Jueves 24, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Puerto Viejo se ahoga en pandemia económica

Muchos comerciantes debieron cerrar locales

  • La visitación turística disminuyó cerca de un 80% en Puerto Viejo, lo cual provocó una gran afectación en los comercios

  • Los comerciantes atraviesan una situación económica complicada y dicen que la ayuda gubernamental es muy poca

  • Los comerciantes atraviesan una situación económica complicada y dicen que la ayuda gubernamental es muy poca

  • Algunos locales de renombre cerraron y otros tienen el rótulo de venta

La paradisiaca zona del Caribe Sur costarricense atraviesa uno de sus momentos más complicados desde el punto de vista económico. Las medidas de restricción que afectaron principalmente al turismo obligaron a que muchos locales cerraran o vendieran.

DIARIO EXTRA visitó Puerto Viejo de Talamanca, uno de los lugares con mayor visitación en tiempo de verano, vacaciones y fines de semana largos. Nos percatamos de que la realidad producto de la crisis del Covid-19 dio un giro de 180º.

“Son 4-5 meses en que los negocios están cerrados y mucha gente se quedó sin trabajo, hay mucha gente con hambre y a muchos no les llegó el bono Proteger. Ya no es lo mismo, ya no se tienen los mismos ingresos”, relató Ana Bryant, administradora del Hotel Maritza.

Talamanca actualmente registra 10 casos activos de Covid-19 y 27 en total desde que se inició el estado de alerta sanitaria en marzo.

 

INCERTIDUMBRE

 

Comerciantes de la zona explicaron a El Diario del Pueblo que lo más complicado a lo largo de esta pandemia ha sido intentar sostener sus negocios a flote.

“Teníamos otro local, cerca del cruce de Stanford, al final de Puerto Viejo, y tuvimos que cambiarlo por uno más pequeño. Aún estamos acomodándonos, es como empezar desde cero. Tuve que quitar personal, a veces tenía hasta 5 colaboradores, ahora quedé solo con mi hija”, explica Jessica González, de la Soda Cocomar.

Según la comerciante, la zona turística tiene una disminución de hasta un 80% de visitantes y con ello muchos comerciantes se vieron en la necesidad de abandonar locales o inclusive mudarse a otros sitios, ya que no contaban ni con la plata para pagar los alquileres.

“Abrí hace menos de un mes y desde entonces he tenido muy pocas reservaciones, algunos son proveedores o empleados del gobierno, pero muy poco turista nacional”, mencionó Frank León, propietario de Cabinas Los Almendros.

Según León, la afectación más fuerte la tienen los bares y salones de baile, principales lugares de atracción nocturna para los fiesteros. “Casi que todos los comercios se apegaron a los protocolos de seguridad y cada dueño lo acató responsablemente”, agregó León.

En el caso de Ana Bryant, ella asegura que su soporte ha sido no tener que alquilar un local, ya que son propietarios del hotel, de lo contrario hubiesen tenido que buscar alternativas.

“Seguimos pagando igual, ahorita tenemos que reactivar la planilla, necesitamos que nos ayuden con el tema de la Caja, la luz y el agua. El gobierno no nos ha ayudado en nada, creo que el año lo vamos a cerrar mal, aquí solo nos queda esperar que no nos vuelvan a dar otro martillazo”, alegó.

Los comerciantes coinciden en que la reactivación del sector turismo va de la mano con medidas restrictivas y le piden al Ejecutivo volver sus ojos al Caribe Sur, que no los dejen en el olvido.

 

COMUNIDAD

 

Como parte del trabajo comunitario, la Asociación de Desarrollo creó un banco de alimentos para llevar víveres a 1.200 familias que se quedaron sin ingresos y, por tanto, ni siquiera podían comprar comida.

“Se hizo un filtro para localizar a las familias que necesitaban de la ayuda y durante varios meses se les brindaron productos básicos como parte de una labor de consciencia comunitaria”, adujo Jonny León, presidente de la Asociación.

El líder comunal explica que la zona atendió al llamado de precaución del Ministerio de Salud, sin embargo “llega el punto que se vuelve insoportable, en que necesitamos comer y el cierre de las playas nos condenó, todos aquí vivimos del turismo”.

“Por dicha la gente ha tomado muy bien las medidas de salud, se lavan las manos, cada quien anda con su burbuja social, vienen con su careta, eso significa que el turista tiene esa educación”, agregó Bryant.

La Asociación de Desarrollo de Puerto Viejo indicó que en los próximos días iniciarán la colocación de lavamanos en los lugares que más frecuentan los visitantes, como la terminal de buses, el banco, los supermercados y algunos locales.

 

COMERCIANTES CLAMAN

 

Frank León

Cabinas Los Almendros

 

“Lo más difícil es no tener la plata para poder pagar, uno tiene que hacer malabares para hacerles frente a los gastos, los gastos fijos no se pueden evadir. Esos han sido los dolores de cabeza de todos los comercios, sin ingresos es muy complicado y ya hay quienes hasta ya gastaron sus ahorros”.

 

Ana Bryant

Hotel Maritza

 

“Necesitamos que el gobierno nos ayude, esperamos que con las aperturas se pueda hacer algo, pero necesitamos un alivio. Hay quienes ni usaron el agua o apagaron los breakers y les siguieron llegando los recibos normales, y ¿cómo se le va a hacer frente si no hay de dónde agarrar?”.

 

Jessica González

Restaurante Cocomar

 

“Le pedimos al gobierno que no nos cierre, que no nos dé un martillazo, aquí el exprés no es una costumbre tan común como en San José, la gente viene al Caribe a sentarse, comer, conversar y ver la playa”.

 

 

TURISTAS HABLAN

 

Diana Ramírez

Limón

 

“Traemos lo mínimo, andamos mascarillas y alcohol en spray. Tratamos de mantener distancia con las burbujas que están cerca. La cantidad de gente que ha venido a Limón bajó mucho, fuimos a Cocles y estaba supervacío, hay mucha gente que no quiere salir”.

 

 

Laura Núñez

Heredia

 

“Trato de no estar cerca de grupos sociales, trato de usar mascarilla, aunque a veces siento que me falta el aire. Luego de 4 meses de confinamiento, por un tema psicológico, decidí salir a hablar y escuchar el mar, hace falta, solo se necesita tener cuidado”.

 

Tatiana Gutiérrez

Limón

 

“Nosotros andamos solos, guardamos el distanciamiento con las otras burbujas, usamos mascarilla cuando estamos cerca de otras personas y hemos visto gente en los locales usando caretas, vi que en los comercios se están cuidando mucho, eso es muy bueno”.

 

 

ARTESANOS PREOCUPADOS

 

Mariana Patentalakis

Griega 

 

“Nos bajó mucho la venta, hay mucho menos gente, con la apertura esperemos que venga un poquito más de gente. En mi caso me preocupo por usar mascarilla cuando hay gente cerca, lavarse las manos y poner alcohol en gel en el puesto”.

 

Alejandra García

Argentina

 

“Lo más complicado es no poder trabajar, muchas personas dejaron de venir, cerca del 90% de las ventas bajaron. Hay que cuidarse mucho, usar mascarilla y alcohol, espero que más gente venga a mi local con la apertura”.

PERIODISTA: Mario Taboada

CRÉDITOS: Fotos: Jorge Velásquez

EMAIL: [email protected]

Sábado 08 Agosto, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA