Martes 02, Marzo 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Internacionales

Pérez exige recuento de votos en Ecuador

Y su marcha de los "no vencidos"

Mientras pedalea, Yaku Pérez pregona un robo. Camino a Quito junto a algunos centenares de seguidores, el líder indígena no se resigna. Quiere un recuento de sus votos en primera vuelta, convencido de que un nuevo cómputo haría imparable su marcha hacia el poder en Ecuador.

"¡No permitiremos el fraude electoral!" El grito de guerra a sus espaldas lo anima, le inyecta combustible a sus piernas. 

Desde hace seis días indígenas de poncho como él avanzan desde el sur del país denunciado que les arrebataron su histórico paso a segunda vuelta.

De 51 años, Pérez se sumó a la movilización por su causa un día después. Son menos de medio millar de indígenas que se acercan a capital ecuatoriana ora en vehículo, ora a pie. 

El lunes la "marcha por la paz en democracia" pasó por la localidad de Salcedo, una de las últimas escalas antes de su llegada a Quito al martes. 

Allí, los indígenas esperan convertirse en legión y mostrar la fuerza que alcanzaron en las urnas tras décadas de sonadas protestas callejeras.

Pérez se ubicó tercero en la elección del 7 de febrero con 19,39% de los votos. Pese a que en algún momento estuvo apenas por delante del exbanquero de derecha Guillermo Lasso, éste terminó superándolo con 19,74%.

Una diferencia de apenas 32.600 sufragios que permite a Lasso disputar el balotaje del 11 de abril con el izquierdista Andrés Arauz, delfín del exmandatario Rafael Correa y vencedor del primer turno (32,72%).

De Pachakutik, brazo político del movimiento indígena, Pérez no se siente ni se muestra como perdedor. Montado sobre su bicicleta envejecida de bambú, multiplica sus paradas para agradecer a sus seguidores. 

"El voto del pueblo se debe respetar", corean los manifestantes sin chocar con nadie.

"No nos rendiremos", advierte Luz Namicela, una indígena kichwa de la población de Saraguro, cercana a Loja, en los límites con Perú, punto de partida de la movilización de 600 kilómetros hacia Quito.

- "Un robo a los sueños - 

Pérez recoge el reclamo festivo en las calles. Reclama un recuento parcial de votos en 17 de las 24 provincias de Ecuador, donde los indígenas representan un 7% de los 17,4 millones de habitantes.

La autoridad electoral abrió una fase de impugnaciones tras proclamar el domingo los resultados que excluyeron al líder indígena de la segunda vuelta.

"No es un robo solo a Yaku Pérez. Es un robo a la esperanza, a todo un sueño no solo del movimiento indígena sino de los ecologistas, trabajadores, sectores populares que tienen viva la esperanza de un cambio radical", manifesta Pérez a a la AFP.

Originario del milenario pueblo kañari, que habita el sur andino de Ecuador, el activista ambiental insiste en que le quitaron "más de medio millón de votos" en el escrutinio.

"El fraude se da en doble vía: en el conteo y alteraciones de papeletas, y en el sistema informático electoral, ahí tienen diseñado un sistema que es manipulable para migrar los votos de un candidato a otro", afirma.

La Contraloría pidió al Consejo Nacional Electoral que le permita auditar su sistema informático, que también será sometido a una pericia de la Fiscalía.

"Con fraude tenemos 20% (de la votación). Sin fraude hubiésemos rebasado el 25% y en la segunda vuelta era casi un hecho el triunfo", añade Pérez, exprefecto (exgobernador) de la provincia andina de Azuay (sur).

De cara a la segunda vuelta, Pérez prometía una gran alianza para evitar que Correa recuperara el poder para la izquierda socialista a través de su delfín.

- El "taita" indomable -

Pérez atrae a sus seguidores como un imán. Se apiñan en torno a su vehículo antes de que descienda con tapabocas y tome la bicicleta que lo ha hecho conocido en esta campaña. 

"¡Fraude no, transparencia sí!" El estribillo le arranca sonrisas. Como es costumbre en pandemia, choca sus puños pero no rehuye a los abrazos.

Desde un megáfono se escucha "aquí está taita (papá o autoridad) Yaku". Pérez responde: "somos indestructibles, somos un pueblo indomable".

El pueblo indígena encabezó protestas contra el gobierno en octubre de 2019 que dejaron once muertos y más de 1.300 heridos. También participaron en revueltas populares que derrocaron a tres presidentes entre 1997 y 2005.

Pérez, que reivindica el carácter pacífico de la movilización, lanza una advertencia: "Estos votos no fueron fáciles de conseguir, pero que no deben ser fáciles para que nos roben".

Aun cuando no consiga su cometido, Pérez exhibe el sorpresivo músculo de los indígenas tras los comicios generales del 7 de febrero.  "El movimiento en el histórico ha tenido diez asambleístas, hoy tiene 27", concluyó.

Una estimación acorde con las proyecciones oficiales, Pachakutik podría convertirse en una de las principales fuerzas del próximo y fragmentado Congreso.

 

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 23 Febrero, 2021

HORA: 09:45 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA