Sábado 17, Abril 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Guarda sobrevive a dos balazos en asalto

  • Las balas ingresaron y salieron, pero no comprometieron la vida de la mujer.

  • Sus extremidades fueron vendadas para evitar infecciones.

 

En una noche normal de trabajo, Dinia Arguedas Arguedas, oficial de seguridad del CTP de San Rafael, Alajuela, fue baleada mientras realizaba una ronda por el centro educativa.

 

Al llegar a la casetilla encontró su bolso tirado en el suelo, al recogerlo se dio cuenta de que le faltaba dinero y al ponerse de pie un hombre se abalanzó sobre ella, forcejearon y el tipo le terminó propiciando un disparo en el brazo izquierdo y otro en la pierna derecha.

 

Arguedas llamó al servicio de emergencias por sus propios medios y logró salvar su vida.

 

SUSTO

 

DIARIO EXTRA se comunicó con la afectada, quien afortunadamente se encuentra en su casa estable y con salud a pesar de lo sucedido.

 

Arguedas le contó a El Periódico de Más Venta en Costa Rica que esa noche entró a laborar a las 9 p.m.

 

Tiempo más tarde se comunicó con su hija por teléfono y al percatarse de la hora, le dijo que iba a realizar la ronda de medianoche. “Agarré el foco y el bastón para hacer las marcas”, narró.

 

Una vez finalizado el recorrido, la joven madre llegó a la caseta donde estaban sus cosas y vio la llave de la puerta apenas puesta. La abrió y vio su bolso en el suelo. “Qué raro, ¿por qué está ahí?”, se preguntó.

 

Se agachó para recogerlo y revisarlo, pero observó que a la billetera le hacía falta dinero, así como llaves y papeles. “¿Quién me iba a agarrar plata?, yo estaba sola, no había nadie más”, comentó.

 

Al ponerse de pie, salió de la casetilla, se quedó viendo hacia un lado y el otro, de un pronto a otro solo pudo observar cómo el hombre se le tiró encima.

 

Del impacto, con su corazón latiendo rápidamente y sumamente asustada, acató a ingresar a la caseta, pero al tratar de cerrarle la puerta al ladrón, forcejearon una primera vez. “No pude ponerle seguro, forcejamos, él por fuera y yo por dentro”, recordó.

 

La víctima comentó que no tuvo más opción que soltar la puerta, pues sus fuerzas no daban más.

 

“Él se vino de bruces y me salí, me agarró del pelo y me decía que le diera el teléfono”, contó. La mujer le gritó que no tenía ningún aparato de comunicación.

 

Justamente en ese momento el sujeto la soltó. La calma llegó por un momento al cuerpo de la femenina, pero nunca imaginó que su contrincante iba a sacar un arma de la bolsa.

 

Al ver tal acción de inmediato actuó, le agarró la mano y forcejearon por segunda vez.

 

El asaltante la impactó en la pierna derecha y el brazo izquierdo, balazos que afortunadamente tuvieron salida, por lo cual ninguna parte de su cuerpo se vio afectada.

 

Arguedas le facilitó a DIARIO EXTRA las fotografías de cómo quedaron su pierna y su brazo tras los plomazos.

 

SALVACIÓN

 

A como pudo escapó del caco y llegó a la sala de profesores. Mientras caminaba sangraba por los grandes orificios que las balas dejaron en su piel.

 

Con gran dolor llamó a su hija de inmediato para contarle lo sucedido, quien atónita le pedía que se quedara en su lugar de trabajo y no se moviera porque iba a pedir atención.

 

Arguedas fue más astuta y se comunicó con el servicio de emergencias 9-1-1, donde solicitó ayuda.

 

Durante la llamada, le dijeron que mantuviera la calma porque ya iba la ambulancia en camino. No pasó mucho tiempo cuando llegó la unidad para valorarla, así como patrullas con varios uniformados para custodiar el sitio. Del asaltante no se supo más.

 

Fue trasladada al Hospital San Rafael de Alajuela en condición grave, donde le realizaron radiografías y le indicaron que por surte las balas no le tocaron tendones al entrar y salir del cuerpo, por lo cual mejorará pronto.

 

De acuerdo con informes de los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), las pesquisas continúan para aclarar lo sucedido y dar con el paradero de la persona sospechosa de cometer el delito.

 

PATRULLAS

 

Arguedas señaló que la zona donde se encuentra el CTP es solitaria por las noches, debido a que es una calle sin salida, cerca se encuentra un acueducto, al lado arriba hay bodegas y al frente una constructora.

 

Los propietarios de estos tres lugares no pagan seguridad, por lo cual a quienes gustan de lo ajeno se les hace fácil ingresar.

 

PERIODISTA: Marycruz Brenes Mejía

EMAIL: [email protected]

Jueves 04 Marzo, 2021

HORA: 07:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA