Viernes 14, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

Enredo con Salud deja muerto en casa 24 horas

Autoridades se lavan las manos, Pavas

  • La familia envolvió el cuerpo en una sábana. (Foto: Cortesía de la familia)

  • El acta de fallecimiento del patólogo privado señala en las observaciones que el caso es sospechoso de Covid-19

  • La madre del fallecido, una adulta mayor, estaba destrozada por la muerte de su hijo y porque 12 horas después aún no llegaba la ayuda

  • Maribel Masís, hermana del fallecido

Destrozados, llorando y sin respuesta de las autoridades, así estuvieron todo el viernes los miembros de una familia en Villa Esperanza, Pavas, quienes sufrieron la pérdida de un ser querido que estaba aislado porque una hermana, con quien vivía, dio positivo por Covid-19.

Pese a que no le hicieron la prueba para confirmar o descartar el coronavirus, el hombre, identificado como Orlando Masís, tenía algunos síntomas respiratorios.

El calvario de la familia empezó este viernes a las 9 a.m. con el fallecimiento de su pariente, pero sufren la indiferencia del Ministerio de Salud desde el 15 de julio.

DIARIO EXTRA conversó con Karla Aguilar, sobrina del fallecido, quien narró que a su tía y su abuela les aplicaron la prueba el miércoles 15 de julio, pero al día de ayer no tenían el resultado del test de la adulta mayor.

Mientras que el resultado del examen de su tía se lo dieron por un mensaje de WhatsApp el domingo 26 de julio.

Ese día les indicaron que el lunes 27 de julio llegaría personal del Ministerio de Salud a valorarlos, pero eso nunca sucedió.

Maribel Masís, hermana del fallecido, también conversó con El Periódico de más venta en Costa Rica y narró su frustración.

“Mi mamá está en el corredor destrozada, es una adulta mayor y nadie viene. Llamé hasta una ambulancia para que me vinieran a darle soporte a mi mamá porque emocionalmente imagínate cómo está con el cuerpo de mi hermano ahí y nada, nadie se ha aparecido”, narró.

La mujer llamó 17 veces al Sistema de Emergencias 9-1-1, pero tampoco llegó la ayuda. Lo que más afecta a esta familia es que el protocolo que tanto pregonan las autoridades no se cumple y dejan a los parientes llorando, no solo por el luto, sino también por la ineficiencia y la falta de apoyo.

“En el Ministerio de Salud lo único que me supieron decir es que a Pavas le corresponde este caso, pero en Pavas no contesta nadie. Yo le dije al muchacho: ‘Hoy es viernes y el cuerpo lo sabe. Ustedes trabajan hasta las 3’”, comentó.

La afectada agregó que el protocolo indica que son dos horas y llevaban más de 12 sin respuesta.

Incluso en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) les informaron que ellos no podían encargarse y les dieron el contacto de la funeraria.

 

LA PÉRDIDA

 

A las 9:30 a.m. del viernes llegó una ambulancia a la vivienda, revisó a don Orlando y lo declararon fallecido, posteriormente le indicaron a la familia que llamara al 1322 para que le dieran instrucciones.

“Llamamos al 1322, me dieron el número de una persona que venía a darme el acta de defunción. Vino, me la dio y cobró ¢75.000, se la pagamos y dijo: ‘Vuelvan a llamar al 1322 para que les digan qué sigue’.

Llamamos y nos dijeron: ‘Ahora sí, contraten a una funeraria’. Todas las funerarias van de ¢800.000 para arriba, aquí no tenemos esa cantidad de plata. No les puedo decir a mis dos adultos mayores, que son los que viven ahí, que me dieran todas las pensiones porque ni así vamos a llegar”, narró Aguilar.

La familia llamó todo el día al OIJ, al 9-1-1, al Ministerio de Salud. En esa cartera le dijeron que no podían hacer nada, hasta pasadas las 7 p.m. del viernes le indicaron que sí podían ayudarle.

En Funeraria La Piedad le informaron que podían darles ayuda, pero requerían una comunicación oficial del Ministerio de Salud para llegar a levantar el cuerpo. “Me dijeron que el cuerpo lo pueden levantar hasta las 9 a.m. ¿Por qué? No sé. Entonces tenemos que esperar 24 horas con el cuerpo en descomposición para que ellos vengan”, denunció.

La familia desesperada buscaba a las 9 p.m. una funeraria que le ayudara a sacar el cuerpo, pues los dos adultos mayores estaban destrozados afuera de la casa.

“Con este gobierno nada pasa, nada se soluciona. Hemos pasado luchando todo un día en el que se supone se debe estar con el luto, en su casa, tranquila. Tenemos que estar sufriendo y viendo casi 12 horas después de su muerte qué hacer con el cuerpo”, añadió. Al cierre de edición los familiares seguían luchando para que alguien les ayudara con el levantamiento del cuerpo.

 

 

DIARIO EXTRA pidió al Ministerio de Salud una reacción ante lo ocurrido con la familia Masís, pero no obtuvimos respuesta.

PERIODISTA: Sharon Cascante Lizano

CRÉDITOS: Fotos: Mauricio Aguilar

EMAIL: [email protected]

Sábado 01 Agosto, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA