Miércoles 28, Octubre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Caballo Blanco despide familia entre lágrimas

Lluvia no impidió honras fúnebres, Cartago

  • Familiares y amigos recorrieron la comunidad hasta llegar a la iglesia

  • Los cuerpos estuvieron en la iglesia católica Cristo Rey de Caballo Blanco. (Foto: Cortesía AMPrensa)

  • La misa se extendió casi una hora, luego caminaron hasta el cementerio

  • Los taxistas de la comunidad rindieron un homenaje a los fallecidos

Decenas de personas se reunieron este viernes para dar el último adiós a las siete víctimas del violento choque entre un carro y una patrulla de Fuerza Pública ocurrido en Caballo Blanco, Cartago.

Se trata de Rafael Delgado Miranda, de 70 años, padre de ocho hijos, viudo desde hace 26 años y pensionado tras trabajar toda su vida en una constructora. Junto a él fallecieron sus hijas Yorleny Delgado Segura, de 32 años, quien estudiaba y laboraba en un supermercado; Cinthya Delgado Segura, de 30, estudiante; y Karol Delgado Segura, de 43, ama de casa.

Además perecieron el hijo de esta última, que tenía 13 años, y otros dos menores de edad, una joven de 16 y su hermano de 11. Ambos eran nietos de don Rafael por parte de otro de sus hijos, quien al momento del choque estaba laborando, y vivían en Dulce Nombre, Cartago.

Tras la vela que se realizó en el salón comunal de Caballo Blanco la familia en compañía de amigos y vecinos caminó hasta la iglesia católica Cristo Rey, que se ubica a pocos metros del cruce donde ocurrió el trágico choque.

Los cuerpos fueron movilizados en cuatro vehículos de la funeraria, que donó a la familia los gastos de las honras fúnebres, así como la compra de cuatro nichos que le faltaban.

Ahí los dolientes presenciaron la misa y luego iniciaron el recorrido hasta el cementerio, el cual contó con un homenaje por parte de los taxistas locales, quienes coordinaron para armar una caravana.

Minutos antes de salir de la iglesia un fuerte aguacero cayó en la comunidad brumosa, no obstante esto no fue impedimento para que los seres queridos les dieran su despedida a las víctimas.

Alejandro Alpízar Delgado, futbolista y sobrino de don Rafael, fue uno de los que estuvieron presentes en las honras fúnebres y en medio del dolor contó que su familia todavía está en shock.

“Uno pasa viendo noticias, lo que ocurre a diario, y ver una nota sin saber que en ese momento la familia de uno está sufriendo ese accidente es muy impactante ya cuando uno se da cuenta, pero hay que recordar las cosas buenas”, dijo.

Alpízar describió a su tío Rafael como una persona a la que siempre quiso mucho, un ser humano muy especial, buen padre y carismático. Añadió que todos siempre fueron muy unidos y en todo aquello que fuera ayudar a la comunidad siempre estuvieron dispuestos, características que ahora se reflejan en el aprecio que mostraron por los lugareños, quienes durante las últimas horas se acercaron para apoyarlos.

“Esto es bastante duro porque la verdad no es que uno esté acostumbrado a recibir noticias así de un familiar, pero cuando son siete la verdad es que es impactante y el saber que no tuvieron tiempo porque el golpe de una vez los dejó ahí sin vida duele.

Había niños que todavía tenían mucho por vivir con metas que lograr, pero lastimosamente Dios sabe por qué hace las cosas. Creo que Él tiene un plan perfecto para cada uno de nosostros y no hay que recriminarle, sino pedirle que tome el control”, acotó.

Asimismo, el futbolista recordó algunas de las anécdotas vividas con don Rafael, pues siempre fue un gran aficionado del Deportivo Saprissa. De acuerdo con Alpízar, una parte de su familia es seguidora del Monstruo, mientras que el resto apoya a la Liga Deportiva Alajuelense, preferencias que siempre los ha llevado a divertirse por las bromas que se hacen.

Entre sus recuerdos está su paso por el equipo morado, lo que motivó más a su tío a permanecer en las graderías del conjunto tibaseño.

“Él (don Rafael) era muy aficionado al Saprissa, hay fotos en el estadio y tengo anécdotas donde yo estaba calentando y él me tomaba fotos desde la gradería. Son cosas que tienen que quedarse con uno, muy valiosas, que hay que guardarlas y dejarlo que él descanse para que pueda seguir con el Señor”, concluyó.

 

EL CHOQUE

 

El accidente se produjo la noche del miércoles, cuando las víctimas regresaban a su casa tras terminar de ver el partido entre el Deportivo Saprissa y San Carlos en casa de Mike Delgado, otro hijo de don Rafael que vive en Santa Rita, Cartago.

Según contó Jorge Delgado, hijo y hermano de las víctimas, los fallecidos tenían planeado una pijamada familiar porque desde hace varios días sus sobrinos, los menores de edad, querían compartir la noche juntos.

A las 9:30 p.m. la familia regresó a casa en una minivan blanca que pertenecía a don Rafael. Detrás de ellos se fue Mike en otro carro junto a sus dos hijos menores de edad, que también iban a participar en la pijamada.

Sin embargo en el cruce que conecta Santa Rita con Caballo Blanco se encontraron con la patrulla del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) que iba a toda velocidad para atender una emergencia y los impactó.

Una cámara de seguridad captó la violenta colisión y en las imágenes se ve cuando los ahora fallecidos circulaban en sentido Santa Rita-Caballo Blanco (norte a sur). Al llegar al cruce, don Rafael, quien iba al volante, se detuvo, pero segundos después por razones que no están claras continuó.

En ese momento la unidad policial, la cual se dirigía de Cartago a Paraíso (oeste a este), sin poder esquivarlos los impactó y arrastró hasta un poste del tendido público, donde quedaron prensados.

La emergencia la atendieron los paramédicos de Cruz Roja y del Cuerpo de Bomberos, quienes declararon fallecidas a seis de las víctimas, mientras que al menor de 11 años lo trasladaron al Hospital Dr. Max Peralta, donde murió.

En el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informaron que las causas que mediaron en el accidente aún no están claras y habrá que esperar a que avancen las pesquisas para saber qué lo provocó.

 

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Fotos: Johanfred Bonilla

EMAIL: [email protected]

Sábado 19 Septiembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA