Miércoles 28, Octubre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

52 años a prisión por decapitar colombiano

Líder y 3 más reciben condena por narco, Alajuela

  • El tribunal penal estuvo integrado por Rodrigo Salas, Karina Redondo y Krissia Quirós

  • En San Ramón de Alajuela encontraron al cafetero decapitado

El Tribunal Penal de San Ramón, Alajuela, condenó a Hugo Londoño Mejía a 52 años cárcel por los delitos de secuestro con resultado de muerte y tráfico de drogas la mañana de este lunes.

Junto a él tres personas más fueron sentenciadas a ocho años de prisión cada una solo por el delito de narcotráfico que les imputó la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos.

Ellos son Bryan Zúñiga Quirós, José Muñoz Madrigal y Martín Lewin Ramírez, quienes solo fueron imputados por el tema del cultivo de drogas.

El que corrió con mejor suerte fue un sujeto de apellidos Vargas Hurtado, a quien los jueces dictaron una absolutoria a su favor, sin embargo la decisión no es compartida por la Fiscalía que desde ya anunció esperará la sentencia integral para estudiarla y determinar si la apela.

Por otra parte, a la única mujer que estuvo imputada en el asunto, de apellidos Flores Guevara, el propio Ministerio Público solicitó que se le absolviera, ya que, a pesar de las diligencias investigativas, en la etapa de juicio no fue posible acreditar su responsabilidad.

 

HECHOS

 

Esta condena se remonta a una situación ocurrida el 26 de abril del 2018, cuando se concreta el secuestro del colombiano Diego Fernando García Lemus con el único propósito de lograr pedirle un rescate a su familia. 

Para esto la banda liderada por Londoño ideó el plan, por lo cual sujetos que a la fecha no se han logrado identificar estuvieron vigilando y siguiendo al ofendido para conocer sus actividades y así tener claro cuál sería el mejor momento de proceder con el secuestro. Por eso el día mencionado los tipos llegaron a la casa de García en Montelimar, Goicoechea, y utilizando armas de fuego para amenazarlo lograron sacarlo de la vivienda con el fin de privarlo de libertad e introducirlo en el carro donde se movilizaban.

Esto hizo que lograran trasladarlo hasta una propiedad ubicada en San Ramón de Alajuela y ahí los criminales que no se lograron identificar comenzaron a hacer las llamadas a los familiares del hombre que mantenían retenido.

Los antisociales exigían que se les pagara la suma de 50 millones de pesos colombianos a cambio de no asesinarlo.

Pero esto nunca ocurrió, por lo que según la acusación presentada por la Fiscalía entre la noche del 27 de abril y la madrugada del día siguiente los secuestradores procedieron a apuñalar en múltiples ocasiones a la víctima.

Pero no conformes con esto, Londoño y los otros hombres decidieron decapitarlo con lo que acabaron con la vida de García.

Una vez hecho lo anterior lo trasladaron en un vehículo y lo lanzaron a un lado de la calle en Santiago, ruta 1, San Ramón, donde fue descubierto durante la mañana.

Se dio aviso al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) e inicia las pesquisas ante un caso que pocas veces se ha visto con tanta violencia en nuestro país.

Para Luis Cubillo, abogado de la familia del cafetero, la decisión del tribunal es agridulce ya que solo se condena a una persona de las dos que estaban imputadas por el asesinato.

“Voy a esperar la sentencia completa que se leerá el próximo lunes para estudiar la argumentación y así tomar la decisión de si la apelo o no”, señaló.

 

NARCOTRÁFICO

 

Es justamente durante el proceso de pesquisas para llegar a los responsables del hecho que logran descubrir que, desde antes del 2 de mayo del 2018, Londoño, Zúñiga, Muñoz y Lewin tenían otro ilegal negocio.

Ellos se dedicaron a cultivar plantas de marihuana para luego comercializarla y lo hacían en el mismo terreno donde tuvieron retenido a García Lemus antes de ejecutarlo.

Además tenían otros puntos donde realizaban la ilegal actividad en Cirrí de Naranjo, Heredia y Barranca de Puntarenas, todos los cuales fueron allanados en su momento.

Los agentes judiciales y la Fiscalía logran descubrir que los imputados acondicionaron los sitios con aires acondicionados, aislantes de temperatura y lámparas, obteniendo un ambiente propicio para el cultivo de mota.

Todo eso permitió la condena a ocho años de prisión para los 4 sospechosos por el tema del narcotráfico.

PERIODISTA: Jarmon Noguera González

EMAIL: [email protected]

Martes 22 Septiembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA