Viernes 22, Enero 2021

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Trazabilidad sí aumenta recaudación fiscal y controla adulteración

Dra. Nydia Amador

En un artículo de opinión publicado en este medio, un representante de la Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (Tracit, por sus siglas en inglés), aseguró que el impulso de normas legales como la propuesta en el proyecto 20.961, Ley contra la Adulteración, Falsificación, Imitación y Contrabando de Bebidas con Contenido Alcohólico, en nada benefician al país. ¡Nada más alejado de la realidad y muy conveniente para los intereses que realmente representa Tracit!
Dentro de este contexto, vale la pena recordar que el mismo Banco Mundial ha señalado claramente que incrementar impuestos a este tipo de productos nocivos para la salud, contribuye a reducir el consumo. Además, es falso el argumento de que la implementación de los sistemas de trazabilidad es costosa, y con bajos resultados. Esta es una falsedad que ha repetido Tracit en varios países sin brindar datos reales de lo que afirma.
Ecuador utiliza actualmente sistema de trazabilidad
En el artículo, Tracit cita el caso de Ecuador como un ejemplo fallido, cuando es totalmente lo contrario: Desde que aplicaron el sistema en el 2017 no solamente ha mejorado la recaudación de productos que se estaban comerciando ilegalmente, sino que les dan seguimiento desde que salen del sitio de fabricación hasta que llega al consumidor final, reduciendo el margen a la evasión. Hoy en día Ecuador marca más de 3,4 millones de botellas de licor y paquetes de cigarrillos anualmente. Dentro de este mismo esquema de éxito se pueden citar países como Brasil, Albania, Kenia, Marruecos, Turquía, Kósovo, Bahamas y Canadá.
En el artículo publicado por este medio, Esteban Giudici falta a la verdad, él dice que “entre los casos prácticos se encuentra uno del Servicio de Impuestos Internos de Ecuador, que introdujo un sistema de timbres fiscales que fue rápidamente abandonado después de determinar que costaba a los contribuyentes tres veces más que los ingresos que generaba”.
Cualquiera puede ingresar a este link y ver que el Servicio de Rentas Internas del Ecuador brinda claramente cifras que contradicen totalmente esta gran falsedad.
De hecho, solo en el primer año de su uso (2017), el Gobierno de Ecuador aumentó la recaudación por cerveza artesanal en 383%, por bebidas alcohólicas en 7% y por cerveza industrial en 22%. Además, incrementó en 138% el catastro de contribuyentes e incautó un 234% de productos de más.
¿Qué intereses defiende Tracit?
Tracit nació en el 2017 en New York como una iniciativa del sector privado para intensificar la colaboración empresarial con gobiernos y organizaciones en el combate del comercio ilícito, impulsando mecanismos que benefician a sus empresas aliadas.
Entre estas empresas están las de licores (6) y tabaco más grandes del mundo, entre ellas: Diageo y Philip Morris International. Hablamos curiosamente de algunas compañías que han sido condenadas judicialmente y multadas en la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá  por estar involucradas en el tráfico ilícito de productos de tabaco, dos de las cuales forman parte de la American Chambers of Commerce (Amcham) en Costa Rica.
Tracit, como lo ha señalado el médico uruguayo Eduardo Bianco, director técnico del Centro de Cooperación Internacional para el Control del Tabaco, es utilizada por la industria para llegar a gobiernos y organizaciones internacionales de una manera más “creíble”, incidiendo como parte asesora o miembro incluso de entes públicos en comercio ilícito, aspecto que va en contra de lo dispuesto en el artículo 5.3 del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) y su Protocolo contra el Comercio Ilícito que fue ratificado por nuestro país desde el 2008.
Hay una fuerte interferencia de la industria en el seno de Hacienda
Como lo ha venido denunciando RENATA, en Costa Rica esa interferencia de la industria está claramente reflejada en lo que sucede dentro de la Comisión Mixta contra el Comercio Ilícito presidida por el Ministerio de Hacienda. Este órgano creado en el Gobierno de Laura Chinchilla con la misión de establecer políticas públicas, acciones y coordinación con el sector para luchar contra el comercio ilícito no había sido integrada por el sector privado.
Sin embargo, en el 2016, el Gobierno de Luis Guillermo Solís decidió darle participación a Amcham y la Uccaep a través de la modificación del decreto de origen, acción que el actual Gobierno volvió a repetir esta vez para agregar a la Cámara de Comercio, pero lo más grave, para darles a su vez voz y voto en las decisiones que toma la Comisión gubernamental.
Lo peor de todo es que bajo el pretexto de pluralismo y consensuar acciones, el Ministerio de Hacienda justifica estas acciones, cuando claramente existe un conflicto de interés. ¡Es como poner al ratón a cuidar el queso!
En palabras de Tracit: “Los gobiernos crean los marcos y condiciones, pero son los negocios los que impulsan la economía, por lo que debemos buscar que los responsables políticos comprendan las prioridades comerciales y utilicen el conocimiento de las empresas”. A lo anterior se debe recalcar que una cosa es tomar en cuenta la opinión del sector privado, que es recomendable y otra dejar que ellos tomen las decisiones en politicas públicas.
La industria aliada de Tracit ha salido a criticar los beneficios del proyecto de trazabilidad aduciendo que aumenta la evasión, cuando esto no es así. Critican el uso de los sellos, pero olvidan citar que fueron ellos mismos los que propusieron un sello de autocontrol en Golfito, convenientemente destinado al fracaso y que no detuvo la crisis de muertes por intoxicación el año pasado. Hoy los fallecidos por alcohol adulterado siguen en aumento lamentablemente.
¿Por qué temen las industrias del licor y tabaco que la fiscalicen?
Por qué no admiten que el uso de sistemas con alta seguridad tecnológica y la combinación con las medidas físicas a la hora de marcar el producto es favorable para la salud pública y las finanzas del Estado. Hoy en día más de 150 agencias tributarias en el mundo utilizan con éxito sistemas fiscales. Estos países, no solamente han mejorado la recaudación, sino también la autenticación de productos, limitado la manipulación, facilitando el seguimiento y rastreo, así como mejorando las prácticas de la industria.
Finalmente, como organización vigilante de la aplicación del CMCT y la reducción del consumo de tabaco, RENATA levanta la voz para que la interferencia de la industria y sus entes de fachada como Tracit no manipulen con información falsa para incidir en la opinión pública y las políticas de Estado. Además, llamamos la atención para que los diputados aprueben el proyecto sobre trazabilidad de licores y la iniciativa que crea impuestos a los vaporizadores, y pedimos al Gobierno que recapacite, que abra lo ojos ante lo que sucede dentro de la Comisión Mixta para el Control del Comercio Ilícito y proceda a corregir los portillos que abrieron modificando su integración.

*Presidenta de la Red Nacional Antitabaco (Renata)

PERIODISTA:

EMAIL:

Martes 24 Noviembre, 2020

HORA: 12:00 AM

CRÉDITOS: Dra. Nydia Amador*

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA