Viernes 28, Enero 2022

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Mal accionar de jueces pone a menores en riesgo

Cuando sufren violencia doméstica

  • En la Ley contra la Violencia Doméstica se establecen medidas de protección para cuando las víctimas son niños.

  • La falta de acciones acordes con la ley pone en riesgo a los menores de edad víctimas de violencia doméstica.

Los niños y adolescentes se encuentran en un desamparo legal en el que si son agredidos por sus madres no pueden hacer nada, pese a la impotencia de sus padres u otros familiares, debido a malas decisiones en los sistemas administrativo y judicial.
El fin de semana, específicamente el sábado, un padre movió cielo y tierra por salvar a sus dos hijos de una serie de agresiones que sufrían por parte de su madre, las cuales les generaron traumas físicos y emocionales.
El padre acudió al Juzgado de Violencia Doméstica con grabaciones que demostraban las agresiones de las que eran víctimas sus hijos, los golpes que recibían, la forma en que su madre los dejaba solos en las noches, la negativa de darles de comer y los insultos que recibían, entre otros maltratos.
Sin embargo la jueza que atendió el caso en el Juzgado de Violencia Doméstica del Juzgado de Turno Extraordinario del Segundo Circuito Judicial de San José consideró suficiente aplicar la medida de prohibir a la mujer agredirlos.
Lo que indignó al padre fue que la jueza no consideró necesario entregárselos a él, tal como lo pidió junto con sus hijos a la letrada.
Incluso al darse cuenta de las medidas uno de los menores comenzó a llorar desesperado al saber que debía regresar con su mamá, mientras que su hermana, de 17 años, tenía la oportunidad de no regresar por su edad, pero decidió hacerlo para no abandonar al pequeño.
Esta familia acudió junto con Eugenia Quesada, presidenta de la Fundación de Apoyo al Hombre (Fundiapho), al Patronato Nacional de la Infancia (PANI), sin embargo en esa unidad les indicaron que solo atendían emergencias.
Dichosamente para los niños, en la oficina del PANI local (por seguridad del denunciante no se expondrá el sitio) el personal consideró las agresiones como una emergencia y dictó medidas para que el padre pudiera conservar la custodia de sus hijos y protegerlos de la violencia que sufrían.
“Estos chiquitos llevaban como seis meses de aguantar cosas como que la chiquita llamaba a la mamá y le decía: ‘¿Mamá qué hacemos de comida?’ y ella le respondía: ‘Eso es problema suyo’. Los dejaba solos, la mamá le pegaba al chiquito de 12 años.
A cada rato vienen padres y nos preguntan por las medidas de protección para sus hijos porque en los regímenes de visitas los menores les cuentan a los papás que las mamás los agreden”, comentó la presidenta de Fundiapho.

FALTAN ACCIONES

Quesada explicó que, pese a que la ley establece varias medidas específicas en casos de maltrato contra los menores, en el Tribunal de Familia indicaron que no se debían señalar medidas para los niños porque se trataba de materia del Estado.
“Los jueces no entendieron que cuando les están pegando eso es una emergencia. El PANI, por su lado, tiene una unidad de atención inmediata que funciona las 24 horas, oficina que queda a un costado de la Corte Suprema de Justicia, por donde se entregan las hojas de delincuencia.
Fuimos y me dice la funcionaria: ‘Licenciada, yo entiendo su situación, pero esta unidad es para emergencias’. Yo le pedí que me dijera qué entendían ellos por emergencia y me envió a la oficina local”, manifestó.
La presidenta de Fundiapho señaló deficiencias que ha identificado en los procesos, tales como que cuando se denuncian estos casos, si las autoridades les creen a los papás, lo primero que hacen es llamar a la mamá de los menores para preguntarle si agrede a sus hijos, mientras que frente a la presunta agresora cuestionan a los menores los hechos de violencia que sufren.
En muchos casos los niños por temor dicen que sus mamás no les hacen nada y los casos se archivan, dejándolos en indefensión.
La mayor incógnita en este tipo de casos está en ¿por qué si la ley establece las medidas para proceder en casos de violencia contra los niños no se están aplicando por parte de los jueces?
En esa línea Quesada dijo que “el PANI es el ente rector, ¿entonces por qué existe una normativa que viene a darles una seguridad y una contingencia a los niños y sencillamente deciden desaplicarla? Eso es ilegal. Si hay normas por las cuales ellos pueden actuar, ellos tienen que hacerlo, pero no lo hacen”.
Lo que le molesta a la abogada es la petición constante de las instituciones de denunciar casos donde se aplique violencia contra los menores, pues se cuestiona dónde se va a denunciar.

CLARIDAD LEGAL

La Ley contra la Violencia Doméstica establece con claridad las medidas que se pueden aplicar en casos donde los niños son víctimas de violencia, acciones que se deben considerar emergencias.
Esta guía legal se encuentra en el capítulo II, Medidas de Protección, específicamente en el artículo 3.
En varios puntos resaltan medidas como la suspensión provisional de la guarda, crianza y educación de los hijos; suspensión provisional del derecho de visitas a la presunta persona agresora; y fijar una obligación alimentaria provisional en favor de la presunta víctima, entre otras.

PERIODISTA: Sharon Cascante Lizano

CRÉDITOS: Fotos: Archivo

EMAIL: [email protected]

Martes 26 Octubre, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA