Viernes 16, Abril 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

El paradójico mito del pecado original

Pablo Chaverri

Según la Biblia, los primeros dos seres humanos fueron creados ya adultos en un paraíso perfecto, sin ninguna clase de necesidad o problema, hasta que entra en escena una serpiente que tienta a Eva para que coma del fruto prohibido e invite a su pareja Adán a hacer lo mismo. Por tal “falta”, el dios judeocristiano condena y expulsa de por vida a Adán y Eva del paraíso.
El judeocristianismo se inventó este mito del “pecado original” de Adán y Eva para tratar de “justificar” la expulsión del paraíso. Pero esta narrativa presenta grandes debilidades que es sorprendente que la mayoría de creyentes dejen pasar sin un examen cuidadoso. Al respecto, algunas observaciones:
1. ¿Cómo se puede explicar que seres inocentes y buenos, como se supone fueron creados Adán y Eva, tuvieran la capacidad de pecar? ¿Quién en su sano juicio podría condenar a alguien inocente sin capacidad para obrar el mal? Esto sería equivalente a juzgar y condenar a niños a cadena perpetua.
2. Si la culpa fue de la serpiente y utilizó el engaño para manipular a Adán y Eva, ¿qué responsabilidad tenían si además eran seres inocentes y buenos, sin capacidad para el mal? ¿No debería entonces ser solamente la serpiente la que recibiera una consecuencia, en el peor de los casos?
3. ¿Cuál fue el daño, perjuicio o mal causado por comer del fruto prohibido? ¿Se justifica una condena de por vida a Adán y Eva por un acto completamente inocuo e inofensivo? ¿Se justifica una condena a todos sus descendientes? ¿Cómo es posible que cualquier persona con sentido común y una noción elemental de justicia acepte esta condena como si fuera merecida?
4. ¿Quién creó a la serpiente con todas sus posibilidades, entre ellas la de hablar y la engañar? ¿Quién creó el fruto prohibido? ¿Quién sabía todo lo que iba a pasar y lo permitió? Entonces, ¿quién era el verdadero responsable de todo lo que pasó en esta narrativa?
El judeocristianismo se inventó esta incongruente mitología para intentar “salvar” la responsabilidad de su dios por el hecho de que los humanos no llegan a un paraíso, sino que desde su nacimiento ya pasan por una experiencia difícil, dolorosa y peligrosa, y tienen vidas donde el sufrimiento y las necesidades son inevitables. Lo cierto es que, si la mitología judeocristiana fuera verdadera, no hay ni la más mínima justificación racional a que se imponga un castigo permanente por una falta mínima, inocua e inofensiva. Menos aún a que este castigo se herede. El problema para esta religiosidad es que si asume este mito como falso: ¿cómo se justifica entonces que la gente sufra si se supone que dios todo lo creó perfecto? ¿Quién lo arruinó todo? Si se cae la base mitológica fundante del judeocristianismo, se cae también todo lo demás.
Si eres judeocristiano, das por válida esta incongruente narrativa, ya que para ser judeocristiano hay que estar a favor de esta injusticia y esta arbitrariedad. Si no es así: ¿por qué las personas no nacen en el paraíso de una vez? La “justificación” que da esta tradición religiosa es que las personas nacen con “pecado original”, es decir, que heredan esta inocua falta de sus supuestos ancestros primigenios. Un completo sinsentido.
Si mis hijos comen de algo que les prohibí, la consecuencia sería leve, en proporción a la falta leve de ese acto. Esto me hace, de hecho, mucho más misericordioso que el vengativo y castigador dios judeocristiano. ¿Cuándo despertará la humanidad de este largo engaño?
Si le logras hacer creer a alguien que está en deuda permanente contigo, entonces podrás manipularle más fácilmente. Este es el papel que cumple el mito del pecado original, someter mentes al servicio del poderoso control religioso. Si no estás en deuda, eres libre y esto aterroriza a las autoridades y líderes religiosos, que saben que hasta ahí llegaron sus privilegios, su poderío y, en muchos casos, su impunidad.

*Académico

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 08 Abril, 2021

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Pablo Chaverri*

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA