Domingo 26, Mayo 2024

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Sucesos

Familia de oficial UEA presintió su muerte

San Juan de Dios, Desamparados

  • En esta foto se ve a Luis Fernando disfrutando de un paseo en bicicleta.

  • Amigos y familiares lo recordarán siempre como un aventurero.

  • Don Manuel con gran orgullo mostró las fotografías de su hijo.

  • Luis Fernando (izquierda) y su hermano Mauricio se toparon en un día de trabajo.

La familia de Luis Fernando Vallejos Pizarro, oficial de la Unidad Especial de Apoyo (UEA) que falleció en un accidente de tránsito en la autopista de Circunvalación a la altura de San Sebastián, San José, aún tiene vivas las heridas por su reciente partida.
Manuel Vallejos Cascante y Dennis Pizarro Gómez, padres de Luis Fernando, recibieron a DIARIO EXTRA para contar la historia de su hijo.
Los esposos narraron que la semana antes de la tragedia Luis Fernando fue a pasear en Guanacaste y tras varias llamadas telefónicas para saber dónde se encontrarían, pero finalmente decidieron que cada quien siguiera con su plan y se verían luego.
“Era la última vez que lo íbamos a ver”, dijo doña Dennis.
El viaje de la familia continuó, pero don Manuel tuvo un presentimiento, le dijo a su esposa que él quería verlo porque sentía que algo iba a pasar.
Continuaron su viaje por la carretera. “Sentí algo raro, como que me iba alejando de él”, comentó su padre.
Después de eso su madre se comunicó varios días con él, hasta el martes 25, cuando se produjo el accidente y su hijo perdió la vida.

DEPORTISTA

A Vallejos le encantaba el deporte extremo, por eso participaba en triatlones, conducía motocicletas de alto cilindraje y cuadraciclos.
Hacía canopy, rápel y era quien se encargaba de la organización de estas aventuras. También practicaba ciclismo y esto lo llevó a incursionar en las carreras de relevo, donde de acuerdo con don Manuel ganó muchas medallas.
Su padre narra que Luis Fernando compró bicicletas para dedicarse a practicar este deporte y a cada lugar que iban de paseo las llevaba.
Se iba a zonas como Tarbaca, Acosta y Coralillo, “buscaba los caminos más duros y pesados para hacer deporte”.
“Le gustaba escalar montañas, cerros, ir a quebradas y ríos para hacer deporte con sus bicicletas”, añadió don Manuel.
“Yo le preguntaba cómo sacaba tanto tiempo para todo”, dijo doña Dennis, asombrada al ver que, a pesar de lo duro de su trabajo, Luis Fernando tenía energía de sobra.
“Tenía una condición que yo me quedaba sorprendido”, agregó el papá.
Esta madre comentó que su hijo tenía tiempo de no vivir con ellos, pero cada vez que llegaba a visitarlos les contaba las aventuras que tenía planeadas.
Ella como madre preocupada le preguntaba: “¿Papi por qué no descansa, mi amor?”, a lo que él siempre le respondía: “Ay mami, a descansar cuando me muera”.

ANÉCDOTAS

Los familiares de Luis Fernando siempre tendrán excelentes recuerdos de él. Uno de ellos es que en una ocasión que visitaron las playas de Guanacaste para Semana Santa lo primero que hizo fue ir a correr y luego nadar mar adentro.
Don Manuel dijo que al verlo se sentían sumamente orgullosos del hombre en que se había convertido.
Ese día justamente su hijo lo hizo subirse por primera vez a una moto acuática. “Anduvimos adentro. A él le gustaba la adrenalina y volcar las motos”, recordó.

PEQUEÑO

Desde pequeño se caracterizó por ser muy independiente, pues no le gustaba andar en brazos. Conforme fue creciendo se volvió un niño más inquieto y cuando iban a visitar a su abuela materna, en Guanacaste, Luis Fernando siempre corría para subirse a los árboles.
Doña Dennis comentó que su mamá le decía: “¡Pobrecita! Es que no tenés paz” y ella le respondía que si algo le sucedía a su hijo se podía morir.
Sus padres les enseñaron a andar en bicicleta a sus hijos, pero él no quiso, a la edad de 4 años les decía: “Yo cholo, yo cholo”, refiriéndose a que él podía hacerlo solo.
De igual forma cuando iba a vestirse, así se pusiera el pantalón al revés, él lo hacía solo.

GRAN HERMANO Y PADRE

El Periódico de Más Venta en Costa Rica se comunicó con su hermano menor, Mauricio Vallejos Pizarro, quien relató que cuando él se hizo policía, en una ocasión le dijo a Luis Fernando que quería renunciar y este le sacó un rosario.
“Sea fuerte, sea valiente. Cuando sienta debilidad pídale fuerzas a Dios, pero continúe”, recordó.
En el curso básico policial Mauricio se quedaba atrás en los entrenamientos, él se devolvía, le ponía la mano en la espalda y le decía: “Mae póngale, póngale. Demuestre su coraje. Vamos, ánimo”.
Luis Fernando era un padre dedicado a su hijo, “lo quería a tal punto que le pedía a su madre que le diera la custodia porque quería compartir con él todos los días. Cada vez que podía lo llevaba a comer”, agregó.

POLICÍA

“Mi hermano siempre quiso ser policía. Desde que era niño cada vez que veía un policía salía corriendo, le daba la mano y le decía que él quería ser policía”, comentó.
Mauricio cuenta que cuando estaba en el colegio salió la noticia que se llevó a cabo un allanamiento en León XIII, Tibás, donde hubo intercambio de balas.
“Mami, mami, vea qué chiva. Usted sabe yo estar ahí… ¡Qué carga!”, rememoró.
Don Manuel también fue policía y el ejemplo que siguió Luis Fernando. A los años logró graduarse de oficial e ingresó a una unidad especial, en la que hacía lo que amaba.
“Nunca lo escuché hablar mal de su trabajo, de sus compañeros”, expresó su hermano.
De esta forma dijo que en la Unidad Especial de Apoyo son una familia, “son hermanos policiales, se acoplan entre ellos mismos”.
De hecho, uno de los compañeros de su hermano les dio la mala noticia, pero a la vez se alegran porque es una persona que lo aprecia.
“Los que estaban libres llegaron como grupo a la vela”, manifestó Mauricio, quien afirmó que ese día asistieron entre 30 y 40 uniformados que acababan de terminar su turno.

DOCUMENTACIÓN

Luis Fernando se compró una cámara y un dron para documentar sus aventuras. “Lo extraño es que el dron y la bicicleta no aparecen”, comentó don Manuel.
Solicita que si alguien tiene alguna de estas pertenencias y no sabe cómo comunicarse con ellos para devolverlas puede llamarlo al teléfono 8572-3535 porque estos dispositivos tienen un valor sentimental muy alto para ellos.

PERIODISTA: Marycruz Brenes Mejía

EMAIL: [email protected]

Miércoles 16 Junio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA