Jueves 25, Febrero 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Me queda claro…

Óscar Fernández Venegas

Una frase cliché que acuñaron integrantes de las comisiones de la Asamblea Legislativa, con mayor énfasis en la fracción oficialista y, a lo interno del grupo que investiga las irregularidades en la UPAD por el daño que causan con los datos de información sensible y la forma de obtenerlos, violentando el derecho a la privacidad de la ciudadanía. Con ocasión de la más reciente y, presumo, última comparecencia, la del presidente Carlos Alvarado; a mí me queda claro… la clase de obra teatral que, como ha sido usual, se montó desde el Ejecutivo y con la participación del elenco de “extras” que conforma su fracción en la Asamblea y, no dudo, con el propósito de obtener provecho a la convocatoria. El primer acto involucra al gabinete con sus expresiones en contra, particularmente la Ministra de la Presidencia, quien envía nota escrita al Presidente de la Asamblea y jefes de fracción, alegando que es inconstitucional y el respeto a la investidura del presidente de la República. Al respecto me gustaría me mostrasen la norma o una línea escrita en la Constitución que exima al Presidente de la República de la obligación de asistir a una convocatoria por parte de una comisión investigadora, aprobada y formada por el plenario del Primer Poder de la República. Además, el sinsentido de pedir respeto para quien ha irrespetado al pueblo dejándonos, virtualmente, “desnudos y, a la intemperie”, puedo deducir con aviesas y oscuras intenciones. Al no vislumbrarse acierto alguno; tuvimos que acudir al segundo acto, consistente en un “berrinche de guardería”; había que ponerse “bravo”, al mejor estilo de su predecesor Solís Rivera, quien, en aquella ocasión, con miembros de su gabinete de escolta atrás y señalando con su índice a las cámaras nos decía: “Ya los tengo identificados”, sí, claro que me di por aludido. En esta oportunidad, el actual presidente, en público y, ante la prensa vociferando y aparentando enojo; igual insistía en la inconstitucionalidad del acto y justificando su asistencia, con la excusa que lo hacía por los costarricenses, sí, a los mismos que nos violó nuestra privacidad; me recuerda aquel dicho: “Que te compre quien no te conoce”. Bueno, llegó el tercer y último acto, no hay plazo que no se cumpla y, amaneció el día 10/02/2021 y siempre sí asistió a su comparecencia “inconstitucional”. Lo que me queda claro es la confirmación que hice que la actuación estuvo total e interesadamente, premeditada. El presidente aprovecha sus 30 minutos y se dirige a los costarricenses, ignorando e irrespetando a los miembros de la comisión que lo convocó; el discurso lo basa en las bondades y beneficios de la ciencia de datos; eso no está en discusión, tergiversa y distrae del tema objeto de su comparecencia. Luego la miembro de la comisión y diputada del PAC Carolina Hidalgo dilapida los 15 minutos de su primera intervención, tratando de convencernos que no son ellos, la Asamblea Legislativa, quienes tienen que decidir la ilegalidad o no del decreto de creación de la UPAD, a sabiendas, un año después de integrar la comisión; que tampoco es el tema. Hay que reconocer su habilidad como distractores y para patear la “bola”.
Me queda claro que cuando el compareciente aparece con respuestas evasivas como: “No sé”, “No preciso”, “No me consta”, “No recuerdo”… entonces surgen las intervenciones de otros de sus acólitos de la fracción oficialista para tratar de ayudarle, pero con los mismos temas que no tienen nada que ver. Me queda claro… clarísimo, que el Presidente no quiso decir dónde está esa información sensible del pueblo; aun cuando antes había hecho alarde de haber puesto ese proyecto desde la campaña y, en el programa de gobierno, de haber advertido de este mismo hasta a la Contraloría General de la República. Me queda claro que sus pretextos de que no es experto en tecnología de datos o informática y no supervisaba a sus subalternos, solo les daba directrices generales de lo que requería, no son de recibo, tratándose de un proyecto al cual, evidentemente, le tenía gran cariño, al firmar el decreto sin verlo desde octubre 2019 y se publica en febrero 2020 que, de no haber sido por medios acuciosos y laureados por su calidad investigativa, es posible que no nos damos cuenta. Lo que no me queda tan claro es por qué uno de esos jóvenes, a cargo de la UPAD, entró a Casa Presidencial como Comisionado de la comunidad LGBTIQMZ y, cuando se desintegró aquella, solicitó continuar en este puesto aún ad honórem. Ahora me queda claro, cuando el 31/07/2017 a escasos 20 días de haber sido “entronizado” como candidato, el presidente, me dijo que se había comprometido a apoyar el aborto y el matrimonio igualitario. Imposible no elucubrar que esa información bien pudo haberse exportado a sus corresponsales en Europa, organismos internacionales y a poderosas multinacionales en EE.UU. y que, presuntamente, financian la Ideología de Género. De nuevo, hay que confiar en la Fiscalía y el contenido de los tan apetecidos y reclamados dispositivos del Presidente de la República.

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 23 Febrero, 2021

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Óscar Fernández Venegas

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA