Domingo 29, Enero 2023

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

19 años para asesino de Luany Salazar

Tribunal Penal de Cartago recalifica el homicidio

  • Kenneth Chavarría miró fijamente a los jueces mientras escuchaba su sentencia.

  • Luanny Salazar fue asesinada en Linda Vista de La Unión.

  • Doña Patricia no pudo contener las lágrimas al salir de los tribunales.

  • Los jueces del Tribunal Penal de Cartago recalificaron el delito cometido por Mejía.

Kenneth Enrique Mejía Chavarría, de 38 años, fue sentenciado a 19 años de prisión tras ser declarado culpable del asesinato de Luany Valeria Salazar Zamora ocurrido el 10 de junio de 2020.
Los jueces del Tribunal Penal de Cartago tomaron este veredicto tras analizar la prueba y los testimonios de los testigos, así, para ellos no hay duda de que Mejía cometió el delito.
Mejía Chavarría, además, deberá cancelar más de 18 millones por daños y costas procesales.

DELITO RECALIFICADO

Previamente, la fiscalía había solicitado 50 años de prisión para el imputado por los delitos de homicidio y robo calificado en contra de Salazar Zamora.
Ante esta solicitud el Tribunal Penal analizó las pruebas presentadas en el caso y, por ello, declararon el delito como homicidio simple y hurto agravado y por eso Mejía deberá estar en la cárcel por 19 años, 18 por quitarle la vida a Luany y 1 por apropiarse del celular de la víctima.
A Mejía se le estaba achacando que el actuó con alevosía, ensañamiento y acabó con la vida de la ofendida con la intención de quitarle sus pertenencias. Ante esto, el tribunal concluyó que no se tiene pruebas de que el homicidio se diera con la planificación de que no hubiese riesgo por parte del acusado a la hora de cometerlo.
Aunque el cuerpo contaba con seis heridas con un arma punzocortante, solamente dos de esas podrían haber causado la muerte de la mujer y que fueron tan certeras que ella no sufrió ni tuvo conciencia de que estaba falleciendo, por lo que tampoco cabe el apartado del ensañamiento.
Por último, se determinó que no se puede comprobar que los actos cometidos por Mejía Chavarría fueran con la finalidad de apoderarse de las cosas de la hoy occisa, esto a pesar de que el imputado llevó a reparar el celular dos días después del asesinato.
El Tribunal admitió que la conducta fue violenta y grave, pero ante las pruebas obtenidas y a que tampoco hubo un testigo directo que viera a este hombre acabar con la vida de la joven, este acto debe ser un homicidio simple y no agravado como se pedía.
La pena de 18 años de prisión es la más alta para delitos con esta catalogación.

EL HECHO

Según la lectura del por tanto, se relata que la noche del 9 de julio de 2020, Luany y Kenneth estuvieron en la casa de un conocido, junto a una testigo de nombre Franchesca.
Esta testigo afirmó que ambos estuvieron juntos de las 6:30 p.m. hasta aproximadamente las 2:00 a.m., cuando Mejía le ofreció un negocio a la fallecida y que por eso se fueron al hogar del imputado.
Franchesca afirmó que, a eso de las 3:00 a.m., recibió un audio donde la víctima le confirma que sigue en el lugar y donde se puede percibir la voz de Mejía al fondo de la grabación, lo que confirma que seguían juntos.
Las pruebas indican que en la conversación de ambos el acusado le indicó a la mujer que subiera al segundo piso, y una vez ahí el imputado la atacaría con un cuchillo, propinándole seis heridas, dos de ellas en la yugular y que fueron fulminantes.
Una vez que hubo acabado con la vida de Luany Salazar, el asesino procedió a envolverla en un plástico y la selló con cinta adhesiva. El siguiente paso fue llevar los restos de la víctima al patio donde la enterró para evitar ser encontrado.
Los jueces reprocharon los actos cometidos por el sentenciado, ya que para ellos es inaceptable que se acabe con la vida de una persona que se conoce desde la infancia, a diferencia de asesinar a una persona que no se ha visto en la vida.
Además, señalaron que Kenneth Mejía limpió toda la escena con el fin de evitar que quedara cualquier rastro del delito cometido, por lo que se tuvo que hacer una prueba de luminol que determinó que Luany fue asesinada en la segunda planta y arrastrada al patio.
En esta prueba se encontró una gota de sangre, en ella se encontró ADN de la víctima y del agresor, algo que fue clave para acusar del homicidio al vecino de la Unión de Cartago.

ALEGATO DESACREDITADO

Los abogados defensores de Mejía alegaron que el hecho de que el cuerpo fuese encontrado por familiares de la víctima dentro de la vivienda de su defendido se debe determinar como una prueba manchada y que el caso estaba comprometido.
Este argumento fue descartado por los jueces del Tribunal, ya que en ninguna parte de la ley se prohíbe a los familiares realizar búsquedas que crean pertinentes, ni hay un apartado que los obligara a ingresar a esa vivienda con autoridades oficiales.
Además, los jueces indican que a la propiedad se ingresó con autorización de un tío que tenía llaves y que no existe prueba de entrada forzosa, por lo que el proceder de los familiares está dentro de lo legal.

PIDEN ABSOLUTORIA

Francisco Herrera, abogado defensor de Kenneth Mejía, afirmó, una vez concluida la lectura del por tanto, que analizarán la resolución del Tribunal y exigirán la absolutoria del imputado.
“Esta representación quería y estaba esperando más bien la absolutoria de mi defendido porque aquí toda la prueba está contaminada, además, toda la prueba es indiciaria. No tenemos una prueba directa que venga a asegurarnos con certeza que efectivamente mi patrocinado le haya dado muerte a esta joven, pero vamos a esperar la sentencia integral, leerla y ver si la podemos recurrir”, declaró el defensor al salir de los tribunales.

“EN 19 AÑOS HABRÁ UN ASESINO SUELTO”

Doña Ana Patricia Zamora, mamá de Luany, estuvo presente en la lectura del por tanto del caso del homicidio de su hija, Luany Salazar Zamora. Al final de la audiencia aprovechó para gritarle al imputado “Allá adentro vas a implorar justicia”.
Zamora también se mostró molesta por el fallo del Tribunal Penal de Cartago, por lo que siente que en este caso no se le dio justicia a su hija, incluso dijo que quisiera ver igualdad de condiciones si la fallecida hubiese sido hija de uno de los jueces.
“Yo les doy las gracias a ellos porque se agarraron de las herramientas que tenían que agarrarse. Pero la justicia patriarcal de este país es una basura. 19 años por la vida de una mujer de 23. Yo quisiera saber si hubiera sido la hija de uno de ellos a ver si lo hubieran condenado 19 años. En 19 años, Kenneth Chavarría va a salir de la cárcel. Mi hija hubiera tenido 37 cuando eso pase. Yo creo que Kenneth todavía tienen fuerzas para matar a otra mujer, así como mató a mi hija”, mencionó la madre desconsolada.
En las afueras de los Tribunales de Justicia de Cartago estaba un grupo de mujeres exigiendo una mayor pena para Mejía, entre ellas, otra madre de victima de femicidio quien le dio el mayor apoyo a Zamora al salir.

APELARÁN RECALIFICACIÓN

El abogado de Ana Patricia Zamora, Joseph Rivera, afirmó que salen conformes porque se pudo demostrar que Kenneth Mejía es el autor de la muerte de Luany, pero que están a la espera del fallo en firme para presentar la apelación respectiva.
“Estamos satisfechos porque se logró aclarar que él fue el que la mató, la culpabilidad quedó demostrada en el juicio, ahora lo que nos toca es determinar si efectivamente la sentencia tiene alguna situación en particular con relación al aumento de la pena”, afirmó el abogado.

PERIODISTA: Geovanny Garita Rivas

CRÉDITOS: Fotos: Daniel Johnson

EMAIL: [email protected]

Martes 13 Julio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA