Viernes 25, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

No contamine con ira

Mauricio Mora* / Parejas, hijos y algo más

No contamine con ira

Andar de “chicha”, con molestia o con ira en la casa, provoca que los demás terminen molestos, intimidados, tristes y con frustración. Esto sucede porque el mal humor es altamente contaminante, infecta a todos en el entorno de una manera u otra, provocando que también terminen explotando de mala forma.

El estar en una actitud de ira en la casa va a generar roces constantes e incómodos entre los habitan la misma, si esta acción tiene meses o aún mucho más tiempo de estarse dando, puede desencadenar un caos en el ambiente familiar.

Así que lo mejor es controlarse, otra buena estrategia es retirarse a un lugar privado en la casa, sentarse, respirar profundo y activar el dominio propio. Haga todo esto con el principio en mente de que yo no tengo el derecho de arruinarle el día a nadie y que ninguna persona tiene que aguantar mis chichas. 

El chichoso/a debe considerar que, si todo en su casa le choca en sobremanera, es un indicativo de que en su interior algo anda mal, puede ser una raíz de amargura que no se ha sacado, falta de perdón, resentimiento acumulado o alguna traumática con la cual aún carga, pero este escenario dentro del alma se puede cambiar por medio de la sanidad interior que da como fruto un cambio muy positivo en la forma de relacionarse con los demás.

Se debe entender que permanecer con ira en el hogar va afectando a los demás y llenando el aire de vibras negativas. En otras palabras, es una forma pasiva de violencia familiar y ante la agresión se debe tener tolerancia cero, o sea, no soportar ni un ápice de la misma. Wayne Dyer decía: “La ira es una elección y un hábito. Es una reacción aprendida ante la frustración y a resultas de la cual te comportas como preferirías no hacerlo. De hecho, la ira profunda es una forma de locura. Se es loco cuando no se puede controlar el propio comportamiento”.

Si hay una emoción sobre la que debemos trabajar esa es la ira. El objetivo es impedir que nos invada, induciéndonos a decir o hacer algo por impulso. Las consecuencias suelen ser muy dañinas. Y si adoptamos la costumbre de reaccionar agresivamente, con el tiempo el odio se apodera también de nosotros. Una vida así se torna solitaria y amarga.

Y si es usted convive con un chichoso, póngale un alto, no permita que le contamine, ubíquelo, no en manera agresiva, pero sí con mucha firmeza. Recuerde que usted nunca debe aguantar cosas que no tiene por qué soportar. 

 

Consejero familiar 

Si desea una cita al teléfono 8352 5000

PERIODISTA:

EMAIL:

Miércoles 05 Agosto, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA