Domingo 16, Mayo 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Internacionales

Príncipe Felipe muere a los 99 años

Tenía 7 décadas con la reina Isabel II

  • La reina Isabel tenía 70 años de casada con el príncipe Felipe

  • Cientos de personas llevaron sus muestras de cariño

  • En la familia real esta muerte deja un gran vacío

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Londres. (AFP) - El Reino Unido está de luto. El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II durante más de siete décadas, y al que ella solía llamar su "pilar", murió este viernes a punto de cumplir los 100 años.
"Su alteza real ha fallecido en paz esta mañana en el castillo de Windsor", anunció el Palacio de Buckingham.
El primer ministro Boris Johnson elogió "la vida y el trabajo extraordinarios" del duque de Edimburgo, encabezando el homenaje de toda una nación donde desde los independentistas escoceses, en plena campaña electoral, hasta los unionistas norirlandeses, sacudidos por una inusual ola de violencia, enviaron mensajes de pésame a la reina.
Los partidos políticos anunciaron la suspensión de sus campañas para los comicios regionales y municipales del 6 de mayo y el gobierno la cancelación de los eventos oficiales.
Los mensajes de pésame llegaron de todo el mundo.
Los reyes Felipe VI y Letizia de España mandaron un telegrama a su "querida tía Lilibet", apodo familiar de Isabel, transmitiendo sus "más sentidas condolencias en nombre del gobierno y del pueblo español".
Mientras que el presidente estadounidense Joe Biden saludó las "décadas de acción comprometida" de Felipe por su país.

FUNERAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

A partir de las 6 p.m. hora local la campana de la Abadía de Westminster sonó cada minuto, 99 veces, en honor del difunto, cuyo rostro sonriente apareció en la pantalla gigante de la célebre plaza londinense de Picadilly Circus.
Hoy el ejército debe disparar salvas en su honor en varias instalaciones militares, incluido Gibraltar, y el Parlamento británico regresará de sus vacaciones de Pascua el lunes.
Se desconoce de momento la fecha de unos funerales que se verán perturbados por la pandemia. Sin ir más lejos, el príncipe Enrique, quien debe llegar desde California, tendría que respetar una cuarentena de 10 días.
El Palacio de Buckingham anunciará los detalles próximamente, pero la sociedad real College of Arms, encargada del protocolo, afirmó que no será un funeral de Estado.
De acuerdo con los deseos del duque, la ceremonia se celebrará en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor y debido al Covid-19 se pedirá al público que no asista.
Hasta entonces el país guardará luto nacional.
Las banderas ondeaban ya a media asta frente a las residencias reales de Buckingham y Windsor cuando empezaron a llegar los curiosos y admiradores de la monarquía.
"Es un día realmente triste", dijo a la AFP Sarah Allison, de 31 años, quien acudió a Buckingham con su hija de 4 años.
"Con su edad y sus recientes problemas de salud no ha sido una sorpresa, pero es uno de esos momentos que cuando miremos atrás diremos que fue un acontecimiento importante", consideró Chris Green, funcionario de 57 años.

MOMENTO CONVULSO PARA LA MONARQUÍA

Felipe, quien el 10 de junio cumpliría 100 años, fue visto por última vez el 16 de marzo al salir del hospital King Edward VII de Londres, donde fue ingresado un mes antes.
Desde allí regresó a Windsor, 50 kilómetros al oeste de Londres, donde él y la reina, de 94 años, estaban confinados desde el inicio de la pandemia.
Hacía años que no pasaban tanto tiempo juntos, puesto que él permanecía gran parte del tiempo en la residencia real de Sandringham y ella en Buckingham o Windsor.
Tras ser hospitalizado el 16 de febrero, como "medida de precaución" por haberse sentido mal, la casa real informó que no se debía al Covid-19, sino a una infección.
A principios de marzo fue trasladado del pequeño y elegante King Edward VII al gran hospital público St. Bartholomew, donde fue sometido "con éxito" a una intervención cardiaca.

70 AÑOS CASADOS

Nacido príncipe de Grecia y Dinamarca el 10 de junio de 1921, al casarse con Isabel, Felipe renunció a su carrera militar y se sometió al estricto protocolo ligado a su función.
En 2009 batió el récord de longevidad de los consortes de monarcas británicos.
Después de participar en más de 22.000 compromisos oficiales desde que su esposa accedió al trono en 1952, el duque se retiró de la actividad pública en agosto de 2017.
Desde entonces fue hospitalizado varias veces, la penúltima en diciembre de 2019.
En enero de aquel año sufrió un espectacular accidente de tránsito cuando su Land Rover se estrelló contra otro vehículo en las cercanías de la finca de Sandringham y se volcó. En ese momento renunció a su permiso de conducir.
La vida de Felipe fue sacudida cuando tenía apenas 18 meses: su tío, rey de Grecia, fue obligado a abdicar y su padre desterrado. Con sus padres y cuatro hermanas huyó a bordo de un barco militar británico.
Fue enviado a un internado en Escocia y a partir de 1939 a la Escuela Naval de Dartmouth, en el sur de Inglaterra.
En esa época conoció a Isabel, con quien se casó el 20 de noviembre de 1947. Tuvieron cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo.

 

Cinco datos poco conocidos

Londres. (AFP) - Estos son cinco datos poco conocidos sobre el príncipe consorte, quien falleció este viernes a los 99 años.

SACRIFICIOS

Felipe debió hacer varios sacrificios para casarse en 1947 con la entonces princesa Isabel. Renunció a su título de príncipe de Grecia y Dinamarca para tomar la nacionalidad británica y convertirse en duque de Edimburgo poco antes de su boda y en príncipe del Reino Unido en 1957.
Era de religión ortodoxa, pero aceptó abandonarla para convertirse en anglicano y para complacer a su novia dejó de fumar.
Tras la muerte del rey Jorge VI que propulsó a su joven esposa el trono en 1952, Felipe tuvo que renunciar a su prometedora carrera como oficial de la Royal Navy.
Debió aceptar asimismo que la familia real, y por lo tanto los hijos de la pareja, no llevasen su apellido sino el de su esposa. Aunque aspiraba a ser visto como comonarca, debió resignarse a un eterno papel de secundario tras una de las mujeres más famosas del mundo.

¿SIN MODALES?

Según el diplomático y escritor Sir Harold Nicolson, el rey Jorge VI y su esposa lo encontraban "grosero, mal educado y sin modales", y consideraban "que sería probablemente infiel". Intentaron presentar a su hija a otros candidatos más conformes con el perfil que ellos deseaban.
En ese periodo, tras la Segunda Guerra Mundial, la aristocracia británica se sentía incómoda con los allegados alemanes del príncipe. Sus cuatro hermanas mayores, casadas con príncipes alemanes cercanos al Reich, no fueron invitadas a su boda con Isabel.

"REPOLLO MÍO"

El apodo cariñoso con que el príncipe se dirigía a su esposa se hizo público en 2006 con la película "The Queen" de Stephen Frears, en la que cuando se mete en la cama le dice "Muévete, ‘Repollo’". Este nombre afectuoso podría provenir de una traducción literal de la expresión francesa "mon petit chou" ("mi pequeño repollo"), ya que Felipe vivió siete años en Francia durante su infancia.

FRÍO CON CARLOS

Las relaciones con su hijo mayor, Carlos, "nunca fueron especialmente calurosas" y llegaron a su nivel más bajo en 1995, según el semanario The Mail.  Los dos se habrían declarado "la guerra" tras la decisión del duque de talar 63 viejos robles en el parque del castillo de Windsor. El príncipe Carlos, ecologista convencido, habría acusado a su padre de vandalismo, según el diario.

JINETE, PILOTO Y PINTOR

El duque de Edimburgo era conocido por su amor por los caballos y por las actividades ecuestres como el polo y las carreras de carruajes, un deporte en el que compitió para el Reino Unido. También le gustaba escribir, pilotar aviones y tenía gran afición por los automóviles. Sin embargo la pasión del príncipe por la pintura era menos conocida.
Coleccionista de obras de arte, también pintaba: su obra más célebre es un cuadro de 1965 en que se ve a su esposa leyendo la prensa matutina y titulado "La reina en el desayuno, castillo de Windsor".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Sábado 10 Abril, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA