Sábado 16, Enero 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Gobierno oculta futuro de impuesto a transacciones

Ministra de Planificación evade responder

  • Pilar Garrido, ministra de Planificación, sigue la tónica de esta administración: no responder. En la gráfica, la jerarca junto al presidente Carlos Alvarado. (Foto: Archivo)

  • ¿Cómo se cobraría el impuesto?

La ministra de Planificación, María del Pilar Garrido, no quiere revelar cuál será el futuro del impuesto a las transacciones bancarias que propuso el gobierno el 18 de setiembre anterior. 

Ese día la Presidencia dio a conocer el plan de un tributo temporal a las transacciones de pagos electrónicos y cheques, con el objetivo de generar nuevos ingresos para enfrentar el bache económico y fiscal acentuado por la crisis del Covid-19.

Esa fue una de las medidas anunciadas en el “Plan para superar el impacto fiscal de la pandemia”, el cual fue la propuesta para negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un financiamiento de $1.750 millones.

Si bien es cierto la propuesta para el FMI se cayó debido a la presión ejercida por los diputados, grupos sociales y sectores, el gobierno nunca dijo qué pasaría con la gama de ideas, entre ellas el impuesto a las transacciones.

 

RECAUDACIÓN

 

Tan cocinado estaba el proyecto que el Ministerio de Hacienda preparó una serie de estudios sobre el impacto en la recaudación que generaría el tributo. También estaba lista la idea general de cómo se cobraría.

De acuerdo con la cartera, la iniciativa era que durante los próximos cuatro años se cobraría a las transacciones bancarias y de valores un impuesto escalonado.

Es decir, en los dos primeros años sería una tasa del 0,3% sobre el monto de la transacción y en los dos años siguientes el cobro bajaría al 0,2%. A modo ejemplo, en los dos primeros dos años del impuesto temporal se le retendrían ¢3 si sacaba ¢1.000 del cajero. De sacar ¢10.000, Hacienda pretendía retenerle ¢30.

En el tercer y segundo año, en el caso de sacar del cajero o pagar con tarjeta ¢1.000, Hacienda se dejaría ¢2. Si la transacción era por ¢10.000 le quitaría ¢20.

 

 

PILAR GARRIDO SE NIEGA A RESPONDER

 

Pese a la incógnita de los costarricenses sobre este tema, la ministra Garrido simplemente evade responder.

De hecho, DIARIO EXTRA envió una consulta a la oficina de prensa del Mideplan el martes 10 de noviembre y aún no recibimos respuesta.

Lo anterior viola el principio de rendición de cuentas y derecho a información pública. 

Específicamente le consultamos vía correo: “Requiero saber en qué fecha doña María del Pilar Garrido Gonzalo como coordinadora del Consejo Económico del Gobierno va a presentar la nueva propuesta al Fondo Monetario Internacional para acceder al crédito por $1.750 millones”.

También: “¿Va a esperar el Mideplan que concluyan las mesas de diálogo para enviar la nueva propuesta? y ¿Qué va a pasar con la propuesta de gravar las tracciones bancarias?”.

Un dato importante es que las mesas de diálogo multisectorial ya finalizaron, pero Garrido nunca respondió.

Cabe recordar que cuando el gobierno dio a conocer este instrumento lo catalogaron como una “tasa urgente”.

Justificaron que en Ecuador tienen un tributo parecido: “Impuesto a la circulación de capitales” el cual es del 1%. En Colombia hay otro: “Gravamen a las transacciones financieras”, el cual es del 0,2% y se aplica desde 1999.

 

 

IMPUESTO CAUSÓ GRAN OPOSICIÓN

 

Bancos estaban en contra: A mediados de setiembre, cuando el Ejecutivo dio a conocer el plan, la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) manifestó su oposición a la iniciativa.

Tal como lo publicó el DIARIO EXTRA, la ABC dijo que el tributo traería implicaciones negativas para todos los clientes, indistintamente de si son personas o empresas.

“Un nuevo impuesto en la coyuntura actual es sin duda un golpe para los costarricenses y un retroceso en el proceso de bancarización que las entidades financieras han impulsado por años”, indicó.

 

Sindicatos molestos: Una preocupación similar mostró la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), que en algún momento propuso un impuesto a las transacciones bancarias, pero de alto calibre.

“Si ponen un impuesto a toda transacción estarían haciendo una distorsión, sería un trinquete, jugar sucio, porque ese tipo de impuesto debería ir para transacciones financieras significativas, de alto calibre, para capitales que se mueven a altas cantidades de un banco a otro y aquí se habla de que el gobierno quiere ponerlo a Raimundo y todo el mundo”, denunció en aquella oportunidad Albino Vargas, secretario general de ANEP.

PERIODISTA: Marco Antonio González

EMAIL: [email protected]

Martes 01 Diciembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA