Viernes 07, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Nacionales

“Bono Proteger es plata de nosotros mismos”

Afectados reclaman desatención del gobierno:

  • Iary Gómez, gerente general de Grupo Extra, conversó con Albino Vargas, secretario de ANEP, Daniela Hernández Barrantes y Eduardo Espinoza Sequeira, afectados por las crisis.

  • Daniela Hernández Barrantes.

  • Eduardo Espinoza Sequeira.

El manejo del gobierno para las entregas del bono Proteger se convirtió en un completo desorden y la suerte por recibir el beneficio se encuentra en el aire.
La mayoría de la población aún no entiende el criterio para seleccionar más rápido a unos que a otros, incluso los motivos por los cuales algunos no reciben el subsidio desde el propio 9 de abril, día en que se hizo de conocimiento público la plataforma.
Iary Gómez, gerente general del Grupo Extra, conversó con Daniela Hernández Barrantes y Eduardo Espinoza Sequeira, quienes relataron su situación crítica. Se hicieron acompañar en la entrevista por Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).
Nunca imaginaron que un simple formulario para rellenar se convirtiera en un dolor de cabeza.
Aquí un extracto de la entrevista.

¿Cómo los impactó la pandemia del Covid-19 en materia económica?
-Daniela Hernández: Me dedicaba a demostradora, salí en febrero anterior, luego empecé a trabajar independiente, mi esposo y yo vendíamos verduras. Al principio nos iba bien, pero resulta que empezaron a bajar las ventas, entonces los dos decidimos meternos en la plataforma del bono Proteger en el mismo momento, solo me calificaron a mí, él no recibió nada.
¿Cuándo le hicieron el depósito?
-Hernández: A mí me lo dieron el 8 de mayo por ¢125.000 y el segundo nunca me llegó. Vamos por dos meses que no lo recibo.
¿Qué se imaginó en un inicio cuando salió la plataforma el 9 de abril?
-Hernández: Lo que pensé fue que era una ayuda del Estado. Igual yo soy estudiante, curso el noveno año, había solicitado una beca para una ayuda, pero nada. Al ver esta plataforma (bono Proteger), sabía que sería de gran ayuda porque pagamos casa y tenemos un niño. Creí que me ayudaría bastante, pero por lo que he visto ya no. Igual ya no creo que me vayan a dar el dinero.
Grupos de personas se reunieron para llenar el formulario, a algunos se lo dieron y a otros no. ¿Conoce vecinos con alguna situación similar?
-Hernández: En mi familia una tía lo llenó porque se quedó sin empleo y mi mamá también, a ellas les ha llegado el segundo. Incluso a mí me depositaron primero y a ellas después. En este caso, ahora soy la que quedé sin el segundo depósito. Tenemos un grupo de WhatsApp de 34 personas donde se exponen estos casos e indican que nos han dejado fuera sin alguna explicación.
¿Tuvo contacto con alguien del Ministerio de Trabajo para exponer su situación?
-Hernández: Sí, claro. Llamaba a la plataforma del chat y ahí no saben a uno decirle nada. He llamado al IMAS y no me dicen nada de qué pasó, sino que le tiran la bola al Ministerio de Trabajo, una llama ahí y le tiran la bola al otro. Es un jugueteo total.
¿Cuál es su caso?
-Eduardo Espinoza: Yo soy vecino de Limón. Trabajaba en una fábrica, pero con todos estos problemas empezaron a despedir personal. Mi madre era trabajadora independiente, vendía productos alimentarios, decidimos meter el formulario, a ella sí le vino el primero y el segundo.
¿Cuándo le tocaba recibir el desembolso?
-Espinoza: El 8 de mayo me tocaba el primer desembolso, pero son fechas de que no recibo nada. De hecho, a mi mamá le tocaba el 3 de este mes y no recibió nada. Uno intenta comunicarse y lo que pasa es que uno termina discutiendo con los operadores. Lo único que dan es un correo para presentar el caso y en el correo uno manda lo que le piden.
¿El depósito lo ve como una ayuda del gobierno?
-Espinoza: Antes de esta situación de la pandemia no teníamos la necesidad de estar pidiéndole al gobierno. En lo personal no es una ayuda, sino es plata de nosotros mismos porque son impuestos que nosotros pagamos. Intentamos comunicarnos con Raimundo y todo mundo, pero no obtuvimos respuesta.
¿Cuánta complejidad tuvo para rellenar el formulario?
-Espinoza: Recientemente salió un vocero del Ministerio de Trabajo y no me pareció que haya dicho que pudo haber un dedazo (para cancelar el formulario de solicitud), cosa que no puede ser, porque yo tengo una prima que lo canceló porque consiguió trabajo. Para cancelar esa solicitud, tiene que darle “cancelar solicitud”, luego lo traslada a una plataforma que dice por qué motivos usted lo va a cancelar y luego tiene que darle enviar. Ellos se limpiarán las manos diciendo que es un dedazo, pero no lo es. ¿Quién a estas alturas de esta situación de la pandemia va a cancelar una solicitud de esas?
¿Percibió de igual forma que a unos les llegó el depósito más rápido que a otros?
-Espinoza: Sí. De hecho, le ayudé a mi tía porque no es muy tecnológica. A ella le llegó y a mi mamá los dos depósitos. Pero son fechas de que debería llegarles el tercero y no ha llegado. Tengo dos meses de esperar el primero, pero nada que llega.
¿Qué se escucha en los grupos de WhatsApp?
-Espinoza: Me da cólera lo que uno escucha en los grupos de WhatsApp. Estoy pasando por la misma situación y uno tiene sentimientos. Hay una muchacha casi llorando porque no sabe qué hacer. Soy uno que en estos días tengo que pagar casa. ¿Cómo? No sé. Hay personas que ya echan todo a la borda y eso me enoja.
¿Cómo se sienten por que quienes están mejor acomodados reciban el beneficio más rápido que otros que atraviesan una situación crítica?
-Espinoza: Hay gente que tiene una situación medio vacilona o que nada más metieron la solicitud por meterla y no lo ocupan. Esas son las personas que menos le importa, entonces nos pusimos las pilas haciendo lo posible para conseguir por dónde nos hicieran caso. Pero ahí se escuchan muchas cosas que no saben qué hacer, gente que tiene que pagar casa, gente que no tiene ningún solo plato de comida porque es increíble.
¿Acudieron a la Defensoría de los Habitantes?
-Espinoza: Pusimos el caso todos, absolutamente todos enviamos un correo a la encargada de Asuntos Económicos, Rosaura Meza Bonilla. Son fechas en las que no hemos recibido respuesta, hemos llamado, bombardeado por todo lado. Lo que nos dicen es que debemos esperar respuesta del Ministerio de Trabajo.
¿Cómo catalogan la ayuda estatal en materia de diarios?
-Espinoza: El gobierno se escuda en la alimentación que está dando por parte del Ministerio de Educación Pública. Le dicen que es una ayuda, pero hay gente que está ciega que cree hay que agradecer y no es así. Estudio de noche gracias a Dios, mi hermano va a la escuela, pero si no fuese por eso ahorita nos estaríamos comiendo las uñas. Eso no alcanza para el mes porque mi hermano tiene 8 años.
¿Con el bono Proteger alcanza para satisfacer las principales necesidades familiares?
-Hernández: A mí solo me alcanza para pagar el alquiler. De ahí en fuera tengo que jugármela para comprar comida.
-Espinoza: No alcanza. Tenemos que pagar casa, agua, luz, son demasiados gastos. Uno se las ingenia, pero el panorama es muy difícil.
¿Hubo mucha tramitología en el proceso de notificaciones?
-Hernández: Para mí no fue muy difícil. Fue difícil lo que se me vino después.
-Espinoza: En la mente de uno. Nos dan el bono el 8 de mayo, el 11 de junio viene el otro y por ahí del 13 el último desembolso, pero hubo mucho desorden.
¿Creen que el gobierno se burla de las clases más vulnerables?
-Espinoza: El gobierno y todas sus entidades pintan una cosa que no es la realidad. Pero son demasiadas cosas que se ven en esos grupos, que no tienen comida, gente que se sale porque se enoja debido a la desesperación. Para mí es una burla que digan que “por dedazo” cancelé la solicitud porque son 3 pasos para cancelar la solicitud. Tras de eso nos dicen por qué uno renuncia.
¿Han sentido en algún momento que ya el dinero no les alcanza?
-Espinoza: Ahorita no tenemos ningún cinco en la bolsa. El otro mes también hay que pagar luz, casa, no sabemos de a dónde, tal vez conversando con la dueña de la casa. Pero, ¿por qué uno tiene que estar pasando esto? Solo porque al gobierno se le pega la gana. Tengo mi ROP, ¿dónde está? ¿Por qué tengo que estar mendingándole plata al gobierno si yo tengo mi ROP? No estaríamos en estas payasadas del gobierno.
¿Conocen casos de beneficiados que no le dan un buen uso?
-Hernández: La necesidad es muy grande y tengo conocidos que pidieron el bono, lo agarraron y lo primero que hacen es comprar drogas o para tomar. Tengo un conocido ahí y el primer bono para eso lo agarró, para irse de fiesta e invitó a todos los compas y eso es una completa injusticia porque hay muchas personas con necesidades.
¿Cómo se da el acercamiento de ustedes con ANEP?
-Espinoza: Hubo una nota en televisión donde estaban criticando a la ministra de Trabajo que era una incompetente. Como no sabíamos más qué hacer, vimos la nota, empezamos a invadir de mensajes a Walter Quesada y nos dio la luz para dar con él. Luego hubo una reunión con el señor Albino Vargas, fueron dos integrantes del WhatsApp con él y fue cuando lo contactamos a él.
¿Cómo se involucra ANEP en esta causa?
-Albino Vargas: Escuchamos a este grupo de trabajadores afectados por la pérdida del empleo a raíz de la crisis económica derivada de la pandemia y que estaban presentando problemas para acceder a lo prometido con el bono Proteger. Los escuchamos en ANEP y hablamos de la importancia de la experiencia que ellos viven como personas jóvenes y que están sufriendo del desempleo.

PERIODISTA: Greivin Granados

CRÉDITOS: Fotos: Herbert Arley

EMAIL: [email protected]

Martes 14 Julio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA