Domingo 29, Noviembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

”Las narconovelas son enciclopedias del demonio”

Fabián Ríos desde Miami:

Fabián Ríos, actor colombiano.

Uno de los actores más reconocidos de la televisión hispana es sin duda, Fabián Ríos, recordado por su interpretación de Albeiro, primero en “Sin senos no hay paraíso” y luego en “Sin senos sí hay paraíso”, entre decenas de papeles más.
La vida de este polifacético colombiano ha transcurrido en diferentes roles de modelo, empresario, actor e influenciador.
DIARIO EXTRA conversó con él desde Miami sobre su trayectoria artística y su nuevo proyecto Vida Nation, con el cual espera ayudar a la gente.

¿Cómo le ha ido con la pandemia?
-La pandemia nos abrió los ojos para saber qué estábamos haciendo mal. Se convirtió además en una oportunidad para reinventarnos como personas y profesionales. Antes de la pandemia me enfocaba más en hacer dinero y en mis actividades profesionales.  No me daba cuenta que mi familia merecía atención, ni me percataba de lo que sucedía dentro de mi casa. Cuando estás pensando en dinero dejas de hacer las cosas tan importantes como el acercamiento a Dios y la familia. El dinero viene solo y cuando uno hace las cosas bien este no va a faltar. A nivel personal sí me cambió la pandemia. Ahora le doy más tiempo a mi familia. Le dedico más con mi esposa y mis hijos. Llevo casi 20 años de estar trabajando en este medio artístico y la pandemia me sirvió para para darme cuanta como uno descuida a la esposa y los hijos. Con dinero no puedo comprar tiempo ni momentos inolvidables. Creo que pagué el precio y ahora prefiero disfrutar más a mi familia. El dinero viene por añadidura. Las joyas no se lucen para nada. Después de la pandemia en mi caso seré otro. A escala profesional la idea es hacer una novela o una serie al año.
Es papá por tercera vez con su famosa esposa Yuly Ferreira que hace de “Renata” en las Muñecas de la mafia…
-Por mí tendría ocho hijos, yo amo a la familia. En mi casa somos pro familia. Soy feliz con mi esposa, por cierto, estamos juntos en la preproducción de una película, así que atención Costa Rica.
¿Qué es Vida Nation?
-En resumen, es llevar buenos hábitos alimenticios a una academia acá en Estados Unidos que se llama Vida Nation donde la gente en forma gratuita se puede empoderar y mejorar su salud. Sirve además para ayudar a los niños en pobreza. Eso es Vida Nation, el empoderamiento de la nutrición para personas. Ellos trabajan con la gente. Se financia con una organización multinacional.  Todos los recursos que hagamos con las ventas en Latinoamérica serán dirigidos a los niños nacidos en la pobreza absoluta.  Para que ellos en la vida sean alguien y tengan la posibilidad de soñar como de superarse. La inscripción de miembros es gratuita en: www.vida-nation.com.
Usted es ejemplo de vida, pues sabemos que le costó mucho surgir tras una infancia en las barriadas pobres de Colombia.  ¿Qué recuerda de aquellos días en su país?
-Yo nací en una familia de bajos recursos, pero muy trabajadora. Me tocó caminar solo por la vida hasta alcanzar el éxito. A los 11 años salí de mi hogar hacia la casa de un tío en otra ciudad por motivos de estudios. Yo no podía estudiar donde vivía en Curitiba y Santander.  Cuando terminé el bachillerado me fui a vivir a una ciudad cercana a estudiar actuación. Se pagaba mucho dinero por semestre y mi tío solo me ayudó para matricularme. Luego fui con el dueño de la academia y le dije que me dejara estudiar gratis y yo le pagaría poco a poco con los trabajos que me salieran. Al principio me dijo que eso nunca se lo habían propuesto. Yo le dije que no todo en la vida era dinero, que si no me dejaba estudiar en su academia algún día se iba a arrepentir, pues iba a alcanzar el éxito y él se perdería la oportunidad de decirle a la gente que yo había pasado por ahí. Me acuerdo que me fui, pero me alcanzó y me dijo que lo había inquietado. Me dijo que le pagara las clases con trabajo y de esta forma me gradué. Yo vendía cigarrillos de noche para ganar dinero y estudiaba por las mañanas. Solo comía una vez al día pues no me alcanzaba para más. No tenía dinero y recorría a pie la ciudad. Dormía en uno de los lugares más peligrosos de Bogotá, allí pagaba 2 dólares diarios. Un día hice un casting en la televisión colombiana y el resto es historia. Lo que soy es gracias a Dios.
Muchas lo ven a usted como símbolo sexual ¿Qué consejos les das a las damas que a veces solo se van por la apariencia?
-Yo creo que la “pinta” solo dura una conversación de cinco minutos, pasado el tiempo, la gente se aburre, si la persona no tiene un cerebro maravilloso que le enseñe algo. Una vez estaba en la casa donde mi mamá y me estaba viendo al espejo. Ella se acercó y me dijo que si pasaba más tiempo viéndome al espejo me iba a aburrir, que era mejor alimentar el cerebro para el día cuando la cara se arrugue y me alcanzó unos libros de Gabriel García Márquez. Por eso les aconsejo que se instruyan para que un día tu cara solo sea la ventana de un cerebro que habla por ti. A las mujeres les digo se den la tarea de conocer a la persona, pues en cinco minutos lo físico aburre.
Hablemos de su esposa quien es famosa por Muñecas de la Mafia, muchos dicen que usted es afortunado con esa dama tan guapa. ¿Cómo se conocieron?
-Nos conocimos hace 23 años y ella decidió caminar en la vida conmigo, desde la pobreza absoluta hasta el día de hoy que estamos bendecidos. Es una mujer preciosa por todo lado desde donde se mire, es como siempre la soñé. Ella es la dueña y señora de la casa. Administra completamente todo. Es sabia e inteligente
¿Con el papel de Renata no se opuso?
-No, para nada. Uno no debe ser egoísta. Llevamos 23 años juntos y nos tenemos confianza. Yo confío en Dios que ella es la mujer indicada. El matrimonio para ella es muy importante.
¿Qué piensas de las narconovelas?
-Creo que las narconovelas son las enciclopedias que trajo el demonio. Lo que no sabemos es cómo entenderlas ni leerlas. Si usted ha tenido un narcotraficante al lado, debería dar vergüenza empoderarlos. Más razones, primero vende muerte para llenarse de recursos por la porquería que vende. Otra razón, si tienes una hija de 11 años, estoy seguro de que si eres amigo de un narco este la violaría para apagar su ansia de poder. Son coleccionistas de vírgenes y pervertidores de la juventud, con eso que venden que es cocaína y otros tipos de droga.
¿Harías más narconovelas o ya pasó la página?
-En las narconovelas que he realizado hago papeles de víctimas del narcotraficante. Por eso en “El final del paraíso”, que es mi más reciente telenovela con Telemundo, podrán ver el verdadero presente de los narcotraficantes.
¿No aceptas papeles de narcos, solo los antagonistas?
-Así es, quiero tener un empoderamiento positivo, que den un mensaje positivo, de ejemplo para la juventud.
¿A la comunidad colombiana en Costa Rica qué les dices?
-Ir a vivir a otro país siempre es difícil, pero en Costa Rica se respira un pedazo de Colombia. Merecen respeto y cariño. Hay un humor que es parecido al de los colombianos. Nos separan fronteras, pero pareciera que nacimos de una misma madre.
Finalmente, ¿qué les dice a los lectores de DIARIO EXTRA y a las damas que lo admiran?
-Que vean contenidos que los hagan mejores seres humanos. Fabian Ríos en la vida real es un hombre que está a favor de la familia. Cuando uno se casa es para acompañarse con su pareja hasta que el final de los días. Los personajes los hago con mucho amor, no importa si es narconovela o novela. Lo que hago lo hago por el bien de la humanidad.

PERIODISTA: Ariel Chaves González

CRÉDITOS: Foto: Cortesía de Conchita Oliva

EMAIL: [email protected]

Viernes 23 Octubre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA