Viernes 30, Julio 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR

Vida

Seguridad Sexual

Dr. Mauro Fernández

 

 

 

La sexualidad florida, gratificante y entendida bajo un aura de plenitud requiere ante todo la certeza de la seguridad. Sí, la seguridad de no ser contagiado con una infección de transmisión sexual y la seguridad de que no se va a producir un embarazo sorpresa. Los amantes requieren la certeza que brinda un método anticonceptivo de alta eficacia y la certeza de que ambos están libres de infecciones. Claro esto plantea diversas aristas en la práctica.
Por un lado, la anticoncepción requiere constancia, sean las pastillas, sea la inyección mensual, sea la inyección trimestral o los demás métodos, todos ellos exigen que la pareja cumpla con el método y hoy la ciencia reporta que es ahí donde surgen los fallos anticonceptivos, por despistes con el cumplimiento.
No está tranquilo el varón que sabe que ella olvida con frecuencia la toma de las pastillas, no está tranquila la mujer que sabe que él no va a querer ponerse el preservativo.  La tensión que provoca una regla que no baja, hacer cuentas a fin de mes, recordar si fue este o aquel día el que se tuvo relaciones suele ser devastador, más aún cuando sucede cada mes. Es cuestión de tiempo para que la sexualidad se marchite, en medio de esa tensión de que suceda un embarazo.
Más complejo resulta el riesgo venéreo, sobre todo ahora que conocemos que muchas infecciones graves con el VIH/SIDA, la hepatitis B, el virus del papiloma entre otros, pasan largos periodos sin dar síntomas, de tal forma que la persona infectada ignora que tiene la infección y contagia a otros sin darse cuenta. Así que, a pesar de la ausencia de síntomas o lesiones el riesgo de un contagio está presente.  De igual manera, el uso del preservativo disminuye el riesgo de contagio, pero no da una protección total.
Desde luego que las relaciones sexuales con la pareja habitual de larga data en la que ambos se guardan fidelidad representa el escenario realmente seguro. Sin embargo, hoy son muchas las parejas que tienen vínculos de apenas unos cuantos años y esos cambios de pareja también redundan en el riesgo venéreo.  
Adicionalmente, en nuestra sociedad el sexo se convirtió en una recreación más, y son muchos los que tienen relaciones casuales, fortuitas con desconocidos o apenas conocidos. Relaciones que “simplemente suceden” de forma inesperada, y en las que no siempre se cuenta con un condón a mano, y ante la oportunidad muchos prefieren jugarse el riesgo.
Más apremiante le resulta la vida a la mujer que sabe o presume que su pareja es infiel, y que teme que “en una que va y en una que viene” él se infecte y por ende la infecte. Cada síntoma fugaz, cada molestia pasajera, y cada control ginecológico le aviva el temor de que haya sucedido un contagio. Es claro que estas mujeres le pierden el gusto al sexo ya que ven en cada acto sexual una posible sentencia de contagio.
Esto nos habla de lo compleja que resulta la vida sexual en la actualidad y explica los números crecientes de infecciones, así como las siempre elevadas cifras de embarazos sorpresa. Por eso debemos recodar que un buen amante, ante todo, no asume riesgos.

 

 

 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dr. Mauro Fernández

EMAIL:

Lunes 10 Mayo, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA