Viernes 23, Febrero 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Llamada sexual detona homicidio de Eva

Joven murió tras recibir dos disparos de exreo, Heredia

  • Garita Oviedo es el sospechoso de matar a Eva Morera

  • Óscar Morera y Alina Ulloa, padres de la fallecida, declararon en el juicio

  • Eva Morera tenía 19 años cuando fue asesinada por su exnovio

A casi dos años del asesinato de Eva Morera Ulloa, de 19 años, el Tribunal de Juicio de Heredia dio arranque al debate contra un hombre de apellidos Garita Oviedo, de 26, principal sospechoso de causarle la muerte a la universitaria.

A Garita lo acusan por el delito de homicidio calificado, así como uno de desobediencia y otro de portación de armas ilícita.

En apariencia el 1 de noviembre de 2019 en Barva, Heredia, el sospechoso le disparó dos veces a Eva en el cuello, mientras ella estaba desprevenida y de espalda.

El crimen tuvo lugar en una habitación de la vivienda del imputado tras una discusión por una aparente videollamada con contenido sexual recibida por la ahora fallecida.

Aparentemente, la situación habría desencadenado el malestar de Garita, quien habría disparado contra la muchacha.

Este miércoles Amanda Segura Salazar, licenciada del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu), presentó la querella del caso detallando lo ocurrido la tarde en que Eva fue asesinada.

Por su parte, el fiscal Francisco López Carmona hizo lectura de la acusación contra Garita atribuyéndole los tres delitos.

Asimismo, Óscar Morera, Alina Ulloa y Mariana Morera, padre, madre y hermana de la occisa, respectivamente, presentaron su testimonio ante el tribunal de juicio, donde adujeron lo que su familiar sufrió durante la relación sentimental que mantuvo con Garita.

El caso se mantiene bajo el expediente 19-007220-0059-PE.

 

QUERELLA

 

Por los hechos, la representante del Inamu indicó que la víctima había mantenido una relación con Garita desde los 14 años, misma que en apariencia desencadenó una serie de hechos violentos. 

Según Segura en la lectura de la acusación, Garita había recibido antes del femicidio una condena por poco más de 6 años de prisión por temas relacionados con aparentes delitos de droga. 

Pese a mantenerse tras las rejas, ambos jóvenes mantuvieron la relación, en las que aparentemente Garita tenía acceso a un teléfono celular, mismo que utilizaba para comunicarse y amenazar aparentemente a Eva y allegados.

Sin embargo, en 2019 Garita saldría en libertad tras recibir un beneficio en la pena que descontaba.

Tras estar en libertad, ambos jóvenes se encontraban en ocasiones, citas que terminaron el 1 de noviembre del 2019 con el asesinato de la universitaria.

De acuerdo con Segura, el sospechoso aprovecharía que la joven se encontraba indefensa y sola para acabar con su vida.

 

TRISTE LLAMADA

 

El primero en declarar por la muerte de la universitaria fue su padre, el señor Óscar Morera, quien indicó recibir la muerte de su hija a través una llamada.

“Mi hija Mariana me llama a decirme que a Eva le habían disparado, que Garita le había disparado y que ella estaba tratando de ver por qué no la dejaban pasar. La policía ya se encontraba en el lugar y yo me estaba preparando para cocinar, me impactó mucho y lo que hice fue irme inmediatamente para allá, sin embargo antes de salir de la casa en Santa Ana ya me habían comunicado que Eva había muerto”, especificó.

El progenitor de la occisa manifestó durante su declaración que no conocía al sujeto personalmente, pero había escuchado de otras personas que mantenía una serie de antecedentes penales, situación que le preocupó.

“Yo me llego a enterar poco antes de que Eva cumpla 15 años, la madre de Eva me cuenta que un muchacho que era del parque de Barva, que no tenía muy buena fama, había llegado a solicitarle a la mamá, a Alina, que quería ser novio de Eva. Nosotros estábamos muy preocupados porque ya tenía antecedentes criminales y comportamientos delictivos, y evidentemente no nos parecía una buena relación”, argumentó.

 

CONTROL

 

Entre las especificaciones del padre, arroja que durante el tiempo que ambos mantuvieron la relación sentimental, Garita se habría aprovechado para violentarla.

“Él trataba de todas maneras de usar todos sus argumentos de machismo tóxico para poseer a esta niña, para tener el control absoluto de esta niña. Usó todo lo que tenía en sus manos: embarazarla, agredirla, golpearla, violarla por un periodo de cinco años hasta que logró su cometido que fue matarla”, narró.

Entre lo mencionado por el progenitor sobresale que el ahora imputado desde prisión controlaba a Eva, desencadenando también amenazas para toda la familia.

 

DIFÍCIL MOMENTO

 

Por su parte Alina Ulloa, madre de la joven asesinada, narró los momentos cuando se enteró de la muerte de Eva, suceso que la dejó sin habla.

“Me entra una llamada y me dicen ‘¿usted es la mamá de Eva?’. Ya desde eso yo sentí una cosa tremenda. La voz se me quebró y le dije ‘¿qué pasa?’. Me dicen que Randall le disparó; yo le dije ‘¿dónde está?’, y me dijeron que en la casa de él”, apuntó.

Tras la difícil llamada, la madre se movilizó hasta la vivienda de Garita para intentar socorrer a Eva.

“La casa de él está a 500 metros de mi casa, subí como una loca, dejé el carro y ya estaba la policía, me peleé con la policía. Les decía que me dejaran pasar, que me dejaran verla, no podía pasar”, agregó.

Entre los momentos más duros, según lo descrito por la progenitora, está que una de las oficiales que se encontraba en la escena del crimen le confirmó el deceso.

“Recuerdo que una policía me preguntó cómo anda vestía y yo me recordaba: con una enagua de mezclilla, con unas botas negras altas, una blusa de manga larga, y me dijo ‘señora, desearía decirle que la muchacha anda diferente, que no es su hija, pero sí es’”, recordó con tristeza doña Alina.

Ante su desesperación, solicitó a los uniformados poder ingresar, pero no se pudo.

“Yo lo que quería en ese momento era cogerle la mano, decirle que se podía ir tranquila que le iba a cuidar al niño, que siempre lo iba a cuidar, que se fuera en paz y me quedé hasta el final”, indicó.

La mujer resalta que la madre del supuesto asesino le habría expresado aparentemente que dos disparos fueron los que acabaron con la vida de su hija.

“Nosotros los escuchamos discutir y en eso se escuchó el disparo, yo no sabía cuántos disparos habían sido, Kattia me dijo ‘yo escuché dos disparos’. Nosotros salimos corriendo, bajamos y él salió. Él estaba muy enojado porque ella recibió una llamada, una videollamada, Garita estaba muy enojado porque Eva recibió una llamada de un hombre enseñándole el pene, eso fue todo lo que hablé con ella, me levanté y me vine para la casa”, concluyó.

PERIODISTA: Erick Melendez Delgado

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Jueves 17 Junio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA