Domingo 24, Octubre 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Cuidados nutricionales para las personas con Alzheimer

Dra. Katherine Zúñiga Orozco*

 

 

 

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo. Puede resultar abrumadora no solo para quienes la padecen, sino también para sus cuidadores y familiares. Las formas de la demencia son múltiples y diversas, la más común es la enfermedad de Alzheimer.
El Alzheimer es un trastorno neurológico progresivo que hace que el cerebro se encoja (atrofia) y que las neuronas cerebrales mueran. Puede verse manifestada por un deterioro continuo en el pensamiento, el comportamiento y las habilidades sociales que afecta la capacidad de una persona para vivir de forma independiente, facilitando así la posibilidad de presentar alteraciones en su estado de nutrición como lo son la pérdida de peso, la composición corporal y los indicadores bioquímicos.
Muchas personas con Alzheimer tienen o tendrán trastornos del comportamiento alimentario, a pesar de ello, una buena alimentación favorecerá su estado de salud. Algunas de estas alteraciones y sus posibles soluciones son las siguientes:
Han olvidado cómo preparar la comida: genera una alta posibilidad de realizar dietas monótonas y poco equilibradas. Se sugiere lo siguiente:
l    Como primer aspecto es importante realizar una evaluación sobre la medida en que la persona puede preparar su propia comida.
l    Incorporar a la persona en todo el proceso alimentario (compra, preparación, colocar la mesa).
l    Realizar un menú semanal con dietas completas y balanceadas, así como, evaluar en que aspectos productivos puede aún participar la persona.
Ha olvidado la ejecución de las actividades de la comida: la enfermedad hace que la persona olvide el uso de los cubiertos, o la realización de actividades básicas como cortar, pelar, picar, entre otras. Se recomienda:
l    Facilitar el cubierto adecuado para cada tipo de alimento. Existe en el mercado cubiertos de mango ancho, cucharas curvas, adaptaciones a la mano, platos y vasos irrompibles y antivuelco.
l    Corte la comida en trozos pequeños y fáciles de comer.
l    Deje a la persona que coma con las manos, proporcionándole comida adaptada: croquetas, albóndigas, bocadillos.
Se niega a comer: los motivos pueden ser diversos, entre ellos podemos encontrar lesiones en la boca (como úlceras), prótesis en mal estado, enfermedades que provocan una disminución del apetito (por ejemplo, el estreñimiento), pérdida de la sensación del hambre, frustración. El abordaje incluye lo siguiente:
l    Procurar que el momento de la comida sea agradable y relajado.
l    Realice ritos que identifiquen la hora de la comida: lavar las manos, poner la mesa, etc.
l    Sirva los platillos de uno en uno con los cubiertos adecuados.
Acepta la comida y después la escupe: las causas también pueden ser varias, desde problemas bucodentales, la mezcla de un medicamento con la comida, hasta elementos distractores. Algunas recomendaciones son:
l    Inspeccionar el estado de la boca y procurar una correcta higiene.
l    Procure recordar como prefería las comidas la persona, caliente, fría, salada, con muchas o pocas especies.
l    Evite factores de distracción (por ejemplo, el radio o la televisión).
Hiperfagia: hace referencia al hambre insaciable. La falta de memoria hace que la persona olvide que ya ha comido y pida más alimento. Se sugiere:
Hacer un mínimo de 5 ingestas diarias con raciones pequeñas.
Si existe obesidad, brindar comidas bajas en calorías: frutas, líquidos, verduras, productos descremados.
No discuta con la persona, entreténgala si es posible con otras actividades.
La alimentación es uno de los pocos momentos de placer para quien ha perdido otras capacidades. Uno de los principales cuidados que podemos ofrecer a las personas con Alzheimer es una adecuada nutrición. Este proceso puede ser complicado y difícil, es por ello por lo que el establecer estrategias como las anteriores pueden ayudar a mantener su calidad de vida.
Recuerde que, si los problemas nutricionales ya no se pueden resolver mediante actuaciones sencillas o de modificación del entorno debido a la gravedad de la enfermedad, será necesario recurrir al especialista correspondiente.
 
*Colegio de Profesionales en Nutrición

 

 

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 22 Septiembre, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA