Sábado 08, Mayo 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Deportes

El polaco cobró la factura

Monstruo muerde el polvo contra el Philadelphia Union

Los morados no pudieron ante el Philadelphia Union y ahora les tocará sufrir en Estados Unidos. (Foto: Herbert Arley)

 

Una vez más Saprissa adoleció de crear fútbol, de imponerse en su patio, de hacer vibrar a la gran mancha morada. Y es que para ser sinceros hasta los más fiebres veían con recelo este choque por los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf.
El cuadro tibaseño intentó jugar, pero sin contundencia, al punto de que tras los primeros 45 minutos no generó ni un solo remate a marco.
Los hombres del estratega Jim Curtin descubrieron las debilidades del rival entonces encimaron y llegaban con peligro al área de Aarón Cruz.
Había pasado media hora de juego cuando llegó el táctico del fútbol. El invitado de lujo apareció desde la zona derecha de la ofensiva norteamericana. Con su pierna derecha el camerunés Olivier Mbaizo colgó un centro perfecto a la cabeza del polaco Kacper Przybylko, quien la clavó y de inmediato se va a celebrar.
¿Hubo error? Claro que sí, pues Przybylko entra solito a la zona de 16.50. Nadie lo marcó y eso sumado al metro con 92 centímetros de estatura lo hizo inalcanzable.
Los visitantes marcaban diferencia y cada vez más eran los dueños de los hilos del partido.
De manera desesperada Daniel Colindres no pudo cerrar la jugada en el área pequeña, ante un centro de su compañero Christian Bolaños.

PITAZO, DESCANSO Y REGRESO

Después de 15 minutos de descanso regresaron las acciones. ¿Algún cambio en Saprissa? No; cómo iba a hacerlo si mostraba una banca muy ralita.
De nuevo los pupilos de El Maravilloso intentaban crear peligro, pero de manera muy presionada e imprecisa.
Sobre los 67 minutos y con poco peligro al frente el técnico Roy Myers apostó a la vieja confiable. “Váyase arriba Kendall”. En cobro de tiro libre Michael Barrantes puso el balón al centro del área para que de cabeza conectara el grandote, pero sin brújula.
Bolaños pudo ponerse la capa de superhéroe al cabecear hacia el marco, sin embargo, desde la raya de cal le ahogaron el grito de gol.
Una y otra y otra vez, en todo el encuentro remató Mariano Torres, pero el esférico siempre fue rechazado por la zona de zagueros rivales.
El tiempo se convirtió en el peor enemigo de los intereses del cuadro tico y por más que repusieron cuatro minutos esta vez no hubo Saprihora.
Pero antes de decir adiós apareció una jugada artera y reprochable del costarricense Ricardo Blanco, quien limó a Kai Wagner. Era de cárcel y sin fianza. Ante esta acción, a todas luces antideportiva, se encendieron los ánimos en ambas escuadras, hubo amagos de pelea y el central Cornejo empezó a repartir tarjetas, cual polaco de barrio. Cinco pálidas para cerrar esta obra a dos actos.
Complicado el juego de vuelta pues deben ir a ganar a territorio norteamericano. Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa tienen un reto muy serio si desean pasar a la siguiente fase de Concachampions. 

 

 

 

PERIODISTA: Alejandro Fonseca

EMAIL: [email protected]

Jueves 08 Abril, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA