Viernes 03, Diciembre 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

La timidez

Dra. Ana Yendry Morales Blanco

 

 

 

La timidez, aunque es un rasgo que influye en el comportamiento, condiciona las relaciones interpersonales, bloqueando el rendimiento social y afectando de forma notable a la vida emocional, laboral y personal. Las personas tímidas no quieren estar aisladas, en lo más mínimo, quieren relacionarse, pero no saben cómo hacerlo y además no se atreven a afrontar las relaciones sociales, lo que les produce un profundo sentimiento de frustración y en ocasiones de agresividad contra sí mismos por el hecho de no ser capaces de hacer lo que quieren hacer.
Es decir, se proponen un plan para poder socializar que, por motivos de la ansiedad que esto les produce, los hace a sentirse fracasados en la realidad. Es más, se les considera personas con gran poder de persuasión, aunque la persona tímida considera lo contrario. Al tener que realizar una determinada acción delante de otra persona, una persona tímida se enfrenta a sentimientos de impotencia, percibe un temor que procede de una absoluta desconfianza en sí mismo y en los que lo rodean y que se manifiesta como inseguridad y vergüenza. Esta sensación complica las conversaciones y los acercamientos en general.
La timidez es, entonces, un rasgo de personalidad que afecta las relaciones personales. Quienes lo experimentan tienen un comportamiento que limita su desarrollo social en la vida cotidiana. Normalmente la persona que tiene un rasgo de timidez no sabe lo que tiene que hacer en las situaciones sociales y además no se atreve a hacer nada.

¿CÓMO SON LAS PERSONAS TÍMIDAS?
Tienen dificultades en la relación social, lo que les lleva a dar una impresión de que son poco sociables, retraídas emocionalmente y poco afectivas. Suelen ser rígidas emocionalmente y presentan conductas sociales poco adaptadas a la situación en la que se encuentran. Presentan un temor acusado y persistente en situaciones sociales o actuaciones en público en las que las personas se ven expuestas a quienes no pertenecen al ámbito familiar, o en situaciones en que sea posible la evaluación por parte de los demás. En estos casos, el individuo teme actuar de un modo que sea humillante o embarazoso y muestra síntomas de bloqueo y ansiedad.
Normalmente la exposición a las situaciones sociales provoca una respuesta de temor que puede tomar la forma de angustia hasta el bloqueo parcial hasta total de sus emociones. La persona reconoce que su temor es excesivo o irracional pero no puede hacer nada, pues se siente bloqueada.
TIPOS DE TIMIDEZ
Existe una que podría catalogarse de normal a ciertas edades y situaciones que, normalmente, no llega a bloquear el desempeño social de la persona y que desaparece sola con el paso del tiempo. Este tipo de timidez es un sentimiento que la mayoría de las personas podemos sentir en algún momento y no representa un problema significativo.
El segundo tipo de timidez se puede considerar patológico, porque impide que la persona se relacione con normalidad y puede llegar a ser crónico. En estos casos la timidez no forma parte de una sensación pasajera, sino que se trata de una característica mucho más arraigada de la persona y que, en función de cuál sea su grado, puede dificultar significativamente el buen funcionamiento de la persona.
SÍNTOMAS DE LA TIMIDEZ
Hay personas, que además de sentir temor ante las situaciones sociales, pueden tener una serie de síntomas fisiológicos como ruborizarse, sudoración fría sobre todo en manos y frente, temblor en voz o tartamudeo, que añaden al sentimiento de timidez el de vergüenza, y también en ocasiones se produce un bloqueo emocional que lleva a una incapacidad de reacción o al contrario pueden presentar una reacción agresiva como compensación de la incapacidad de poder dar una respuesta social adecuada. Estos síntomas pueden llegar ser de lo más incómodos, aunque es importante señalar que los síntomas de la timidez no deben confundirse con los de la fobia social, que es un problema con un origen y tratamiento diferente al de la timidez.
Cuando la timidez es un problema que limita aspectos importantes de la vida personal, social o laboral, es recomendable que se busque ayuda profesional, ya que los tratamientos psicológicos son muy eficaces para la superación de la timidez.
¿CÓMO SUPERARLA?
Los tratamientos pueden tener diversos enfoques, pueden consistir en el entrenamiento de autoafirmación, habilidades sociales y asertividad, o pueden ir dirigidos a incrementar la flexibilidad social modificando los pensamientos rígidos y autoexigentes. Los entrenamientos en habilidades sociales y asertividad ayudan a la persona a aumentar su competencia ante las situaciones sociales y conseguir aquellos objetivos que a causa de la timidez pueden resultar difíciles de alcanzar.
Es importante tener en cuenta que las habilidades sociales, como cualquier otra habilidad humana, se pueden aprender y mejorar y son una herramienta fundamental para la superación de la timidez.
Para cualquier situación es necesario me consulte para una cita, ya que puedo ayudarle a resolver y planificar su bienestar social.

Teléfono: 8872-0670 y preguntar por la Dra. Morales.
Facebook: Psicología Clínica y Salud.

 

 

 

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dra. Ana Yendry Morales Blanc

EMAIL:

Martes 02 Marzo, 2021

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA