Lunes 26, Julio 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Ser un buen padre

“Un buen padre es mejor que mil maestros”, proverbio chino.

 

 

 

La paternidad es hermosa, lleva muchas alegrías que se van guardando en el corazón. Para que ser padre sea funcional y que dé como resultado hijos felices, exitosos y de una buena conducta moral, se debe cumplir con ciertas conductas y tener o adquirir algunas herramientas, así como a la vez deshacernos de ciertos patrones culturales que han estorbado para ser unos buenos padres.
En nuestra cultura los matrimonios crearon un muy mal negocio, donde el hombre dice y establece “cuando tengamos hijos, yo los mantengo y usted los educa y cría”. En este trato los hijos quedan en desventaja, es importante establecer que la crianza, la formación, la disciplina, los límites y el afecto son responsabilidad de ambos, porque, si solo la madre trabaja en ello, el hijo solamente obtendrá la mitad de la formación, y por consiguiente tendríamos un hueco formativo y afectivo paterno, dentro de la personalidad del hijo.
Para ser un padre que funciona, estos deben ocuparse en:
• Afectividad oral y física: Implica el decirles constantemente que los amamos, así como abrazarlos y besarlos constantemente.
• Actividades: Implica crear momentos que los unan, jugar, hacer cosas como pintar la casa o enseñarles cosas como los oficios domésticos.
• Comunicación profunda: Se trata de conocer los gustos de los hijos y el porqué de estos, el hablar de temas específicos según las necesidades de cada edad, así como quienes son internamente y el propósito de sus vidas.
• Límites y disciplina: Ellos ocupan que los protejan de sí mismos y esto se logra por medio de colocar limitantes e impartir disciplinas cuando sea necesario.
• Formación: Abarca enseñar a vivir correctamente por medio de enseñar valores morales y espirituales.
Algo muy importante es que esto debe ser practicado constantemente, no darán buen fruto si se hacen de vez en cuando. Otro punto a resaltar es que debe de hacerse en forma integral y no solo practicar un área, por ejemplo, si un padre es muy afectivo, pero no trabaja el área de formación, tendríamos como resultado un hijo indisciplinado, y por último resaltar que es el padre el responsable, y no los hijos, de hacer que todos estos puntos sean una realidad.
Como padres, ajustemos lo que debamos ajustar según lo antes expuesto, y así veremos una paternidad llena de satisfacciones y con una relación padre-hijo que llenará y formará el corazón de ambos.

*Consejero Familiar
Consultas y charlas
Teléfono: 8352-5000

 

 

 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dr. Mauricio Mora

EMAIL:

Miércoles 16 Junio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA