Sábado 22, Junio 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

“Mi hija estaría muerta y el OIJ no me ayuda”

Boris Sánchez, padre desesperado:

  • En la vivienda donde estaba la menor se encontró ropa interior y un machete

  • La víctima le mostró una foto a su papá de las agresiones que sufría antes de desaparecer

  • El padre interpuso la denuncia, la cual aún se mantiene en proceso de investigación

Boris Sánchez denuncia un lento accionar por parte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tras el supuesto homicidio de su hija menor de edad perpetrado por la pareja de la muchacha. 

Aduce que las autoridades no han querido brindarle ayuda y le dicen que es un proceso que lleva tiempo para recabar todas las pruebas necesarias. 

Sánchez agrega que hay oficiales de la policía que están comprados por la mamá de su yerno, ya que la señora tiene apartamentos y se los alquila a esos funcionarios que presume fueron asignados al caso. 

Por esta razón, el afectado se contactó con El Periódico del Pueblo para recibir ayuda y de alguna manera meterles presión a las autoridades para que pongan bajo arresto al presunto asesino de su hija. 

 

RAPTO

 

Jorge Sánchez, hermano del afectado, se comunicó con DIARIO EXTRA para intentar que la historia de su sobrina se conozca y los entes competentes tomen cartas en el asunto. 

Los hermanos contaron que los hechos ocurrieron hace un tiempo, cuando en apariencia la menor vivía bajo la tutela de su madre. 

Alegan que la madre de la hoy occisa era descuidada y le permitió tener una relación con un muchacho mayor que vivía obsesionado por ella, con lo cual Boris quedó impactado. 

 “Como padre uno solo quiere lo mejor para sus hijos, cuando me di cuenta que él pretendía a mi hija me molesté mucho y traté de aconsejarla, pero en este caso uno no se puede meter con las preferencias de un hijo y para evitar problemas no tuve otra opción que hacerme de la vista gorda”, explicó. 

De ese modo la relación entre la menor y el hombre avanzó sin mayores complicaciones hasta que el padre de la víctima se dio cuenta por parte de los vecinos que el sujeto la maltrataba.

De inmediato Boris corrió al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para interponer una denuncia con el fin de este tipo se alejara de su hija, pero ahí iniciaron los problemas de falta de ayuda. 

Boris intentó comunicarse con la mamá de su hija, pero no tuvo respuesta. No pudo hacer más que esperar a que su muchacha se diera cuenta en lo que se estaba metiendo y saliera por sus propios medios. 

Por otro lado, una luz de esperanza aparecía para Boris, cuando se dio cuenta de que su hija se había ido con su madre a Nicaragua, aparentemente a vivir ahí, por lo cual se sintió feliz porque no estaría junto al novio agresor. 

“Me di cuenta que mi hija se iba a vivir a Nicaragua, no opuse resistencias y más bien me tranquilicé un poco porque al menos iba a estar lejos de ese muchacho, pero tiempo después ese tipo se fue hasta Nicaragua a secuestrar a mi hija y se la volvió a traer a Costa Rica. 

Yo hablé con ella y fue cuando me llevé la sorpresa que me comentó que se había casado con ese tipo y por eso se la había traído a suelo costarricense. No podía hacer nada, no entiendo cómo pudo ocurrir y con cuál autorización si yo no firmé nada para que eso ocurriera”, mencionó Boris. 

Nuevamente buscó la ayuda de las autoridades para anular ese matrimonio, pero no volvió a recibir apoyo.

Intentó tomar la justicia por sus manos y buscar a su muchacha, pero el yerno lo amenazó con quitarle la vida si volvía a acercarse.

 

MATRIMONIO VIOLENTO

 

Ya dándose por vencido en la encrucijada en que estaba, unos vecinos de la pareja le avisaron a Boris que su yerno seguía maltratando a la menor, que en ese momento tenía 16 años. 

Pero esta vez los lugareños mencionaron que la agresión se pasó de la raya, ya que además de golpearla, la amenazaba con un machete y la joven pasaba encerrada en la casa pues pocas veces lograban verla. 

Por tercera vez el papá se desplazó a las diferentes delegaciones a interponer la denuncia, alegando estar desesperado. Supuestamente los oficiales iniciaron investigaciones, pero falsas según el afectado ya que ni siquiera llegaron hasta la casa del agresor. 

 

ÚLTIMA LLAMADA

 

De acuerdo con las declaraciones de Boris, habría recibido unos videos de su hija donde se podía observar deteriorada y con lesiones en el rostro, evidencia de que era golpeada por su esposo. 

Además tuvo una última llamada con la menor, donde le decía que no la buscara y estaba bien. Tiempo después no volvió a saber nada de ella. 

“Yo hablé con ella, lo único que me dijo es que estaba bien y no la fuera a buscar, le pregunté qué estaba pasando pero me dijo que todo estaba bien, sin embargo después de esa llamada no supe nada más de ella y el muchacho no está, parece que huyó porque no aparece. 

A mi hija no la encuentro en ningún lado, por lo que yo asumí que está muerta y lo sé porque después que le dije al OIJ, a Fuerza Pública y a todas las autoridades a las cuales tenía que acudir que me ayudaran, ninguna se dignó a por lo menos investigar, así que solo fui hasta donde vivía mi hija con ese tipo y encontré la ropa y cosas de ella, hasta sé que ella está enterrada en ese lugar”, contó el papá de la víctima.

Según Boris la pareja vivía en Tres Ríos, donde él cree que se encuentran los restos de su hija sepultados. 

 

INVESTIGACIÓN

 

Al no recibir la colaboración de las autoridades, Boris se encargó de ir hasta el lugar e investigar por su cuenta, donde encontró las pertenencias de su hija. 

Asimismo se desplazó a hablar directamente con la mamá del presunto asesino, quien no le dio declaraciones ni tampoco la ubicación de su hijo. 

“No he recibido ayuda de nadie, ni del OIJ ni de ninguna policía, cuando les dije que mi hija estaba secuestrada y que estaba posiblemente muerta, las autoridades judiciales me dijeron que tenía que ir a poner una denuncia, que después de eso el proceso llevaba un tiempo para poder asignar una búsqueda o bien una investigación y era todo lo que podían hacer en el momento, ya que presumen que primero se tienen que revisar las pruebas que tengo, porque tengo videos e imágenes como pruebas, para que después ellos tomen acciones, pero aún sigo esperando”, aclaró. 

Boris se siente destrozado al ver que las autoridades han dejado el caso en el olvido. 

 

AUTORIDADES

 

Los agentes señalan que se mantienen en el proceso que estipula la ley para brindarle ayuda al desesperado hombre, pero no deben tomarse el caso a la ligera, ya que puede tratarse de un homicidio. 

Boris solo desea que se investigue el caso, no lo dejen sin respuestas y se haga justicia.

PERIODISTA: Josué Castro Chavez

EMAIL: [email protected]

Jueves 08 Julio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA