Domingo 12, Julio 2020

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° San José, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Alajuela, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Cartago, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Heredia, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Limón, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Guanacaste, CR

  • Pronóstico del tiempo

    ° / ° Puntarenas, CR


Sucesos

Ciberestafadores sacan ventaja de la pandemia

OIJ reporta aumento en cuatro formas de timar

  • Muchas veces las víctimas son contactadas por redes sociales

  • Los estafadores suelen actuar solos o con ayuda de dos personas

Durante los últimos meses los delincuentes dedicados a ejecutar estafas o timar personas mediante redes sociales sacan provecho de la emergencia que enfrenta el país a causa de la pandemia del Covid-19.

De acuerdo con Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), este tipo de acciones fraudulentas se detectaron en los últimos años, pero durante este periodo se reporta un aumento en las denuncias.

La mayoría de las víctimas son ciudadanos que guardan la cuarentena en casa o bien que a raíz de necesidades económicas utilizan las redes sociales para vender productos o servicios.

Los cuatro métodos más comunes que los delincuentes utilizan para timar son conocidas como estafa de compra por Internet, estafa de venta por Internet, préstamo de dinero y estafa de la maleta.

Para la policía judicial hay una cifra oscura de la cantidad de víctimas de este tipo de delitos porque muchas de ellas se sienten avergonzadas, sin embargo hasta finales de mayo solo en la provincia de San José se contabilizan 144 por compra y venta por Internet, 43 por estafa de préstamos y 37 por el timo de la maleta.

“Una gran cantidad de personas no presentan denuncias, incluso las que vienen al OIJ se sienten avergonzadas o hablan primero de un asalto o algún tipo de robo y cuando hablan con el investigador confiesan con pena que fueron víctimas de ese tipo de estafa”, reveló.

De acuerdo con Espinoza, estos delitos generalmente los cometen grupos pequeños integrados por dos o tres personas, incluso en algunos casos se determina que los ejecuta un único timador.

Además las autoridades judiciales no descartan la posibilidad de que también sean realizados por privados de libertad.

 

COMPRAS POR INTERNET

 

Aquí la estafa comienza cuando una persona publica la venta de algún objeto o artículo y su publicación genera interés en una víctima que establece un contacto para solicitar información.

Cuando se ponen de acuerdo con el precio, el estafador le envía un número de cuenta para que haga la transferencia por el valor del producto y a cambio de esto le envía el artículo por correo o encomienda, sin embargo el ofendido hace el pago y nunca recibe nada a cambio.

“El perjuicio de la víctima es el dinero que depositó a cambio de la obtención del objeto. Los montos de dinero no son de gran connotación, pero sí impacta a la población, sobre todo en estos tiempos de recesión económica, toda vez que se trata de estafas que van desde los ¢20.000 hasta los ¢200.000, que son sumas importantes y de las que cuesta recuperarse”, comentó.

Entre los artículos más comunes utilizados en este timo se incluye los Nintendo y cualquiera que sirva para el entretenimiento de la familia en casa, las computadoras para que aquellos que estudian tengan oportunidad de recibir clases virtuales y otros equipos electrónicos.

 

VENTA POR INTERNET

 

De acuerdo con Espinoza, este timo se trata de una persona que de manera leal y honesta utiliza las redes sociales para vender un bien y en determinado momento es contactada por un estafador que le manifiesta su interés en adquirir ese artículo.

En ese momento el timador finge estar de acuerdo con el precio y le pide un número de cuenta a la víctima para supuestamente hacerle el depósito del dinero. Al mismo tiempo le indica que recogerá el producto inmediatamente con un sistema de encomiendas, un taxista u con otro tipo de transporte.

Tras obtener el número de cuenta, el estafador crea un falso recibo de depósito agregándole los datos facilitados por la víctima para luego tomarle una fotografía y enviar la imagen vía WhatsApp o correo electrónico.

“La persona confiada en que ya tiene el depósito entrega el objeto que está vendiendo y luego cuando llama al banco se percata de que no hay ningún depósito, que la imagen que le enviaron es falsa y nunca hubo un traslado de dinero”, explicó el director del OIJ. 

En una situación como esta Espinoza asegura que lo recomendable es que antes de entregar el bien se verifique con la entidad bancaria si le hicieron el depósito. 

 

PRÉSTAMO DE DINERO

 

Respecto a este método de estafa Espinoza asegura que en las últimas semanas toman protagonismo y se detectan más casos porque hay muchas personas que requieren algún tipo de financiamiento o rescate económico.

En este caso la víctima contacta por redes sociales o vía telefónica a una empresa o persona que dice prestar dinero sin condiciones ni requisitos.

El supuesto prestamista le pinta un panorama inmejorable, le indica que solo con el nombre y la cédula le facilitarán el préstamo, pero a cambio debe hacer una transferencia de dinero a una cuenta bancaria por aparentes trámites administrativos.

“La víctima hace el pago y nunca recibe el préstamo. El engaño es claro y provoca mucho perjuicio porque sobre todo se dirige a un segmento de la población que tiene necesidades económicas evidentes y en determinado momento ni siquiera es sujeto de crédito en el sistema financiero normal, entonces recurre a estos métodos para obtener posibilidades de financiamiento.

Eso es aprovechado por los defraudadores para pedirle dinero a cambio del préstamo y provocarle un perjuicio muy fuerte, dejándolo en peores condiciones de las que inicialmente tenía”, añadió el jefe policial.

 

ESTAFA DE LA MALETA

 

El cuarto y último método de estafa que gana fuerza en las ultimas semanas es el de la maleta. Tome en cuenta que en esta situación la víctima es aquella persona que ofrece un negocio, servicio, propiedad o arrendamiento.

Aquí el ofendido es contactado por el estafador, quien finge estar interesado en la adquisición del bien o servicio, pero antes de esto le manifiesta que para cancelarle el dinero primero necesita que le haga un favor: recoger una maleta en el aeropuerto.

De acuerdo con Espinoza, el timador inventa la historia de que sufrió un atraso que le impidió retirar el equipaje, por lo que le solicita dinero al afectado y además que vaya por su maleta a la terminal aérea, cuando la recoja le cancelará el bien y además le devolverá la plata que le prestó.

“Cuando logran un acuerdo entre precio y bien, el estafador le dice que para recoger la maleta tiene que hacer un depósito en una cuenta y el afectado convencido de esta circunstancia lo hace. Cuando se presenta a recoger la maleta, esta no existe y el fraude es evidente”, explicó.

Cabe destacar que para convencer a la víctima el estafador le dice que conoce un familiar o amigo, pero en realidad lo que hizo fue buscar esa información en redes sociales, lo que le permite generar confianza en la víctima.

Espinoza afirmó que se debe tomar en cuenta que en cualquiera de estos casos recuperar el dinero es prácticamente imposible porque una vez depositado, el estafador lo retira, dificultando la posibilidad de rescatarlo.

Asimismo fue enfático y aclaró que todos los involucrados en el proceso de estafa son investigados, principalmente los dueños de las cuentas bancarias en que se deposita la plata, sin embargo por cuestiones procesales muchas veces en las pesquisas se complica el rastreo de los movimientos bancarios.

“En este proceso, como les he dicho en muchas oportunidades, ya sea para determinar quién es el propietario de la cuenta, el receptor del dinero y cómo se movieron los fondos por circunstancias relacionadas con temas formales y procesales de nuestro sistema de administración de justicia el OIJ dura meses.

No es porque no quiera ser ágil, es porque el sistema lo impide y precisamente por eso hemos hablado en otras oportunidades de brindar una vía que facilite al Ministerio Público y al OIJ la obtención de datos de manera inmediata”, concluyó.

 

SIGA ESTOS CONSEJOS Y NO CAIGA

 

Siempre sea desconfiado.

No deposite dinero, a menos que tenga el bien en sus manos.

Haga compras de forma personal o mediante contacto directo.

Busque en redes sociales recomendaciones acerca del vendedor o comprador.

Si lo estafan bloquee el contacto para evitar futuras extorsiones.

No entregue los bienes en su casa porque también pueden amenazarlo.

No facilite información de sus cuentas bancarias.

Recuerde que en un préstamo los gastos administrativos ya vienen deducidos.

Recuerde que en época de pandemia los viajes al extranjero han disminuido.

Siempre que le pidan dinero a cambio de algo es probable que quieran estafarlo.

PERIODISTA: Mónica Matarrita Mora

CRÉDITOS: Fotos: Archivo

EMAIL: [email protected]

Martes 30 Junio, 2020

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA