Lunes 14, Junio 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Padre de joven asesinada viaja a C.R. para pedir justicia

El lunes arranca juicio por caso de Luany Salazar, Cartago

  • A la joven la encontraron enterrada en el patio de una casa vecina

  • Randall Salazar, padre de la fallecida, llegó al país tras estar fuera 17 años

  • Joseph Rivera, abogado de la familia

El lunes 10 de mayo en los Tribunales de Justica de Cartago arrancará el juicio contra un hombre de apellidos Mejía Chavarría, vinculado a la muerte de la joven Luany Valeria Salazar Zamora ocurrida en junio del 2020.

A la víctima la reportaron desaparecida el 9 de junio del año anterior tras salir de su casa, ubicada en La Unión de Cartago, sin embargo seis días después su hermano encontró el cuerpo en el patio de la vivienda del ahora sospechoso.

El 16 de junio de ese año el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó a los familiares que los restos hallados en efecto eran de Luany Valeria.

Ese mismo día los judiciales ordenaron la detención de Mejía, por lo que de inmediato oficiales de la Fuerza Pública lo aprehendieron mientras se encontraba en una casa ubicada en Heredia.

El debate está programado para iniciar a las 8:30 a.m. los días 10, 11, 12, 13 14, 17 y 18 de mayo en dichos tribunales, en el cual se agregará la parte documental y testimonial de los involucrados.

El sujeto permanece en el centro penal La Reforma en San Rafael de Alajuela descontando prisión preventiva tras solicitud de la Fiscalía.

El caso se mantiene bajo análisis con el expediente 20-000545-0071-PE.

 

CONVICCIÓN

 

Tras 17 años de estar fuera de Costa Rica, DIARIO EXTRA abordó este viernes por la tarde a Randall Salazar, papá de la fallecida, quien se muestra esperanzado de que se hará justicia por la muerte de su hija.

“Vengo a pedir justicia para mi hija Valeria. Tenemos la convicción de que el sospechoso es el actor intelectual de la muerte de mi hija, por lo que nuestro abogado Joseph Rivera será el encargado de demostrar eso en la corte”, comentó.

El angustiado padre mencionó que la lucha será hasta lograr justicia por la muerte de Luany Valeria, misma que en su corazón seguirá viva.

“Voy a luchar por ella, para mí no está muerta. Ella está en mi corazón y aquí estoy para continuar hasta las últimas consecuencias, hasta donde haya que llegar, sea al poderoso director del OIJ o sea quien sea el involucrado”, expresó.

A continuación, algunas de sus apreciaciones con respecto la tragedia.

 

¿Qué les van a pedir a las autoridades costarricenses?

-Estamos solicitando la pena máxima por la magnitud del homicidio. Aparte del homicidio, el robo agravado fue algo totalmente espeluznante, hecho solo por un psicópata, un monstruo. Esperamos que a esa persona le caiga todo el peso de la ley y que no le haga daño a nadie más.

¿Cómo ha sido todo este tiempo de proceso?

-Un proceso terrible. Valeria era mi única hija, el amor de mi vida y aquí estoy para que se haga justicia.

Hace 17 años que no está en el país…

-Es muy difícil porque en mi vida hay dos etapas, una antes de Valeria y una después. El año pasado, más o menos para el mes de mayo, ella y yo íbamos a irnos de vacaciones a varias playas, pero no se pudo por el asunto de la pandemia y ahora es doloroso venir a visitarla en una tumba.

¿Espera que las autoridades judiciales actúen lo antes posible?

-Estoy anuente a esperar el tiempo que tenga que esperar. Estoy positivo que las expectativas que tenemos se van a volver realidad.

¿Cómo ha sido la comunicación de su familia acá en Costa Rica?

-La comunicación ha sido con mis hermanas, con el abogado y con algunas tías de mi hija. Este mes voy a estar quedándome en la casa de mis hermanas, que también tengo mucho tiempo de no visitarlas.

¿Solicitarán medidas contra Walter Espinoza, director OIJ?

-Es un caso paralelo y estoy esperando que sea la audiencia. Quiero asistir por sus nefastas declaraciones en contra de mi hija: totalmente estereotipadas, misóginas y machistas.

¿Qué le diría al jerarca del OIJ?

-Voy a esperar que las cosas caigan por su propio peso. Él sabe que las declaraciones y la actitud que tuvo en contra de mi hija fue totalmente fuera de los parámetros. Me extraña que siendo el director del OIJ se haya atrevido a dar declaraciones tan infundadas.

¿Qué le dirá al sospechoso cuando lo tenga enfrente?

-Ese va a ser uno de los momentos más difíciles de mi vida, eso me ha tendido un estrés y una tensión horrible, pero aquí estoy en representación de mi hija. No le diría nada, nada más quiero que le caiga todo el peso de la ley porque hay un Dios que todo lo ve y va a enfrentar la justicia, primero la de los hombres y luego la divina que es implacable. 

¿Qué recordará de su hija?

-Me enseñó a conocer lo que es el amor, aparte de mi hija teníamos una relación muy bella de amigos, cómplices y confidentes. A diario nos llamábamos, de hecho el día que se desapareció sus últimas palabras fueron “te amo” y yo le contesté lo mismo.

¿Qué fue lo último que hablaron?

-Lo último que hablamos fue que le dije que para que mi felicidad estuviera completa se fuera a vivir conmigo a los Estados Unidos, que cuando pudiera viajar íbamos a hablar de ese asunto.

¿Qué le respondió ella?

-Ella me dijo “papito, está bien”. Teníamos muchos planes y muchos proyectos, era una chica maravillosa y tenía un futuro muy grande por delante. Es injusto que un monstruo llegue, le trunque la vida y sus sueños. 

Tras el viaje, el hombre residente en Nueva Jersey, viajó a la capital donde almorzaría y pasará este mes en Costa Rica.

 

PENA MÁXIMA

 

El Periódico de Más Venta en Costa Rica conversó con Joseph Rivera, abogado de la familia de Luany, quien indica que buscará que se cumpla la justicia.

“Lo que esperamos es que se haga justicia por Luany, que se haga la apertura del proceso, que se pueda incorporar la lectura de la querella de la acción civil y la del Ministerio Público, la acusación, y empezar a evacuar toda la prueba testimonial que se ofreció en este proceso que son prácticamente 10 testigos”, mencionó.

Según el querellante, los femicidios no pueden pasarse por alto, por lo cual llegarán hasta las últimas consecuencias.

“La familia me ha externado, en especial doña Patricia, que es la mamá de la ofendida, y don Randall Salazar, quien es el papá, que ojalá el sistema judicial vea que estos casos de femicidios no se pueden permitir”, citó.

Además, en conversaciones con ambos progenitores concuerdan que deben solicitar la pena máxima. 

“El bien jurídico de la vida es el que más se ha violentado, el de mayor valor y lo que esperan es que de verdad al imputado le pongan una pena alta. El fin de la pena es castigar a este señor y que reciba un escarmiento por quitarle la vida a esta muchacha tan joven de 23 años”, agregó. 

 

EL CASO

 

La joven de 23 años, quien laboraba como recepcionista en un hotel, fue reportada desaparecida el 9 de junio del año anterior tras ser vista por última vez luego de que saliera de su casa ubicada en Linda Vista de La Unión, Cartago.

Ese día Salazar le habría dicho a su mamá que saldría a la alameda para fumarse un cigarro con una amiga, pero no se volvió a saber de ella.

Seis días después, específicamente el 15 de junio del 2020, su hermano encontró el cuerpo de Luany enterrado en el patio de la casa de un vecino, quien fue detenido de inmediato.

 

HOMICIDIO

 

El martes 16 de junio la familia fue notificada de que las pruebas forenses confirmaron que el cadáver encontrado era de la veinteañera.

Según explicó Joseph Rivera, la víctima tenía múltiples heridas punzocortantes en el rostro, así como en el cuello, y de acuerdo con lo manifestado por el hermano, cuando la desenterró tenía una bolsa plástica amarrada con espadrapo en la cabeza.

“Podríamos decir que la causa de muerte fue por asfixia, pero tenemos que determinar según lo que diga el perito, que eso es un tema que hay que abordarlo muy técnico en Medicatura Forense. Ahora seguro nos van a salir de que es un homicidio simple”, mencionó el abogado.

 

ÚLTIMO CONTACTO

 

DIARIO EXTRA conversó con Patricia Zamora Masís, mamá de Luany, quien narró el último contacto con su hija.

Entre los recuerdos de la progenitora quedó una fotografía que le envió vía WhatsApp en que le mostraba la ropa que llevaba puesta ese día. También le indicó sobre su salida a la alameda de la casa donde estaría hablando y fumando con una amiga.

Según las declaraciones de Zamora, ambas estuvieron compartiendo junto a otras amistades, momento en que apareció un vecino apellidado Mejía, quien le pidió a Luany que fuera a su vivienda porque “le tenía un negocio”. 

La amiga de la veinteañera dijo que ella no quería ir, pero este le insistió tanto que la convenció.

“Ella les dijo: ‘Ya vengo, voy a ver el negocio’ y se fue. De hecho la testigo dijo que como Luany no aparecía la llamó, ella le contestó y le preguntó si estaba con él y ella le dijo que sí, incluso habló con él por el teléfono de ella”, añadió.

Ante esta situación, los familiares interpusieron la denuncia el jueves 18 de junio en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

 

DETENIDO

 

Oficiales de la Unidad Especial de Apoyo (UEA) del Ministerio de Seguridad Pública capturaron a Mejía como principal sospechoso de la muerte de Luany cuando estaba en una vivienda de San Pablo, Heredia.

A Mejía lo remitieron con los agentes judiciales y luego lo enviaron al Ministerio Público, donde le dictaron seis meses de prisión preventiva.

 

¢200 MILLONES

 

El viernes 18 de diciembre, el abogado de la familia de Luany Valeria Salazar Zamora se presentó ante la Fiscalía de La Unión, Cartago, donde presentaron una querella por el crimen de la joven y una acción civil resarcitoria en que solicitan ¢200 millones.

Joseph Rivera amplió que los delitos que se acusan al imputado son homicidio calificado y robo agravado, este último porque tras el crimen al parecer se adueñó del celular de la víctima.

“Se está pidiendo ¢100 millones de daño moral y ¢100 millones de daño material tras un peritaje psicológico de los daños causados. Esperamos que se logre condenar al sospechoso con la teoría de la tesis que llevamos para los jueces del Tribunal Penal de Cartago. Hemos recibido gracias a Dios el apoyo de la Fiscalía, se han abierto las puertas, las 61 organizaciones feministas también nos apoyan”, declaró.

PERIODISTA: Erick Melendez Delgado

CRÉDITOS: Fotos: Jesús Ramírez

EMAIL: [email protected]

Sábado 08 Mayo, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA