Martes 01, Diciembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

De lavar platos a cocinarle actor de “300”

Chef Sebastián Jara Krasinski

  • Sebastián Jara Krasinski tiene 26 años. Tras la pandemia se reinventó y les cocina a famosos.

  • Gerard Butler, actor de la película 300.

  • Con Walter “Paté” Centeno.

  • Con Christian Bolaños.

Una verdadera historia de superación es la del chef Sebastián Jara Krasinski, vecino de Heredia y de 26 años de edad. En pocos años pasó de lavar platos en restaurantes, vender hamburguesas y empanadas frente al Hospital de Alajuela, a convertirse en chef ejecutivo en importantes hoteles, incluso ganó un concurso para cocinarle al famoso actor Gerard Butler de la película “300”, el año pasado, quien junto a otros famosos del cine como Tony Curran de Underword, celebraban su fiesta de 50 años cerca de Puerto Viejo de Limón.
Tras estar en lo más alto, la pandemia lo tiró al piso en marzo y se quedó sin trabajo, para abril llegó tener solo ¢48 mil en sus ahorros, según confesó. Ante la situación tuvo que reinventarse y empezó un emprendimiento de parrillas.
Conversamos con él algunos minutos.

Hola, su segundo apellido suena a ruso. ¿Es usted de ascendencia rusa?
- No, mi apellido no es ruso, a veces nos confunden, pero es polaco. Provengo de una familia muy trabajadora; me acuerdo que desde pequeño me tocó picar leña. Mi niñez fue difícil con un revoltijo de ambas culturas.
¿Desde cuándo ejerce como chef?
-Hace ocho años trabajo en cocina, pero desde hace seis se puede decir que soy chef. Recuerdo que siendo niño mi abuela me enseñó a hacer jalea.
¿Empezó desde abajo?
-Así es, fui pilero es decir lavador de platos en restaurantes. Así empecé.
Entonces en términos muy ticos usted lavaba trastos…
Así es, platos, ollas y todo instrumento de cocina. Trabajé en varios restaurantes en Escazú, Grecia y Cartago, incluso llegué a tener dos trabajos para pagar las cuentas. Ejercía de pilero hasta 12 horas diarias. Me acuerdo que en Barrio Escalante hacía el trabajo para el que normalmente se ocupan cuatro personas. Así llame la atención.
¿Estudió cocina?
-Sí, pero no soy graduado. Mi infancia fue difícil, no tuve un padre que me formara y mi mama falleció. Me tocó rudo y en gastronomía uno empieza en la pila. Estudié mucho y con la práctica mejoré bastante. Mi abuela Babcia me decía “Pequeños detalles hacen grandes momentos”. Tras 12 horas lavando platos esas palabras ayudaban. Luego el chef Diego Hernández me dio la gran oportunidad y le estoy siempre agradecido. Gracias a esa oportunidad me hice conocido en Escalante. Luego alcancé el nivel de Chef Ejecutivo en varios hoteles.
¿Cómo llegó a cocinarle a Gerard Butler?
-Esa es una historia interesante. Yo estaba como chef en el Hotel Almonds and Corals y en el Caribe se filtró que un actor famoso estaba por ahí y buscaba a un chef para que le cocinara. Fue todo muy secreto, nadie sabía quién era el actor. Cuando yo gané, lo primero que me dijeron era que no podía contar detalles y menos tornarme fotos para mis redes sociales. Dentro de la comitiva de Gerard Butler venía Tony Curran de Underword y él si me autorizó a tomarme a foto. Para la selección del menú pensé que iban a pedir cosas muy finas y yo me acordé de las palabras de mi abuela “Pequeños detalles hacen grandes momentos”. Le hice ceviche de palmito y unas croquetas de yuca. Le hice varios platos y mostraron su humildad porque les gustaron. Los platos tenían gran presentación eso sí.
¿Cuándo se dio cuenta que era Gerard Butler?
- Fue increíble. Yo soy bilingüe, pero reconozco que mi inglés no es el mejor. Se me vine el estrés de cómo iba a hablarle, pues se me iba a trabar la lengua, pero finalmente todo transcurrió en forma tranquila. Gerard Butler es una persona increíble. Llamé a mi hermano a Estados Unidos y a mi hermana acá y les dije voy a cocinarle al mae de “300”. Todo fue muy emocionante.
¿Antes del 6 de marzo qué estaba haciendo?
-Trabajaba en Almonds and Corals y jamás me pasó por la mente lo que me iba a suceder. En abril me avisan que estaba suspendido, pues no me podían pagar y mientras tanto se me acababa el dinero.
¿Es casado, tiene hijos?
-Tengo novia, pero no estoy casado ni tengo hijos. Pago casa y el carro no lo debo. Tengo otras deudas como cualquier otra persona.
¿Se quedó sin plata?
-En abril no tenía para pagar la luz ni el agua. Me quedé solo con ¢48 mil en el bolsillo. Todo por el mal manejo pues pensaba que estaba como en vacaciones. Estaba en zona de confort, no estaba produciendo. Fue como un bombazo. Fue entonces que hice una parrillada a una empresa y las cosas comenzaron a mejorar.
¿Hace parrilladas?
-Sí, pero de una forma distinta, pensé en hacer algo diferente para ganar clientela. Yo vendo cortes de carnes que en otros lugares vale tres veces más caro. Cocinar para una estrella de cine ha llamado la atención.
Usted dijo que si no fuera por las redes sociales se muere de hambre…
-Yo arranqué con 700 seguidores y ahora tengo 23.100. Antes mis redes eran personales y nos las utilizaba para trabajar. EL negocio es más virtual que físico.
¿El primer mes?
-Vendí 1.000 parrilladas y le juro que no lo creía. La primera semana solo 6 parrilladas, pero ya era algo. Hace como un mes 5.500 y ya para esta altura hacemos 6.000 aproximadamente.
¿Tiene un equipo?
-Hace como dos meses sumé más gente, pues solo es muy difícil. Gente excelente que no tenía trabajo. Son seis personas que están conmigo de lunes a domingo.
A los famosos que aparecen con usted, ¿les cobra o se las regala?
-Se las cobro, pero les hago un descuento, en especial a los futbolistas pues cuando la gente ve fútbol por televisión por lo general busca una parrillada. Gente como Bryan Ruiz, Alonso Solís o Walter Centeno, entre otros. Todos sus seguidores en redes sociales podrían comprar una parrillada. Ninguna parrillada es regalada, todo se cobra, pero ellos me ayudan y yo los ayudo.
¿Algún famoso se ha quejado?
-Puedo rajar, nadie se queja, solo en una ocasión un cliente me dijo que la carne estaba muy suave. Por ¢30,500 comen 8 personas. Me pueden buscar en: @Chef_sebastianjarakrasinski. Chef De Los Famosos en Instagram.
¿Anécdotas con famosos? ¿Le dio comida a Álvaro Saborío con Covid?
-Correcto, pero aclaro que no hubo contacto. Él vive en un condominio, se le dejó al guardia y él se la lleva, nunca nos vimos. Una vez me paró un tráfico y me preguntó para dónde iba. Yo tengo todos los permisos y estamos al día. Quería abrir los paquetes y vio que era comida, pues no creía. Ese día iba para donde Marcelo Castro y Johny López. Una vez con Yeltsin Tejada me pasó que le salió mucho vapor. Con otro tuve un atraso y fue muy amable. Con Christian Bolaños, es un gran amigo y le hemos dado el servicio incluso él puede ordenarme comida desde Noruega para sus familiares acá.
¿Algún cliente difícil?
-Creo que eso es un estereotipo son personas calurosas y serviciales. Siento que muchos de ellos trabajaron duro para ser famosos. Tengo que decir Alonso Solís me ha apoyado un montón, “Mambo” Núñez también, Greivin Morgan es otro. Hay que ser humilde. Yo me acuerdo que en algún momento de mi carrera, me puse un negocio de hamburguesas y empanadas, algo pequeño frente al hospital de Alajuela.

PERIODISTA: Ariel Chaves González

EMAIL: [email protected]

Jueves 29 Octubre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA