Domingo 19, Septiembre 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Gobierno quiebra al país con restricciones

Editorial

El artículo 56 de la Constitución Política indica textualmente que “el Estado debe procurar que todos tengan ocupación honesta y útil, debidamente remunerada”. 

Así las cosas, el trabajo figura como un claro derecho constitucional para la ciudadanía, pero aquí en Costa Rica, donde las leyes no pasan del papel si comprometen a quien debe hacerlas cumplir, esto se irrespeta y el Gobierno en lugar de velar por que se desarrollen posibilidades de empleo, más bien les impone trabas.

La pandemia por Covid-19 hizo que las autoridades se atribuyeran más poder para controlar los movimientos de la ciudadanía y evitar tanto que los ciudadanos laboren como que se desplacen. 

Este martes, se registraron 1.354 casos, 9 fallecimientos y la hospitalización de 847 personas, de las cuales 481 permanecen en salón y 366 en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

Aunque las cifras bajaron en comparación con los datos de finales de abril y principios de mayo, cuando hubo un foco de infección grave, la realidad es que los casos ya disminuyeron y no se dio, afortunadamente, el colapso hospitalario con el que tanto se le metió temor a la ciudadanía. 

Como ciudadanos, los costarricense esperarían una mayor flexibilización con las medidas, pero la Administración se encasilla en mantener un absurdo, por lo cual surge la duda de si será que desea tener al pueblo domesticado a su antojo y quebrar la economía del país, al no permitir a las personas estar fuera de sus hogares más allá de un determinado horario.

El Gobierno mantiene una alerta naranja en todo el país como si se estuviera al borde de un peligro mayor. Aunque el virus existe, la ciudadanía ya se resignó a convivir con él y hemos estado en peores estados de crisis, pero el Ejecutivo parece preferir que no se reactive la economía y se percibe una extraña predilección por asustar con la vaina vacía.

Otro absurdo comprende el mantener la ridícula restricción vehicular sanitaria de 9 p.m. a 5 a.m. y por placas los fines de semana, como si el virus saliera en carro y solo en esas franjas horarias… Entonces para qué trasladaron los feriados a lunes, si se supone que pretendían dinamizar la actividad económica turística local y, aunque se puede circular con el comprobante de reservación, resulta molesto que los tráficos lo estén parando a uno a cada rato, como si fuera un delincuente. Eso más bien desincentiva que la gente haga turismo y quienes dependan de ello experimentan en carne propia las consecuencias de semejantes ocurrencias. 

Los sectores municipales son conscientes de sus patentados y alzaron la voz para que los establecimientos comerciales puedan cerrar cuando menos a las 11 p.m. y no a las 9 p.m., como se mantiene vigente desde el 27 de abril. 

No es para menos, por supuesto que a los gobiernos locales no les sirve que los comerciantes les retiren las patentes municipales porque dejan de percibir los montos de los contribuyentes, así que intentan mover cielo y tierra para que se pueda hacer una flexibilización en las medidas. No obstante, chocan con pared pues enfrente tienen a un Gobierno intransigente que solo piensa en trencitos eléctricos y otros puntos de su opaca agenda particular.

En entrevista publicada hoy en DIARIO EXTRA, puede observarse las grandes dificultades que experimentan los artistas nacionales simplemente porque el Gobierno les quiere minimizar su trabajo y favorecer al amiguismo, aspecto lamentable y hasta reprochable ante semejante crisis. 

Carlos Gutiérrez, Pitusa Jr. manifestó que la Administración entra con los tacos de frente, eso evidencia el nivel de soberbia del equipo comandado por el Ministerio de Salud y en donde se les imposibilita hacer sugerencias, prácticamente se trata de una imposición arbitraria. 

Qué triste es saber que el Ejecutivo, elegido para beneficiar a toda la población, no quiere ayudar a los artistas ni se permiten flexibilizar mediadas para permitirles laborar. Eso nota el poco interés que tienen hacia ellos como si fueran un sector “x”, pero cuando se hacen actividades culturales y tradicionales para sus grupos de preferencia, ahí sí corren para buscarlos. 

No entendemos cómo al Gobierno de Carlos Alvarado no le da la gana suavizar restricciones para que los locales comerciales puedan cerrar a las 11 p.m., de modo que sean capaces de crecer nuevamente y se pueda reactivar la economía de una forma sana, bajo la modalidad de “Costa Rica trabaja y se cuida”. Trabaja, ¿y cuida a quién?

La restricción vehicular sanitaria representa un abuso de autoridad, se trata de un toque de queda “solapado” y arbitrario, porque presuntamente sirve de algo reducir la movilidad de los ciudadanos en dicha franja horaria, como si la Covid saliera a atacar solo de noche y madrugada.

Así como se muestran firmes, prepotentes e intransigentes para quebrar la economía del país, debieran tener la valentía de exigir una rebaja en el marchamo. Ahí no se espera un comportamiento enérgico porque perderían la minita de oro. 

Dejen las ocurrencias y en lugar de seguir con las restricciones vehiculares, enfóquense en acciones para reactivar la economía y evitar que el país siga quebrado. Si el Gobierno no quiere hacerlo, que al menos permita que el pueblo pueda trabajar, trabajar, trabajar…

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 21 Julio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA