Jueves 29, Octubre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

¿Qué aportan los hongos a nuestro organismo?

Su sabor en realidad resulta difícil de describir y, como en todo, es cuestión de gustos, pero tienen seguidores por montones y son preferidos por muchos expertos en la cocina para mezclar en infinidad de platillos.  
Existen unas 140 mil especies de hongos en el mundo, pero la ciencia únicamente está familiarizada con alrededor del 10%, mientras que solo alrededor de 100 o menos se estudian por sus posibles beneficios para la salud y aplicaciones medicinales.
Las investigaciones han logrado determinar ya algunos de los beneficios que el consumo de setas, hongos o champiñones puede aportar al ser humano.
• Reducen los niveles de colesterol: Proporcionan proteínas magras, ya que no tienen colesterol ni grasa y son bajos en carbohidratos. La fibra y las enzimas en los hongos también ayudan a bajar los niveles de colesterol. Además, la alta proteína magra que se encuentra en ellos facilita quemar el colesterol cuando son digeridos.
• Previenen la anemia: Los pacientes anémicos tienen niveles bajos de hierro en su sangre, dando como resultado dolores de cabeza, fatiga, función neural reducida y problemas digestivos. Los hongos son una gran fuente de hierro, y más del 90% del valor nutritivo puede ser absorbido por el cuerpo, lo que promueve la formación de glóbulos rojos y mantiene el organismo sano y funcionando a todo su potencial.
• Previene el cáncer de mama y el de próstata: Resultan muy eficaces en la prevención del cáncer de mama y próstata gracias a la presencia significativa de beta-glucanos y ácido linoleico conjugado, ambos con efectos anticarcinógenos. De estos dos, el ácido linoleico ayuda a suprimir los efectos nocivos del exceso de estrógeno. Este aumento en el estrógeno es una de las principales causas del cáncer de mama en las mujeres después de la menopausia. Por otro lado, los beta-glucanos inhiben el crecimiento de las células cancerosas en la próstata.
• Ayudan a cuidar la diabetes: Son un alimento ideal de baja energía para los diabéticos. No tienen grasa ni colesterol, aportan bajos niveles de carbohidratos, un alto contenido de proteínas y numerosas vitaminas y minerales. También contienen mucha fibra y agua. Además, contienen insulina natural y enzimas que ayudan a descomponer el azúcar y el almidón en los alimentos. Asimismo, se sabe que pueden tener ciertos compuestos que ayudan al hígado, páncreas y otras glándulas endocrinas para funcionar correctamente, promoviendo así la formación de insulina y su regulación adecuada en todo el cuerpo.
• Fortalecen los huesos: Los hongos están llenos de calcio, que es un nutriente esencial cuando se trata de la formación y el fortalecimiento de los huesos. Un suministro continuo de calcio en tu dieta puede reducir sus probabilidades de desarrollar condiciones como la osteoporosis, y también puede reducir el dolor en las articulaciones y la falta de movilidad que a menudo se asocia con la degradación ósea.
• Ayudan a la absorción de nutrientes: La vitamina D es una rara vitamina que se encuentra en las verduras, pero los hongos tienen un montón de ella. Esta vitamina esencial puede facilitar la absorción y metabolismo de calcio y fósforo. También contienen estos dos nutrientes, por lo que el efecto combinado de tener todos estos nutrientes en una poderosa fuente hace que sea una gran idea comer hongos siempre que sea posible.
• Fortalece el sistema inmunológico: Ergothioneine, un poderoso antioxidante que se puede encontrar en los hongos, ayuda a impulsar el sistema inmunológico. También facilita erradicar los radicales libres, que son los compuestos peligrosos que se liberan durante los procesos metabólicos de las células, y pueden causar enfermedades como el cáncer. Además, los hongos contienen antibióticos naturales que inhiben el crecimiento microbiano y otras infecciones fúngicas. Y, si esto no fuera suficiente, las vitaminas A, B y C que se encuentran en los hongos ayudan a fortalecer aún más el sistema inmunológico.
• Ayudan a reducir la presión sanguínea: Son ricos en potasio, un vasodilatador que relaja la tensión en los vasos sanguíneos, lo que reduce la presión arterial. La presión arterial alta puede causar ataques al corazón y derrames cerebrales. Además, el potasio también aumenta la función cognitiva porque el aumento de la sangre y el oxígeno puede fluir al cerebro.
• Contienen abundante selenio: El contenido de selenio de los hongos es uno de sus elementos más beneficiosos que a menudo se pasa por alto. La principal fuente de selenio son las proteínas animales. Sin embargo, debido a su clasificación como un hongo que se alimenta de materia animal y vegetal, las setas son la mejor manera para que los vegetarianos obtengan la cantidad necesaria de selenio. El selenio ayuda a fortalecer los huesos, los dientes, las uñas y el cabello. Además, este nutriente es un poderoso antioxidante, que ayuda al cuerpo a deshacerse de los radicales libres que podrían causar cáncer.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Jueves 17 Septiembre, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA