Miércoles 05, Agosto 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Espectáculos

Bajo el mismo techo por los hijos

Dr. Mauro Fernández / Un Mundo Sexual

  • Bajo el mismo techo por los hijos

  • Le di vuelta y creo que me pegaron

Soy un hombre casado de 33 años. Me casé porque mi esposa quedó embarazada. El matrimonio nunca funcionó, pero decidimos seguir juntos por los dos hijos que tenemos. Hace ya casi ocho años que yo duermo en otro cuarto y no tenemos relaciones. Aunque no nos llevamos mal, tampoco nos llevamos muy bien, somos como dos extraños viviendo en el mismo techo. Lo hacemos por los hijos, pero no sé hasta qué punto está bien.

 

La vida en pareja no solo se establece para proteger y criar a los hijos sino también, entre muchas otras funciones, para servir de ejemplo sobre cómo debe ser el convivio marital. 

El niño fija sus primeras expectativas precisamente de esa vivencia cotidiana que observa en el seno del hogar. Por eso, parejas que apenas se hablan, que no se profesan cariño, parejas en las que cada uno vive por su lado y conviven en forma pasiva distorsionan desde temprana edad el modelo mental del infante sobre lo que se debe esperar de los vínculos afectivos.

Muchas parejas tiran muy pronto la toalla y dejan de vivir como parejas, pero, erradamente, siguen juntos en el nombre de los hijos sin saber el daño que les están provocando y sin entender que ante un problema marital la verdadera salida, hoy más que nunca, es buscar ayuda profesional.

Hoy contamos con nuevos enfoques que nos permiten revitalizar relaciones que a simple vista se ven acabadas, hoy podemos determinar los verdaderos orígenes de muchos de los conflictos maritales y podemos elaborar en conjunto con la pareja formas loables para superarlos. Por eso, más que un nocivo convivio apático y distante, vale la pena darse una oportunidad buscando ayuda profesional.

 

 

Le di vuelta y creo que me pegaron

 

Soy un hombre de 42 años, vivo en unión libre. Soy electricista, hace cuatro días fui a hacer un trabajo a la casa de una compañera de la escuela que siempre me gustó. Tuvimos relaciones, fue algo rápido porque yo me sentí muy mal, pues nunca había sido infiel. El problema fue que no usé condón. Ayer comencé a botar mucho pus por el pene y me arde. No sé qué hacer. Por dicha solo he tenido una relación con la doña.

 

Las relaciones sexuales que ocurren de manera inesperada suelen ser fuente de contagio porque con frecuencia no se utiliza el preservativo. Los estudios también mencionan que rara vez se adquiere solo una infección, sino que con frecuencia son varias, de tal manera que en estos casos es recomendable realizar exámenes completos para detectar las diferentes enfermedades de transmisión sexual.

La presencia de pus en abundancia que sale por el caño de la orina es muy sugestiva de una gonorrea, y es común que, además, la gonorrea se acompañe de otra bacteria llamada clamidia, afortunadamente ambas se tratan y se erradican con diversos esquemas de antibióticos. En estos casos se corrobora el diagnóstico a través de unos exámenes especiales que se realiza analizando la secreción purulenta.

La idea ante todo es evitar las relaciones sexuales con la pareja para impedir que se propague el contagio. Sin embargo, si ya se mantuvo, aunque sea una sola relación, es necesario realizar exámenes, porque existe la probabilidad de infección en ella aun cuando no presente síntomas. De tal forma que es importante una conversación directa, franca, para aclarar la situación y explicarle el riesgo que corre.

PERIODISTA:

EMAIL:

Jueves 09 Julio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA