Sábado 08, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Opinión

Creación del Consejo Económico Social

Dr. Juan Rafael Espinoza Esquivel *

En el año 2008, la Revista de la Sala Segunda N° 5 me publicó un artículo denominado “Una Agenda Laboral necesaria con o sin Tratado de Libre Comercio”. Este tratado fue aprobado mediante referéndum popular el 7 de octubre de 2007. Luego de aprobado el tratado, se tornó, a mi juicio, más imperiosa la adopción de ciertas medidas que favorecieran a los trabajadores, ello por cuanto el tratado, en su Capítulo Dieciséis, deja a cada país miembro establecer, reconocer, proteger y, eventualmente, mejorar su legislación laboral.

Dentro de las medidas que procuran la defensa y promoción de los derechos e intereses de los trabajadores, propuse entonces la creación del Consejo Económico y Social. En toda democracia, como la costarricense, para su desarrollo y fortalecimiento, se torna imprescindible el funcionamiento de instrumentos de diálogo social, de concertación, de negociación, así como la celebración de pactos o convenios colectivos laborales. Dichos mecanismos deben institucionalizarse y su acción debería ser sistemática. Por lo anterior, junto a la suscripción de convenios colectivos de trabajo y el establecimiento de instrumentos de participación de los sectores sociales, en algunos países avanzados, desde una perspectiva democrática y social, se han instituido mecanismos y procedimientos de consulta, asesoría y negociación, por intermedio de la creación de los denominados Consejos Económicos y Sociales. Esto acontece en los países de la Unión Europea.

Para el autor Federico Durán, dichos consejos conllevan algunas ventajas significativas, como las que se citan a continuación:

A.Dan seguridad y permanencia a la consulta, la participación y el diálogo social. Porque al estar institucionalizados los procedimientos respectivos, la utilización de estos instrumentos democráticos no depende de la coyuntura política, de la mayor o menor apertura del gobierno. 

B.Garantizan una mayor igualdad entre los agentes sociales, pues ninguno de ellos puede ser excluido de determinada decisión, porque su participación está debidamente institucionalizada.

C.Amplían las materias objeto de la participación, que dejan de ser exclusivamente laborales, para abarcar muchas otras cuestiones económicas y sociales. Pues incluyen, normalmente, decisiones relevantes en política económica, como tributos, vivienda, transportes, etc.

D.Incrementan la transparencia y la claridad de los procedimientos y aseguran, por ello, la superioridad democrática de los canales formales, frente a los meramente informales y ocasionales.

E.Dichos consejos podrían utilizarse, asimismo, como instrumentos de rendición de cuentas de las autoridades gubernamentales frente a conspicuos representantes de la sociedad civil.

F.Los consejos económicos y sociales, en oportunidades están integrados de modo tripartito por representantes de los trabajadores, los empleadores y del gobierno. En otros casos se conforman con otros representantes de la sociedad civil. Verbigracia por delegados del sector agrario, del marítimo-pesquero, de los consumidores, de los usuarios y del sector de economía social.

Me preocupa muchísimo la actual coyuntura caracterizada por propuestas para gravar a las cooperativas, al aguinaldo (creado por don Pepe Figueres para el sector público e impulsado por don Luis Alberto Monge Álvarez para los trabajadores del sector privado), al salario escolar (creado en la Administración de José María Figueres Olsen), y para reducir jornadas y salarios en el sector público. Me preocupa, asimismo, la gran influencia de la Unión de Cámaras sobre el Poder Ejecutivo y la coincidencia de intereses y propuestas de la cúpula empresarial y las del Poder Ejecutivo. También es muy grave la debilidad del Gobierno que cede fácilmente ante las pretensiones de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos). Sorprende la posición del Poder Ejecutivo, conociendo que el Partido Acción Ciudadana (PAC) fue radical opositor al TLC con los Estados Unidos y acusó a este instrumento jurídico de pretender destruir las conquistas y reivindicaciones sociales de los trabajadores costarricenses (tierra arrasada).

Se debe impulsar la creación del Consejo Económico Social, de acuerdo con las tradiciones nacionales de diálogo y concertación (recuérdese la fructífera alianza entre el Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia, Reformador Social de Costa Rica, el Lic. Manuel Mora Valverde y el Arzobispo de San José Monseñor Víctor Manuel Sanabria Martínez), que podría servir para procurar el equilibrio entre los diversos sectores sociales, la justicia social y tributaria (precisamente cuando ha trascendido que grandes empresas declaran pérdidas o cero ganancias para no pagar impuestos, mientras que las cargas tributarias regresivas se hacen recaer sobre los trabajadores y los sectores más débiles y vulnerables). Con la creación de los consejos referidos, la democracia costarricense podría elevarse a planos superiores de participación, justicia social y armonía laboral. Pero para ello se requiere valentía y visión de los gobernantes. 

 

*Abogado y educador

PERIODISTA:

EMAIL:

Sábado 01 Agosto, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA

ÚLTIMA HORA