Viernes 14, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Vida

¡Ojo con el desequilibrio hormonal!

Así como podría ser asintomático o sin consecuencias, el desequilibrio hormonal también podría ser la causa de muchas patologías, leves o graves, como los trastornos de la tiroides, la diabetes, el acné, la obesidad o la infertilidad, y lo peor es que la mayoría de las mujeres ni siquiera son conscientes de sus causas y efectos. Sin embargo, todas deberían conocer las opciones de tratamiento y evitarse complicaciones.
Dicha condición afecta varios sistemas del cuerpo femenino, de tal forma que muchos detalles pueden alertar sobre que algo está cambiando en el organismo y tomar las medidas necesarias para aliviar los síntomas en la medida de lo posible.
En él influyen factores externos como el estrés, la alimentación y el ejercicio; todo esto provoca alteraciones tanto en la producción de progesterona como de estrógeno y la ovulación o falta de esta. Lo anterior implica señales de un desequilibrio hormonal.
De acuerdo con un estudio de la Universidad de Montreal, los síntomas de un desequilibrio hormonal pueden mostrarse a través de reacciones alérgicas, retención de líquido, hinchazón, caída de cabello o falta de concentración.
En los últimos 30 años, según el estudio, las alteraciones hormonales han estado ligadas al síndrome de ovario poliquístico (SOP), diabetes, problemas de tiroides y fatiga adrenal, principalmente.
No todas las mujeres necesitan la prueba hormonal, pero para cuestiones prenatales y monitoreo de la fertilidad es recomendable.

PRESTE ATENCIÓN A LAS SEÑALES

Generalmente se prescriben medicamentos para el equilibro hormonal, que añaden más hormonas para aumentar los niveles que faltan, principalmente estrógeno, progesterona y testosterona. Pero naturalmente usted puede ayudarse a estar mejor si considera los 4 puntos clave para un equilibrio hormonal: buena nutrición, manejo del estrés, reducción de toxinas (ejercicio) y cambio de estilo de vida (alimentación saludable)
Para saber si estaría padeciendo de un desequilibrio de este tipo preste atención a ciertas señales como si últimamente se ha sentido ansiosa, triste, se ves al espejo y se mira con más kilos de los acostumbrados o su rostro está lleno de granos.
Muchas veces creemos que este tipo de desajustes hormonales solo los experimentan mujeres que acaban de ser madres o quienes tienen la menopausia, pero esto no es así.
Un estudio de la Universidad de Jinnah, en Pakistán, enlista diversos cambios que podría experimentar la mujer sin importar su edad.
• Se le olvidan las cosas: Si olvida lo básico, como dónde puso su bolso, llaves o hablarle a alguien, tal vez podría tener un problema hormonal. Esto ocurre porque el cuerpo produce altos niveles de la hormona cortisol, la cual obstaculiza su capacidad de memoria.
• Le cuesta mucho bajar de peso: Si no entiende por qué si hace ejercicio constantemente y come sano la báscula sigue registrando más peso que el que tenías, tenga tranquilidad, sus hormonas pueden estar detrás de esto.
• Acné: Aunque tenga una buena higiene, puede sufrir constantemente brotes de granos y espinillas. Los responsables de esto pueden ser los andrógenos (hormonas masculinas como la testosterona), que estimulan el exceso de producción de sebo, el cual se funde con las bacterias que causan imperfecciones en la piel.
• Cansancio constante: A pesar de que descanse correctamente, a la mañana podría seguir sintiendo cansancio, un signo muy común de desequilibrio hormonal.
• Bajo estado de ánimo: Cuando los niveles de la glándula tiroides están bajos podemos experimentar fuertes cambios en el estado de ánimo como depresión, ansiedad e irritabilidad.
• Sudor en exceso: Esta es una típica señal de desequilibrio hormonal; con frecuencia se presentan sofocos, palpitaciones y hormigueo por las noches.
• Caída del cabello: Normalmente podemos perder 100 cabellos al día, pero la falta de testosterona o dihidrotestosterona (DHT) puede hacer que perdamos más.
Si tiene alguna de estas señales de desequilibrio hormonal, no dude en acudir con un especialista para que le valore y determine qué tratamiento le conviene.

DIETA PARA BUSCAR EL EQUILIBRIO

• Comer de manera inteligente, eligiendo alimentos que regulen el metabolismo en el punto exacto para que queme grasa. Esto es lo que proponen las dietas del control hormonal, las cuales apuntan a manejar la curva de la insulina y el glucagón, hormonas antagonistas relacionadas con el nivel de glucosa en la sangre.
• Cuando come demasiado o abusas de los carbohidratos, la insulina se dispara y comienza una cadena de acciones desafortunadas: se rompe músculo, se acumula grasa. En cambio, al comer proteínas se estimula la hormona antagonista, el glucagón, que se libera cuando los niveles de glucosa están bajos y utiliza la grasa acumulada para elevarlos. Esta dieta implica tres acciones que deberás seguir durante el día para que obtengas sus beneficios:
• Comer 5 veces al día, cada 4 horas. Tres comidas fuertes y dos colaciones: tanto el ayuno como los atracones disparan estas hormonas, lo que puede ocasionar problemas de salud como resistencia a la insulina, depresión y obesidad.
• La fórmula alimentaria. La proporción ideal es ingerir en las 3 comidas principales un 40% de carbohidratos, un 30% de proteínas y un 30% de grasas. Los carbohidratos permitidos son frutas y verduras porque son de absorción lenta, lo que evita que la insulina se dispare. Los carbohidratos prohibidos son el pan, las masas y el arroz. Las mejores proteínas son el pollo, pavo, cortes magros de res, pescado, queso crema descremado, queso fresco y clara de huevo. Las grasas que ayudan son las monoinsaturadas, vegetales como las aceitunas, el aceite de oliva y los frutos secos como almendras, nueces y maní.
• Hacer 30 minutos de ejercicio. Ayuda a la metabolización de la glucosa, con ello disminuye la cantidad de insulina que debe ser secretada, lo cual estimula a que el cuerpo queme grasa.
Existe una relación ideal que incluso ha sido probada en Harvard y se basa en la proporción de ingesta de carbohidratos, proteínas y grasas que dura de 3 a 4 horas. Es decir, si come con esa frecuencia y respeta la proporción, el metabolismo se mantiene en la zona ideal de quemar grasa.

PERIODISTA: Redacción Diario Extra

EMAIL: [email protected]

Miércoles 29 Julio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA