Jueves 29, Julio 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Madre pide no olvidar muerte de hija embarazada

Autoridades investigan, pero aún no detienen homicidas, Quepos

  • Así quedó el carro en que viajaba la veinteañera.

  • Quién era

Desde hace un año y un mes la familia de Karolay Liliana Vindas Durán, la joven embarazada que fue asesinada a balazos, vive en medio del dolor por su ausencia. Además le angustia pensar que el caso quede impune porque hasta la fecha no hay ninguna persona detenida como responsable.
Vindas tenía 21 años y 5 meses de embarazo de una niña cuando les arrebataron la vida a ambas. Los hechos ocurrieron el 29 de abril de 2020 en Quepos, Puntarenas, a unos metros del Hospital Dr. Max Terán Valls.
Ese día la veinteañera viajaba en un taxi informal junto a su padre, quien observó cuando les dispararon desde una motocicleta. En la balacera también resultó gravemente herido un hombre de apellidos Vargas Hernández, conductor del vehículo. Recibió un plomazo en la parte derecha del tórax.
Liliana Durán, madre de la joven, comentó que pese al tiempo que ha transcurrido, su familia considera que el caso no avanza y lo único que solicita a las autoridades es que no lo deje en el olvido.
Precisamente este medio consultó en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) por el caso y si habían detenido a algún sospechoso, sin embargo aseguraron que las pesquisas al respecto todavía estaban en proceso.
“Nos han dicho lo mismo. Yo pregunté si sabían algo del caso, pero no, ya se cumplió un año y casi dos meses. Como familia nos preocupa. En este caso soy yo porque era mi única hija, y el papá de ella, que también estaba bien preocupado y hasta enojado porque ha ido a todo lado y le dicen lo mismo. Es un gran dolor. Para mí ha sido bastante duro, pero Dios le da fortaleza a uno para seguir adelante”, aseguró la mujer.
Durán dijo que nunca olvidará que su hija siempre soñó con vivir junto a ella para ayudarle. Además siempre llevará en la memoria su sonrisa y su espíritu luchador.
La mayor ilusión que tenía esta familia era conocer a la bebé de Karolay, quien desde que se enteró de su embarazo no hubo día que no expresara el amor que sentía por la pequeña.
“Estaba emocionada por la bebé, bastante, ella anhelaba esa bebé. Bueno, la anhelábamos porque era mi única nieta. Ella siempre fue muy alegre, trabajadora. En tiendas la buscaban mucho porque gracias a Dios era muy honrada, aplicada y bien entregada al trabajo.
Todo el mundo la recuerda bien porque ella no era malcriada ni malhablada ni nada. Tenía muchos amigos, era muy querida”, recordó.

IBA POR EXÁMENES

De acuerdo con Durán, el día de los hechos quedó con su hija en que la acompañaría a una cita de rutina que tenía programada por el embarazo, sin embargo antes de eso necesitaba pasar a recoger los resultados de unos exámenes de laboratorio.
Para ese momento la veinteañera vivía con su papá, él necesitaba realizar otras diligencias y por esto aprovechó el viaje en el taxi pirata para ir al centro de Quepos.
“Al frente de la clínica hay un especialista en ultrasonidos y yo iba con ella a una cita a las 11 a.m. para el Hospital Max Terán, entonces ella necesitaba recoger un documento de ahí.
El papá iba para Quepos y ella me dijo: ‘Alístese, yo voy a pasar a recoger los exámenes, dejo a papi en el centro y paso por usted para ir a la cita’. Cuando ella recogió los exámenes pasó eso. Yo estaba en la casa alistándome”, narró.
El día de los hechos Karolay iba en el asiento del acompañante, mientras que su padre en la parte trasera. Aparentemente cuando estaban por llegar al centro hospitalario le indicaron al conductor que se detuviera, pero ni siquiera pudieron bajarse porque en ese momento fueron alcanzados por una motocicleta tipo panadera, en la que viajaban dos sujetos con vestimentas oscuras.
En el OIJ detallaron que los pistoleros se detuvieron frente a la ventana de la joven y el hombre que viajaba como acompañante sacó un arma de fuego y le en al menos 10 ocasiones, luego huyeron hacia un sector conocido como Las Fincas, carretera a Dominical.
La joven madre recibió aproximadamente cinco disparos, el taxista uno y su padre resultó ileso. Pese a la lesión, el conductor a como pudo llegó al hospital, donde pidieron ayuda para que atendieran a Vindas, quien seguía viva, pero poco después falleció.
En la policía judicial aseguran que el ataque estaba dirigido contra la veinteañera y una de las líneas de investigación que se analizaban era que al parecer se debería a un tema pasional.
Por ahora se debe esperar que concluya la investigación, la cual determinará si ese fue el móvil del crimen, así como para que se establezca quién es el autor intelectual y quiénes los gatilleros.

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

EMAIL: [email protected]

Lunes 14 Junio, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA