Miércoles 28, Octubre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

CCSS compró mascarillas que Holanda rechazó

Tomarán medidas legales y administrativas contra dos empresas

La CCSS encontró serias irregularidades y diferencias entre el producto ofertado y el recibido. (Foto: EnfermeriaAPS)

La semana anterior, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) confirmó lo dicho por el auditor Olger Sánchez, en torno a dos contrataciones de mascarillas que se dieron en medio de irregularidades, las cuales remitieron a la Fiscalía para investigación.

Una de esas compras se dio a MR Comunicaciones Políticas, propiedad de la periodista española Miren Martínez, cuestionada e indagada también por otra licitación que ganó e incumplió.

Asimismo, la otra licitación en cuestión se la dieron a la empresa Bioplus Care, la cual ofreció un tipo de mascarillas que en Holanda rechazaron por malas, pues señalaron que no tenían certificación de que no eran homologadas.

Lo anterior porque, según exponen medios internacionales sobre el rechazo holandés, las producían en una fábrica de ropa y no había certeza de que estuvieran libres de látex y fibra de vidrio, lo cual podía empeorar la situación respiratoria de una persona.

Las contrataciones que investiga la CCSS, y en las cuales tomarán acciones legales y administrativas, son la 2020CD-000047-5101 “Respirador homologado N95 para protección contra tuberculosis” el cual ganó Bioplus Care, y la 2020CD-000062-5101 “Respirador filtrante de partículas” ganada por MR Comunicaciones Políticas.

La primera pedía 300 mil unidades de respiradores KN95 por un valor de $1.140.000, pero las instancias técnicas determinaron que las certificaciones aportadas y las pruebas de desempeño a las que hacen alusión corresponden al estándar EN-14683:2014 mascarillas quirúrgicas, que no son concordantes con el producto adquirido y que el porcentaje de eficacia de filtración de partículas no es el requerido para la protección contra gotas y aerosoles respiratorios.

Por otro lado, el segundo expediente pedía 570 mil unidades de respiradores KN95 por un monto de $1.299.000, pero el equipo técnico de Salud Ocupacional de la CCSS concluyó que el producto “no cumple, ni es el mismo que se pidió, ni técnica ni administrativamente”, por lo que se está frente a un incumplimiento contractual.

Las autoridades indicaron que, ante el desbalance entre la oferta y la demanda, es necesario ser más cuidadosos en la valoración técnica de los diferentes equipos de protección personal adquiridos.

Por dicho motivo, en la CCSS tomaron medidas para reducir al máximo el riesgo de que se repitan estas situaciones.

En cuanto a las medidas legales, la Gerencia General informó que procederá con la apertura de los procedimientos administrativos sancionatorios y de cobro de daños que correspondan a los presuntos responsables de conformidad con lo dispuesto en la Normativa de Relaciones Laborales, la Ley General de Administración Pública e Instructivo para la aplicación del Régimen Sancionador contra proveedores y contratistas de la CCSS.

También Roberto Cervantes, gerente general, ordenó la apertura de varias investigaciones administrativas sobre supuestas irregularidades en las compras que está haciendo la Caja Costarricense de Seguro Social en el marco de la crisis por la Covid-19.

PERIODISTA: Sharon Cascante Lizano

CRÉDITOS: Foto con fines ilustrativos

EMAIL: [email protected]

Lunes 28 Septiembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA