Domingo 29, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Juan Diego Castro denuncia a exsocia

Grazy Calvo López trabajó junto al penalista 17 años

  • Castro dijo que trató y quiso a Calvo como una hija. Se siente dolido y traicionado por la demanda. (Foto: Archivo)

  • Mensaje de Calvo en el chat de WhatsApp de los socios. Ella se marchó sorpresivamente el 1 de julio del 2019. (Foto: Cortesía)

  • Contraportada del libro “Piedra, papel y leyes” que publicaron Castellón, Castro y Calvo basados en la tesis del doctorado que hicieron juntos de 2013 a 2017. (Foto: Cortesía)

El penalista Juan Diego Castro y su actual socia Sara Castellón denunciaron penalmente a Grazy Calvo López, también abogada y quien laboró junto a ellos por 17 años.

Los abogados Castro y Castellón presentaron una contrademanda el pasado 1 de setiembre contra Calvo, donde le atribuyen los delitos de extorsión, fraude de simulación y violación de datos. 

El 1 de julio del 2019, Calvo de forma sorpresiva se despidió de los colegas y socios del bufete Júrisis, enviando un mensaje a un chat de WhatsApp, donde agradeció a Castro la oportunidad que le brindó de trabajar a su lado y ser parte del equipo.

Luego Calvo interpuso una demanda el 30 de junio del 2020 contra Castro y Castellón ante el Juzgado de Trabajo, donde reclama el pago de ¢423 millones, alegando un supuesto irrespeto a sus derechos laborales mientras fungió como socia del bufete Júrisis.

El penalista Castro indicó a DIARIO EXTRA que la comunicación que hizo Calvo de su salida se hizo cuando él y su socia Castellón salían del país. 

Añadió que Calvo pasó mucho tiempo rebuscando recibos del 2003 y otros años alterando decenas de documentos.

“Se apoderó indebidamente de información digital, montó el esquema de simulación, fraude y extorsión en perjuicio de nosotros, a sabiendas de que nunca fuimos sus patronos, ni en lo personal ni como representantes de las empresas que distribuían los honorarios compartidos de cinco socios. Ella nunca fue trabajadora, fue una socia que ganó muchísimo dinero, que ni en el Estado lo habría obtenido sin haber cumplido 40 años”, explicó el abogado.

“Cuatro días después de recibir los últimos ¢15 millones de honorarios compartidos de un caso en el que trabajamos los cinco socios por más de 7 años, el 1 de julio del 2019 se despidió mediante un mensaje de WhatsApp dirigido a los 4 socios, hizo la pantomima de su sorpresiva salida ‘para dedicarse a cuidar su hija escolar y disfrutar de la vida’. Firmó un finiquito para engañar a los socios, desapareció y un día antes de cumplir un año de su salida, el 30 de junio del 2020, interpuso su falsa y extorsiva demanda”, comentó Castellón.

 

FALSA DEMANDA

 

Además de que el bufete de Castro se acogió a Calvo, en palabras del abogado “la querían como una hija”. Invirtieron recursos para que sacara un doctorado y la hicieron socia de la oficina legal.

Por eso, Castro no se explica la traición que recibió, luego de que Calvo anunció su salida vía WhatsApp y montó otro bufete junto a su hermano y otros abogados. También ahora los demanda exigiendo el pago de más de ¢423 millones.

Los denunciantes señalan que Calvo se apoderó, copió, transmitió, recopiló, publicó y dio un tratamiento no autorizado a imágenes y datos almacenados en sistemas, así como redes informáticas en beneficio propio, con peligro para la intimidad o privacidad sin autorización alguna. 

“Para procurar un lucro multimillonario e injusto planteó una falsa demanda laboral para intimidarnos y obligarnos a tomar disposiciones patrimoniales perjudiciales para nosotros, mediante una gestión y escritos judiciales simulados”, agregó Castro.

 

PRUEBAS DE PAGOS

 

Los demandantes alegan que mientras Calvo fungió como socia siempre se le pagaron sus honorarios.

Aportaron ante la Fiscalía miles de folios con pruebas documentales para acreditar que Calvo recibió sus honorarios por el trabajo desempeñado.

El penalista señaló que, entre mayo y julio del 2019, Calvo recibió los siguientes montos por honorarios compartidos: el 2 de mayo $8.995,00, el 5 de junio $3.297,00, el 11 de junio $1.410,00, el 26 de junio ¢15.000.000,00, el 17 de julio $7.122,00. 

Recibió honorarios promedio al mes de ¢9.142.436,00. “Ella con menos de 40 años de edad ganó en esos meses mucho más que cualquier magistrado de la Corte”, comentó. 

“Ella ocultó al juzgado que, del año 2007 a la mitad del 2019, recibió ¢585 millones como honorarios compartidos de la sociedad profesional de la que formó parte y siempre como socia y bajo las normas de los Aranceles del Colegio de Abogados y Abogados”, agregó el litigante.

 

EN LACTANCIA

 

En su demanda laboral Calvo exige el pago de ¢12 millones por su periodo de maternidad.

Pero según Castro, ella no presenta todos los recibos que expidió y oculta que del 25 de mayo al 27 de noviembre del 2011, mientras esperaba su bebé, daba a luz y la amamantaba, recibió honorarios compartidos por ¢27 millones.

“Suma de la que ¢18 millones correspondían sólo al periodo de lactancia, cuatro meses que estuvo en su casa. Lo simpático es que reclama un cincuenta por ciento menos de lo que recibió”, se cuestionó el penalista.

La investigación del caso está en manos de la fiscala 28 Stephanie Tenorio Barrios, de la Fiscalía Adjunta del II Circuito Judicial de San José, expediente 20-001863-075-PE, con más de 4.000 folios.

PERIODISTA: Bharley Quirós Navarro

EMAIL: [email protected]

Jueves 29 Octubre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA