Sábado 26, Septiembre 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Magistrada acusa a Walter Espinoza de mentiroso

Por trasladar responsabilidad en falta de protocolos

  • Espinoza ha debido acudir a dos comparecencias ante los diputados, donde reconoció la falta de protocolos diferenciados para búsqueda de mujeres

  • Roxana Chacón coordina la Comisión de Género y le pide al director OIJ una mejor comunicación

  • Este es el inicio de la carta en que la magistrada Chacón invita a Walter Espinoza a una reunión

Roxana Chacón, magistrada de la Corte Suprema de Justicia, arremetió contra el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, por decir que no era responsabilidad de dicha institución la falta de protocolos diferenciados para la atención de búsquedas de mujeres desaparecidas.

Chacón es la coordinadora de la Comisión de Género del Poder Judicial, uno de los órganos a los que Espinoza en comparecencia ante los diputados responsabilizó de que no se hayan elaborado esos protocolos especiales.

“En esas declaraciones, usted traslada a la Comisión de Género y a la Secretaría Técnica de Género y Acceso a la Justicia, la responsabilidad de tal ausencia, afirmación sostenida que no es cierta”, afirma la magistrada en la misiva enviada al jerarca del OIJ.

Incluso deja claro que la Secretaría y la Comisión han sido ejemplo a nivel nacional e internacional por el esfuerzo y trabajo realizado para que el tema de género reciba el lugar que merece a lo interno del Poder Judicial.

Adujo que no es a estos órganos a quienes les corresponde desarrollar este tipo de funciones, sino a cada una de las instituciones que atiende los diferentes eventos.

“La Comisión de Género lidera e impulsa; la Secretaría Técnica de Género coadyuva y acompaña procesos, pero no coadministra con los diferentes ámbitos, especialmente cuando se trata de una instancia como la policía judicial que cuenta con su propia Ley Orgánica”, le recordó la magistrada a Espinoza.

Agrega que “es importante recordar que es responsabilidad de todo órgano de la administración pública observar las sentencias emanadas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sobre las cuales el control de convencionalidad y el principio de legalidad no permiten alegar desconocimiento”.

Es por esto que incluso expuso que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en su informe “Acceso a la Justicia de Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en Mesoamérica”, 2011, establece: “La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado que en casos de violencia contra las mujeres el deber de investigar efectivamente tiene alcances adicionales. Asimismo, para conducir eficazmente una investigación, los Estados deben investigar con una perspectiva de género”.

Es decir, que ya esos pronunciamientos del organismo internacional dejan claro que se deben tomar cartas en el asunto y en el caso de Costa Rica es algo que le corresponde a este cuerpo policial.

“Son las diferentes entidades y oficinas del Poder Judicial representadas en la Comisión de Género, entre las que se encuentra el OIJ, las llamadas, de manera proactiva, a identificar las brechas de género en sus ámbitos respectivos, proponer acciones y solicitar asistencia y coordinaciones colaborativas estratégicas con la Comisión y la Secretaría Técnica”, dicta la carta.

 

MACHISMO

 

Otra de las cuestiones que han salido a relucir en los últimos días es cómo los patrones dictados por el machismo se reproducen a lo interno del Organismo de Investigación Judicial.

Según la propia magistrada, eso quedó demostrado en la forma cómo se manejó la desaparición y muerte de la joven Luany Valeria Salazar Zamora, donde los estereotipos dictaron la línea de investigación.

“Las investigaciones por la desaparición y muerte de la joven han puesto de manifiesto la ausencia de esos protocolos en el OIJ para investigar esas desapariciones con una perspectiva de género, protocolo que debe ser diferenciado para el caso de las mujeres”, señala el texto.

También aseguró que esto tampoco es culpa de la Comisión o la Secretaría porque los esfuerzos por parte de ellos se han hecho y si no han sido cumplidos o supervisados por los jerarcas es un asunto que ya no les compete.

“Ni la Comisión ni la Secretaría son responsables de que, a pesar de los múltiples esfuerzos y capacitaciones, haya funcionarias y funcionarios de cada ámbito, quienes, independientemente de su jerarquía, persisten en fomentar los estereotipos de género y descalificar la credibilidad de la víctima, al responsabilizarla por las violencias que sufren”, manifestó Chacón.

Y esto es un punto que incluso los diputados también señalaron. Por ejemplo, José María Villalta afirmó que cuando se da una denuncia -dependiendo la edad- se asume que se fugó con el novio y eso no puede ser.

Igual que cuando se asume que por tener cierto tipo de trabajos o haber sido novia de algún sujeto, se asume que ella buscó lo que le está ocurriendo, lo cual no se debe permitir bajo ninguna circunstancia.

 

TRABAJO CERCANO

 

Finalmente la magistrada pide que se dé un trabajo más cercano entre el OIJ y estos órganos que permita eliminar las falencias que se reconocieron, por lo que ahora corresponde unirse.

“Se hace necesario una coordinación más efectiva, entre la Dirección del OIJ y la Comisión y Secretaría Técnica de Género del Poder Judicial, con la finalidad de establecer un canal de comunicación más abierto, y así poder profundizar en acciones adicionales y conjuntas sobre puntos que hemos visualizado de vital importancia en el abordaje investigativo de las diferentes violencias de género en perjuicio de las mujeres”, afirma Chacón.

Ahora el objetivo debe ser solo uno y es que las mujeres tengan garantía de que se va a trabajar de la mejor manera en las denuncias que ellas interpongan o cuando se avise sobre una desaparición.

“En tal sentido, y de la manera más respetuosa, le invito a una reunión, el próximo jueves 9 de julio del 2020, en el sexto piso, Sala Segunda de la Corte Oficina 602 con la suscrita, y la jefatura de la Secretaría Técnica de Género, con el fin de exponerle los temas que requieren de una atención inmediata”, le invita la magistrada a Espinoza.

Esto con la idea de trabajar apegados a los lineamientos de la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Mujeres, la Convención de Belén do Pará, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros.

 

AVANZANDO

 

Sin embargo, antes de que se presentara la carta de la magistrada, ya Espinoza aseguró que luego de la recomendación de los legisladores se habían encendido las alarmas para trabajar en estos protocolos y hacer la diferenciación que sea necesaria.

Lo primero que aclaró es que los cambios no pueden hacerse por su propia voluntad, sino en conjunto con el Ministerio Público, ya que es la institución con la cual trabajan.

“El Organismo de Investigación Judicial no se manda solo, entonces nosotros no podemos emprender esta actividad sin control y verificación del Ministerio Público, ya doña Emilia Navas me respondió y nos puso personal a disposición”, afirmó el director. 

Por eso ahora con la disposición del OIJ, el Ministerio Público y la Comisión y Secretaría de Género, se pensaría que pronto se podría tener un mejor protocolo para atender estas situaciones.

 

PERIODISTA: Jarmon Noguera González

EMAIL: [email protected]

Sábado 04 Julio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA