Sábado 28, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

¿Cerveza todopoderosa?

Editorial

¿Por qué quedó la cerveza nacional fuera del proyecto de ley de la trazabilidad?

Es la pregunta que muchos se hacen, luego de la fuerte disputa que se generó a finales del año anterior y durante este 2020 entre la gran productora nacional y el diputado Daniel Ulate, pero además que resultó en dimes y diretes muy fuertes con el expresidente José María Figueres Olsen, quien apoyaba la propuesta. 

Ambos políticos sostenían la tesis de que debía controlarse ese mercado, ya que el contrabando era inmanejable; principalmente la empresa nacional pegó el grito al cielo y se lanzó en una campaña de lobby político muy agresiva, al extremo que fue señalada por perseguir y casi que hostigar a varios diputados para que nunca consideraran la opción. 

Sin embargo, lo inevitable sucedió y pese al retraso que tuvo la iniciativa en la Asamblea, por fin fue vista por los legisladores y votada con 35 a favor y cinco en contra, eso sí tras la moción de eximir a las cervezas de la trazabilidad. 

Las críticas no se hicieron esperar y el diputado Luis Carranza no se quedó con las ganas de gritar a los cuatro vientos que posiblemente a más de uno le doblaron el brazo para que votara la moción de exclusión de esas bebidas del proyecto de control que debe implementar Hacienda. 

Las palabras del congresista fueron directas: “Siento vergüenza que hoy aquí una empresa haya hecho lobby suficiente para sacar la cerveza del proyecto. Daniel, tus propios compañeros te han traicionado y eso es vergonzoso y hay que decirle al país que hay empresas que tienen la fuerza suficiente para doblar el brazo a diputados y diputadas”. 

Y es que ciertamente en la moción que saca las cervezas de la trazabilidad no se presenta ningún criterio ni técnico ni jurídico, tampoco de mercado para dicha excepción, lo anterior pues lo que se pretende con la futura ley es prevenir el contrabando de licores que deja al país multimillonarias pérdidas cada año, estimadas en más de ¢61 mil millones.

Fue tal el emplazamiento de Carranza, que más de uno de sus colegas se defendió pidiéndole pruebas de sus afirmaciones, pero ninguno explicó por qué voto la moción sin antes tener datos reales y concretos relacionados con el posible contrabando de cervezas. 

Sería bueno conocer las razones de ese cambio de parecer, pues decisiones trascendentales de un país quebrado por los evasores y elusores no se toman a la ligera. No decimos con esto que la fabricante de cervezas esté en este grupo, pero lo cierto es que si van a trazar licores, lo correcto es que se haga parejo en toda la industria y se eviten riesgos. 

Veamos estas cifras en detalle. ¿Cuánto pierde Costa Rica por el contrabando de licores y cigarrillos anualmente? El ex viceministro de Ingresos del Ministerio de Hacienda, Fernando Rodríguez, dijo a DIARIO EXTRA hace un año que por lo menos son $100 millones anuales, es decir unos ¢61 mil millones.

En 2019, la Policía de Control Fiscal decomisó más de medio millón de cigarrillos y más de 10 mil botellas de licor ilegal. 

Además, en el caso del guaro adulterado, en las últimas semanas 38 personas perdieron la vida por el consumo de metanol, según datos del Ministerio de Salud.

Es por eso que la aprobación en primer debate del expediente 20.961 urge, pues obligaría a Hacienda a implementar un mecanismo tecnológico que le permita rastrear desde el punto de vista fiscal y de control de salud las bebidas alcohólicas locales y extranjeras.

Con ello, el consumidor tendrá la certeza de que el producto que compra es seguro, pero además Hacienda hará un mejor control de lo que se vende.

Otros países con gran éxito han implementado este sistema, es el caso de Canadá y República Dominicana. Por ejemplo, en Ecuador se ha logrado un aumento en el ingreso tributario por estos productos de más de $98 millones en los primeros dos años. El proyecto recibiría segundo debate el lunes 23 de noviembre y ojalá nadie se desmarque, pues sería bastante sospechoso. 

Pese a que pronto podrá ser ley, dejando a las birritas por fuera, lo correcto es hacer los análisis respectivos sobre este producto y el contrabando, para que en un futuro con datos concretos, si es posible, trazarla como cualquier licor.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Sábado 21 Noviembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA