Sábado 15, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

El fichaje de Ruiz y el despido de 373 empleados

EDITORIAL

Con algarabía, entusiasmo, ilusión y todos los adjetivos que sirven para tales ocasiones presentaron los dirigentes de Liga Deportiva Alajuelense el regreso de Bryan Ruiz, uno de sus jugadores icónicos, leyenda del club y que vuelve después de una extensa carrera por las principales ligas del fútbol mundial.

Hasta ahí todo bien, nadie niega que es agradable volver a ver a Bryan en el fútbol tico, antes de Keylor Navas, fue nuestro último referente, capitán de la Selección Nacional en Brasil 2014 y anotador de aquel inolvidable gol ante Italia en dicha cita.

Muy bien por Alajuelense que logró apuntarse el fichaje bomba, no solo del torneo que está por empezar, sino de los últimos años, repatriar a Bryan Ruiz no era tarea sencilla, sin embargo, los astros se alinearon y todo se dio a pedir de boca. Los estadios de la primera división volverán a disfrutar del talento del Capi.

No obstante, estamos hablando de un jugador top que tenía ofertas de otros países, pues así lo reconoció el futbolista, y terminó fichando con un equipo que arrastra deudas por más de ¢55 millones mensuales, fuera del pago de planilla y otros rubros, según palabras de su gerente deportivo Agustín Lleida.

Claro que llama la atención como la Liga logró seducir a Bryan en tiempos de pandemia y con semejante deuda, pero la respuesta llegó de inmediato, ya que BAC Credomatic se metió en la yunta al reconocer que se convertía en el patrocinador oficial de Ruiz por los próximos dos años.

Es aquí donde surgen todas las interrogantes, en particular la inquietud de lo que pueden estar pensando muchos de esos 373 empleados de dicha entidad bancaria, que tan solo días antes de este anuncio recibieron la noticia de que serían despedidos porque el banco tomaría nuevas medidas tras los nuevos topes a las tasas de interés para las operaciones financieras, comerciales y de microcréditos, dispuestos en la Ley 7472 de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor.

Entonces, ¿no se puede pagar el salario de unos cuantos empleados, pero sí se puede patrocinar a uno de los jugadores más caros del país? 

Esas en definitiva son las decisiones de algunos grupos empresariales que muestran la sangre fría de cambiar empleados por un patrocinio en el balompié. 

Esos colaboradores despedidos y a los que hicieron creer que no había plata para continuar pagando sus salarios son 373 familias de al menos dos miembros, es decir, este banco privado por una nueva disposición puso en aprietos a unas 700 personas en momentos en que una pandemia azota con fuerza. 

El BAC quizá no cancelará el 100% del salario de Bryan, pero tampoco creemos que aporte los viáticos y la gasolina.

Incluso, sentiría más dolor con las declaraciones que dan para justificar el aporte. “Nos sentimos orgullosos de apoyar a nuestros atletas costarricenses y, en este caso, a Bryan Ruiz, un profesional que ha jugado en clubes internacionales, ha participado en mundiales de fútbol y ha dejado el nombre de nuestro país en alto. Sin duda, Bryan representa los valores que compartimos en BAC Credomatic como la excelencia, el coraje y el liderazgo”.

¿Acaso Ruiz necesita el apoyo de una entidad bancaria para alcanzar sus objetivos? Hablamos de un futbolista que está en el cierre de su carrera deportiva, que a lo sumo le quedarán tres años en el deporte de alta competencia, una figura que logró hacer un buen capital en el extranjero y alcanzó el sueño de todo futbolista, la verdad creemos que el Capi no lo requiere.

Si me hubieran dicho que están patrocinando a los niños que no tienen la posibilidad de entrenar porque a sus padres apenas les alcanza para los gastos diarios, o bien que el apoyo es para aquel atleta que madruga todos los días y combina sus prácticas deportivas con el estudio, entonces otro pájaro cantaría.

No se vale, en tiempos difíciles, de crisis, justificar despidos ante una decisión país, y por otro lado llenar los bolsillos de quienes ya tienen su vida resuelta.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Sábado 01 Agosto, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA