Domingo 29, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Amnistía deja superávit de ¢56 mil mills. a Inder

Recursos sin ejecutar llegaron a superar su presupuesto

Tanque elevado es uno de los proyectos del Inder con AyA para llevar agua a comunidades de Los Chiles. Tuvo un costo de ¢280 millones

 

 

En medio de la crisis fiscal el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) llegó a acumular un superávit de ¢56.000 millones en 2019. Era tan alto que incluso hasta superó el presupuesto institucional.
A hoy, aun quitando los proyectos y planes en curso, todavía sobrarían ¢19.500 millones. Este dato se desprende de los estados financieros de la entidad, de los que DIARIO EXTRA tiene copia.
Se demuestra que arrastra dineros sin ejecutar prácticamente desde hace más de siete años, por eso es una de las instituciones que el Ministerio de Hacienda tiene en la mira para que parte de ese dinero se utilice en amortizar la deuda pública.
Harys Regidor, presidente ejecutivo del Inder, reconoció que hubo un problema histórico de ejecución, pero asegura que maneja un agresivo plan para ir asignando esos dineros a créditos y obras comunales.
No obstante, incluso quitando todos esos proyectos, todavía quedarían libres ¢19.500 millones y de ahí la anuencia a ceder ¢17.000 millones al gobierno para atender el problema de las finanzas públicas.
Regidor manifestó en una conversación con DIARIO EXTRA que no puede asignar la plata por asignarla y es tanto dinero que por eso el Inder estuvo dispuesto a ceder una parte al Estado.
En el presupuesto 2020 el Inder incorporó ¢17.700 millones de los ¢56.000 millones de superávit para obras de inversión, pero según datos de la Contraloría General de la República, la ejecución no ha sido la esperada. Para 2021 incorporó ¢19.800 millones.
No obstante, no se sabe cuál será la ejecución real de 2020, pues todavía no termina el año. Eso implica que el remanente podría ser mayor.
Regidor manifestó que “no es abrir la ventana y tirar la plata, tiene que haber una ejecución presupuestaria sólida, no es gastarla por gastarla, sino que hay que invertirla bien”.

PROVECHOSA AMNISTÍA

El presidente ejecutivo del Inder explicó que el superávit institucional llegó a ser tan elevado debido a los ingresos que tuvieron por la amnistía fiscal. El mecanismo se incluyó en la Ley para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y permitió a los contribuyentes ponerse al día con sus obligaciones tributarias, incluyendo las pendientes con la entidad.
Solo tres empresas que se acogieron a la amnistía dejaron ingresos al Inder por ¢23.000 millones. Se dice que una buena parte provino de Florida, Ice and Farm (Fifco), cuya subsidiaria es la Cervecería Costa Rica.
Regidor contó que debido a la fecha de cierre de la amnistía y el corte presupuestario la plata no se pudo incluir y por eso se arrastró en el superávit 2019.
Agregó que el superávit a 2017 era de ¢28.000 millones y aclaró que han establecido mecanismos para asignar los fondos de manera más ágil y con controles.
“Como junta directiva tomamos la decisión de un modelo agresivo de ejecución presupuestaria. Estos recursos no son para gastos operativos de la institución, sino para inversiones y hay proyectos nuevos en marcha en crédito y obras rurales”, explicó.
Además, recalcó que las instituciones no pueden incorporar todos los recursos solo para disminuir el superávit porque resultaría riesgoso y engañoso, de modo que se requiere hacerlo con planificación.
“Hay que tener responsabilidad con los instrumentos de ejecución. Mi meta es incorporar el 20% del superávit para obras”, destacó.
Regidor rechazó que el dinero estuviera invertido en bonos de Hacienda, aunque reconoció que en algún momento se les hizo la excitativa. “Eso está en la caja chica, como ocurre con otras instituciones”, acotó.
Sobre el dinero ya asignado dijo que cada uno se maneja con un código, plazos, montos, metas y responsables. Además cuentan con un sistema de alerta temprana que advierte del atraso en obras.
Agregó que la ejecución se ve lenta en términos porcentuales, pero no si se observa en valores nominales.
Como parte de las acciones para darles un mejor uso a esos dineros se trabaja en una modificación al reglamento institucional para comprar deudas de personas con labores agropecuarias que están a punto de perder sus tierras.
Se trataría de aquellas que están a punto de ser rematadas por los bancos. Se darían mejores montos, plazos e intereses a cambio del traslado de la hipoteca.

 

 

 

PERIODISTA: María Siu Lanzas

CRÉDITOS: Foto: Archivo

EMAIL: [email protected]

Viernes 23 Octubre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA