Viernes 27, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Mensajero desaparece y hallan moto en río

Unas partes estaban en cauce y otras en deshuesadero, Curridabat

  • Cerca de 40 personas se han unido a las labores de búsqueda con la familia

  • Incluso en un caserío aseguran haber visto a Jeffrey

  • Partes de su motocicleta aparecieron en un río y una chatarrera

  • En la policía judicial publicaron la fotografía del mensajero tras recibir la denuncia

Sin poder dormir, llenos de angustia y lágrimas. Así han sido los últimos siete días de los familiares de Jeffrey Vargas Ortiz, un mensajero de 30 años, a quien se le vio por última vez el martes 20 de octubre cuando se dirigía a realizar una entrega.

Lo último que se tiene de su paradero son partes de la motocicleta que utilizaba para su trabajo y mandados que hacía en su tiempo libre. Esos restos los ubicaron la tarde del domingo en la orilla del río Tiribí, a la altura de Calle Mesén en Tres Ríos, La Unión, Cartago.

El dolor es aún mayor para su esposa Mildiana Henríquez Rivera, quien actualmente tiene ocho meses de embarazo. Lo único que anhela Henríquez es que su pareja, con el que tiene 10 años de relación, aparezca con vida para que pueda conocer a su primer hijo que se llamará igual que él.

Esta familia es vecina de Barrio Nuevo en Curridabat, San José. Según explica la futura madre, en diciembre Jeffrey cumple cinco años de laborar como repartidor para una empresa que se llama Multisol, no obstante, para tener un segundo ingreso tras salir del trabajo seguía brindando sus servicios como mensajero.

Es así como ese 20 de octubre, luego de almorzar en casa de su madre, a eso de las 2 p.m. salió con dirección hacia Calle Mesén en Tres Ríos, La Unión, Cartago, donde debía encontrarse con una mujer que suele ayudarle con la mensajería. Ella le daría un paquete que debía entregar, sin embargo, nunca llegó por él.

“A las 2:52 (él) le mandó un audio a la muchacha que ya iba llegando. Ella a las 2:53 le respondió ‘Ok’, ese mensaje sí le entró. A las 3:27 p.m. ella le volvió a escribir porque no había recogido el paquete y ya ese mensaje de WhatsApp no le entró, o sea, en un lapso de 30 minutos ya él desapareció”, explicó Henríquez.

Ese mismo día, al ver que el mensajero no contestaba su teléfono y no había ningún rastro suyo, acudieron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para interponer la respectiva denuncia por su desaparición, pues nunca antes habían perdido comunicación con él por tanto tiempo.

 

ENCUENTRAN MOTO

 

Tras solicitar la ayuda de las autoridades, la familia se organizó con vecinos y amigos para iniciar las labores de búsqueda en la ruta que presumen Jeffrey recorrió para retirar el paquete en Calle Mesén.

Divididos en grupos han caminado por las márgenes del río Tiribí, en medio de cafetales y caseríos con la única esperanza de encontrar al mensajero o que alguna persona pueda brindarles información acerca de su paradero.

Es así como este domingo tuvieron las primeras señales cuando una hermana de Jeffrey recibió la llamada de un vecino de la comunidad asegurando que había visto una motocicleta similar a la de su pariente, la cual es una Freedom, color rojo y con las placas 535029.

Sin pensarlo dos veces, la familia se presentó al lugar y efectivamente en el afluente estaban diferentes pedazos de la moto, como una tapa lateral, la parte frontal de la moto, una tabla para firmar con una pinza que dice Multisol, una linga y una bota del desaparecido.

Precisamente, en la Sección de Delitos Varios del OIJ confirmaron los hallazgos, sin embargo señalaron que el caso está en investigación por lo que no podrán brindar mayores detalles.

De acuerdo con Henríquez, luego de encontrar esas pertenencias un habitual de la zona les dijo que él se había encontrado la motocicleta casi intacta, por lo que procedió a venderla por partes, incluso algunas las vendió a una chatarrera cercana, se trataba del motor, el volante y dos llantas.

 

DESORIENTADO

 

Una de las versiones que manejan los allegados del mensajero es que, al parecer, a este lo habrían visto deambulando en calles de un caserío cercano a Calle Mesén, según dijo Edison Vargas, hermano del mensajero.

Él, sus allegados, así como un aproximado de 40 personas, se han dedicado en las últimas horas a peinar los alrededores del río Tiribi y gran parte de la zona montañosa.

“También hemos recorrido todo el caserío para consultar con la gente a ver si lo han visto, algunos nos han dicho que lo vieron como desorientado y sucio, ya son seis días con hoy (lunes) que tiene de andar desaparecido. Hay muchos vecinos que se han unido a la búsqueda, la idea es seguir toda esta semana”, sostuvo.

 

SIN PROBLEMAS

 

La desaparición de Jeffrey es toda una incógnita para esta familia, ya que además de que nunca perdía comunicación, el hombre tampoco tenía problemas con ninguna persona.

Según dijo Henríquez, su pareja siempre ha sido una persona amable, llena de nobleza, que nunca ha tenido disputas por ningun tema y tampoco cuenta con deudas de dinero ni de ninguna clase. 

Por el contrario, siempre se ha sabido ganar el cariño de sus conocidos, tan es así que muchos de sus amigos han dejado de trabajar para unirse a las labores de búsqueda, algo que sus seres queridos aseguran que no se hace por cualquier persona.

Otros que lo extrañan y necesitan son sus padres adultos mayores, pues en conjunto con sus hermanos Jeffrey se hacía cargo de ellos, principalmente de su mamá, que tiene una discapacidad en una pierna por lo que siempre se encarga de llevarla al centro médico, o bien acompañarla en casa.

“No sabemos qué fue lo que pasó, si es que le hicieron algo, lo confundieron, o fue que se vino una cabeza de agua porque el día que él desapareció en Calle Mesén hubo un desbordamiento del río y cabe la posibilidad que a él se lo haya llevado la corriente y tal vez ande inconsciente, a cómo puede que hayan puesto la moto ahí para despistarnos, no sabemos absolutamente nada”, dijo.

DESESPERADOS

 

Para esta familia la palabra que más los define en este momento es desesperación, pues en ese estado de ánimo transcurre el tiempo en espera de una buena noticia acerca de Jeffrey.

“Es una desesperación terrible, en las noches no dormimos, hemos pasado una angustia, yo por mi embarazo es un cansancio físico que ya no puedo, la mamá está con problemas de salud por la misma situación, pero es una desesperación, saber si está vivo, si está comiendo, calientito. Mi bebé ya va nacer y él no está, es un sentimiento inexplicable, no existen palabras para expresar realmente lo que se siente”, manifestó Henríquez entre lágrimas.

Asimismo, ella contó que el embarazo tenía muy emocionado a su esposo, tanto así que construyó una segunda planta en la casa de su madre y días antes de desaparecer le dijo donde quería poner la cuna del bebé.

“Estaba muy emocionado, no es que uno diga que se escapó como sucede en muchos casos, jamás, estaba emocionado esperando a nuestro primer bebé, estaba insistiendo porque quería que le hiciéramos un ultrasonido para ver al bebé porque no lo había podido ver, ya que con esto del virus no nos dejaban entrar juntos al hospital”, acotó.

Con la esperanza de que Jeffrey aparezca pronto, esta familia solicita la colaboración de la ciudadanía para que cualquier información que tengan acerca de él se las hagan llegar, así como a las autoridades judiciales. Para esto se debe llamar al Centro de Información Confidencial del OIJ al teléfono 800-8000645 o al WhatsApp 8800-0645.

 

 

¿CÓMO ANDA?

El 20 de octubre Jefrrey vestía el uniforme del trabajo: camisa roja con el nombre de la empresa Multisol, pantalón y zapatos negros, así como un suéter rompevientos verde con gris. Además, andaba un bolso de mensajero negro con cinta reflectiva, un canguro que beige con negro y su motocicleta roja.

 

 

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Foto: Allan Madrigal y cortesía familia

EMAIL: [email protected]

Martes 27 Octubre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA