS: Fotos: Archivo

EMAIL: [email protected]

Martes 07 Diciembre, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA