Viernes 27, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

Calcio diario y vitamina D: vitales para prevenir osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad del sistema óseo que se caracteriza por la pérdida de masa de los huesos, o sea, el debilitamiento o porosidad de estos, principalmente en personas postmenopáusicas y adultos mayores.
Debido al aumento de la población adulta mayor, este padecimiento ha ido en aumento a nivel mundial, y Costa Rica no es la excepción, sus manifestaciones principales se dan en fracturas de cadera, muñeca y columna vertebral.  En el área hospitalaria de nuestro país, específicamente en la especialidad de ortopedia, se atienden personas adultas mayores con cirugías por fracturas de cadera, debido a caídas ocasionadas, entre otras cosas, a una mala visión, problemas de equilibrio y uso de muchos medicamentos, aunque también se pueden dar fracturas de cadera estando de pie, o girando. Esto pude deberse a la fragilidad de los huesos o a la debilidad de su estructura.
Es importante tomar en consideración que con frecuencia se atienden adultos mayores por una segunda fractura de cadera, que requieren reparación o reemplazo quirúrgico, con tiempos de recuperación más largos y menos positivos, en muchos casos.
En Costa Rica no se cuenta con datos exactos de las personas que padecen osteoporosis, pero se estima que un porcentaje alto de mujeres postmenopáusicas la padecen, por lo que identificar las poblaciones de riesgo es de vital importancia. Así, por ejemplo, la edad, sexo, densidad ósea, bajo peso, problemas nutricionales, son factores que se deben tomar en cuenta para su prevención y tratamiento.
En cuanto a la edad, las personas adultas mayores tienen más probabilidad de padecerla; en el caso del sexo, las mujeres tienen mayor probabilidad de sufrir osteoporosis (1 de cada 4 mujeres), debido a la condición biológica del cuerpo de la mujer que afrontar la etapa de la menopausia, donde se acentúa de forma considerable la pérdida de masa ósea, debido a que la ovulación se detiene y los niveles de estrógenos disminuyen considerablemente, afectando el proceso metabólico o de funcionamiento de la formación de huesos.
En cuanto a problemas nutricionales, algunos ejemplos pueden ser la malabsorción, anorexia y bulimia, padecimientos que privan al organismo de los nutrientes necesarios para fortalecer los huesos.
El tratamiento y prevención de la osteoporosis tiene un abordaje integral, desde la identificación de las personas en riesgo de padecerla como en el manejo oportuno y efectivo a aquellas que la padecen, ya sea para aliviar dolores provocados por la enfermedad, disminuir la limitación funcional y evitar la alteración de la vida.
En este sentido, la nutrición de las personas con riesgo de padecerla, o que ya la padecen, juega un papel muy importante. El consumo de calcio diario y de vitamina D, en niveles adecuados para cada etapa de la vida, favorecen la formación de los huesos, por lo que el consumo de las cantidades recomendadas diariamente de ambos nutrientes contribuiría en gran medida a prevenir la osteoporosis, o a mejorar el padecimiento de la enfermedad. Una dieta saludable durante la infancia y ejercicio constante, ayudan a minimizar la aparición de la osteoporosis, cuyas manifestaciones más frecuentes son en la etapa adulta.
Para prevenir la osteoporosis se deben consumir:
• Alimentos ricos en calcio: tales como leche, queso, yogurt al menos 2 veces al día, hojas de color verde oscuro, brócoli, salmón, sardina, soya, garbanzos almendras.
• Vitamina D: realizar una exposición al sol para la síntesis de vitamina D, como mínimo 10 minutos al día en horas adecuadas y con protección, y consumir alimentos como pescado, leche, huevos, vegetales.
• Boro: un oligoelemento muy importante en la formación y dureza de los dientes, huesos y articulaciones. El boro favorece la absorción de calcio, magnesio y fósforo, nutrientes necesarios para la salud de los huesos, mejora la absorción de vitamina D y potencia los efectos de los estrógenos. Algunas fuentes de boro son los granos enteros como avena, trigo, maíz, cebada, naranjas, uvas, aguacate, frutas frescas, mantequilla de maíz. No se recomiendan los suplementos de boro debido a su alto costo y a que se eliminan con facilidad en la orina.
La masa ósea saludable tiene un componente hereditario y varía según el grupo étnico, pero depende en parte de cuánta masa ósea se obtiene en la juventud. Alimentémonos saludablemente.

*Colegio de Profesionales en Nutrición

PERIODISTA:

CRÉDITOS: Dra. Georlenny Salazar S.*

EMAIL:

Martes 27 Octubre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA