Lunes 26, Julio 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

Ansiedad, estrés o soledad afectan alimentación

Nutricionistas alertan sobre necesidad de comer

 

 

 

L as fiestas navideñas, así como las de fin y principio de año, pueden cargarse con emociones como ansiedad, frustración, estrés, soledad y alegría (esta última más frecuente); sin embargo, estos sentimientos pueden le jugar una mala pasada en la alimentación.
Esto porque las personas pueden presentar cuadros de hambre emocional en lugar de hambre fisiológica, lo cual los lleva a comer en exceso y luego llenarse de culpa.
Así lo advierte el Colegio de Profesionales en Nutrición, cuyos especialistas recomiendan a la población mantenerse alerta, pues la salud de quienes pasen por este trance puede verse muy afectada, en especial si padecen alguna condición de obesidad, diabetes, hipertensión, entre otras enfermedades.
Georlenny Salazar, representante de esa entidad, explicó que comer por aburrimiento u otros sentimientos se da ante la confusión.
“Se puede comer por aburrimiento,  tristeza, soledad, estrés o ansiedad, confundiéndose estos sentimientos con el apetito, sin ser conscientes de ello y la posibilidad de que esto suceda aumenta en estas fechas”, explicó.
La especialista agregó que el hambre y la ansiedad son señales fisiológicas que avisan cuando empezar a comer y cuando detenerse.
El problema surge cuando estas señales comienzan a sustituirse por otras que no tienen relación con lo que el organismo realmente necesita, sino se vinculan con lo que el estado de ánimo requiere.
Añadió que, si una persona siente necesidad de comer, aunque no tenga hambre fisiológica, después del ataque de hambre emocional se siente culpable, por lo que debe prestar especial atención a esta situación.
Si se identifica con este problema, debe acudir a consulta con un profesional en nutrición.
Otras estrategias recomendadas por Salazar incluyen consumir alimentos que produzcan saciedad como frutas y verduras, comer despacio para ser más consciente de las razones por las cuales estamos comiendo y determinar si ya estamos satisfechos.
Además, introducir en la dieta alimentos que contengan triptófano, un aminoácido esencial involucrado en la regulación del sueño y del bienestar. El mismo está incluido en los huevos, los lácteos, los cereales integrales, el pollo, el sésamo, las legumbres, los plátanos y las almendras.
A nivel físico, las consecuencias más visibles y evidentes del hambre emocional son el sobrepeso y la obesidad, como resultado de una ingesta descontrolada de alimentos.
La experta en nutrición indicó que si no se recibe un tratamiento adecuado se puede desarrollar hipertensión arterial, dislipidemias (alteración de colesterol y triglicéridos en la sangre), diabetes y sentimiento de culpa.
“Reiteramos nuestro llamado a identificar el hambre emocional y luchar contra ella, queremos que al final de esta temporada la salud de las personas no se vea afectada por un exceso de comida”, agregó.
Otras secuelas del hambre emocional es un aumento de consumo de alimentos poco saludables, el no realizar todos los tiempos de comida, ceder ante antojos y, en algunas ocasiones, dejar de hacer ejercicio.
SEÑALES DE ALERTA
-Cuando nos sentimos mal, nuestro primer impulso es comer algo y no se nos ocurren otras formas de reaccionar.
-Ante ciertas emociones o situaciones, el impulso de comer algo es tan fuerte que solo desaparece cuando se consume el alimento.
-Cuando no se logra identificar si se tiene hambre o se está lleno. Se confunde el hambre real (fisiológica) con las ganas o el impulso de comer.
-Si solo consigue relajarse, dormir, control del enfado o disgusto por medio de la comida.
-Cuando la comida se ha vuelto protagonista en la vida, hasta el punto de que todo lo demás pasa a un segundo plano y los pensamientos sobre comida lo inundan todo.


 

 

 

PERIODISTA: Sharon Cascante Lizano

CRÉDITOS: Foto. Archivo

EMAIL: [email protected]

Lunes 14 Diciembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA